El Museo del Romanticismo celebra los 10 años de su reapertura con cinco días de entrada gratuita

Entre el 3 y el 8 de diciembre el Museo Nacional del Romanticismo puede visitarse de manera gratuita con motivo de la celebración del décimo aniversario de su reapertura al público. Además, visitas guiadas y tarta gratis y horario ampliado los festivos 6 y 8

El 4 de diciembre del año 2009 reabría sus puertas el Museo Nacional del Romanticismo, tras un largo paréntesis en su actividad. Este miércoles se cumple una década de dicha fecha, con la institución de la calle de San Mateo convertida en un importante referente cultural de Madrid y en una pieza fundamental para los barrios de Universidad y Justicia, entre los que se encuentra.

Para celebrar estos 10 años de nueva vida, entre los días 3 y 8 el museo abrirá gratuitamente sus puertas, ofertando además visitas guiadas gratuitas, a cargo de sus voluntarios culturales, a las 12:30 de los días 3, 4 y 5. Y como no hay buena celebración de cumpleaños sin su pastel, mañana miércoles, los visitantes que estén en el museo a las 11 y a las 17 horas podrán degustar un trozo de tarta en el Café del Jardín.

Centro de referencia en el estudio del movimiento cultural del romanticismo, durante la última década este espacio ha incrementado el número de visitantes que reciba, desde los 89.000 de su reapertura hasta casi alcanzar por primera vez los 100.000, cifra con la que se prevé cerrar 2019. La colección del museo también ha ido creciendo durante estos años gracias a compras, donaciones y legados, con más de 1.779 fondos nuevos de las diversas colecciones que lo componen: pintura, miniatura, artes decorativas o juguetes, entre otras.

El Museo del Romanticismo apuesta por el dinamismo, la apertura y la modernidad, lo que se refleja en una serie de propuestas innovadoras por las que ha ido apostando, como el ciclo de conciertos de música pop en su salón de baile -A las Veinte Cero Cero- o las múltiples actividades que ha desarrollado pensadas principalmente para un público joven entre el que se quiere dar a conocer el atractivo del siglo XIX (talleres y cursos de cómics, charlas sobre moda gótica…). También ese espíritu se refleja en su actividad en redes sociales, donde cuenta con perfiles en todas las principales redes, con más de 53.400 seguidores en Twitter, y en el hecho de ser, por ejemplo, el primer museo en España que tuvo una cuenta en Spotify, en la que se incluye una lista de canciones creada específicamente para acompañar las visitas.

Su amplio programa de actividades culturales, gratuitas en su práctica totalidad, lo han asentado como un destino cultural de referencia: visitas, talleres para todas las edades (niños, jóvenes, adultos y familias), conciertos, conferencias, visitas teatralizadas, club de lectura, cuentacuentos, y un largo etcétera. Así, la programación de exposiciones temporales ha ido adquiriendo gran importancia dentro de la actividad del museo y permite ahondar en aspectos relativos a la cultura y la vida durante el Romanticismo. Prueba de ello es la curiosa muestra recién inaugurada que ahora puede verse en él, Teje el cabello una historia, dedicada al peinado y usos del cabello durante el siglo XIX; o la también reciente y activa (acaba el 7 de diciembre) exposición temporal dedicada al libro El Vampiro, de Polidori, con la que se repasa y rinde homenaje a la literatura protagonizada por esas criaturas que se alimentan de sangre humana.

Junto con el museo y su actividad, su plantilla también ha crecido en estos 10 últimos años, tanto el personal funcionario como el laboral, incrementado recientemente con la incorporación de un nuevo equipo de Mediación Cultural, que ha permitido que la acogida y la experiencia de la visita por parte del público haya mejorado notablemente al sumarse a la labor fundamental que durante estos años ha realizado el personal de sala y atención al público. El museo cuenta también con un equipo de voluntarios culturales, cuyo trabajo desinteresado, guiando grupos de visitantes, ha sido constante.

De titularidad estatal, adscrito al Ministerio de Cultura y Deporte, el Museo del Romanticismo fue creado en 1924 gracias a Benigno de la Vega Inclán. Tras un periodo de cierre y reformas (entre 2001 y 2009), volvió a abrir sus puertas cambiando ligeramente su nombre (de Museo Romántico a Museo Nacional del Romanticismo) y con salas renovadas. Se le otorgó la denominación de Nacional por haber alcanzado una singular relevancia dentro del panorama museístico español por su finalidad y objetivos, así como por la importancia de las colecciones que conserva.

Deja un comentario