La policía desaloja al Hogar Social Madrid del edificio ocupado en Cristino Martos

La organización neonazi ocupaba esta antigua sede del sindicato CC.OO, perteneciente al ministerio de Trabajo, desde noviembre de 2018

Un momento del desalojo del Hogar Social Madrid | SOMOS MALASAÑA

Un numeroso despliegue policial ha desalojado en la mañana del jueves la actual sede de la organización neonazi Hogar Social Madrid (HSM), situada desde hacía más de un año frente a la plaza de Cristino Martos, en una antigua sede de CC.OO cedida por el Ministerio de Trabajo que estaba sin uso por aluminosis.

Varias unidades de furgones de la Policía Nacional, que ocuparon la citada plaza al amanecer y también la cercana calle Princesa, estaban preparadas a primera hora para el desalojo, que se ha producido sin incidentes. También se retiraron las banderas del HSM que ondeaban en la fachada del inmueble desde el 3 de noviembre de 2018, fecha en la que forzaron las puertas del edificio.

La ocupación de Cristino Martos está denunciada desde el mismo 3 de noviembre de 2018 por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, titular del inmueble. El juicio por usurpación tenía fijada la primera vista para el 26 de marzo de 2019, pero las acciones judiciales no prosperaron y el Gobierno reiteró las denuncias el 10 de abril del pasado año «con objeto de recuperar la posesión del citado edificio», explicaron hace dos meses fuentes del ministerio a Somos Malasaña.

«Este Ministerio se mantiene en contacto con la Abogacía del Estado y sigue a la espera del señalamiento de fecha para la celebración del juicio oral que permita el desalojo del edificio, previa resolución judicial», añadieron en su momento.

Operarios municipales tapian la entrada de San Bernardino al edificio que estuvo ocupado por Hogar Social Madrid | SOMOS MALASAÑA

Hogar Social Madrid denuncia que el desalojo ha dejado en la calle «a 30 personas» sin recursos que vivían allí. La organización, desde hace años, da cobijo y ofrece alimentos a personas sinhogar y otros colectivos con la única condición de que sean españoles. A media mañana, varias de esas personas permanecían en algunos de los bancos que hay en Cristino Martos indicando que no sabían dónde dormirían a partir de hoy.

En la misma plaza quedaban esparcidas por el suelo bolsas con comida y otros artículos que Hogar Social acumulaba en el edificio y que se repartían entre españoles en busca de ayuda, mientras que operarios municipales procedían al tapiado con ladrillo de las distintas puertas de entrada.

La llegada al barrio de Universidad del HSM, caracterizado por sus discursos racistas y de odio, inquietó durante más de un año a un vecindario de gran diversidad multicultural, votante mayoritariamente de izquierdas en las últimas citas electorales y que pidió la expulsión de los ocupas del lugar en diversas acciones.

El desalojo se produce, circunstancialmente, dos días después de que saliera adelante el nuevo gobierno de coalición en España, que previsiblemente dejará Trabajo en manos de una ministra de Unidas Podemos –Yolanda Rodríguez-. Será este área la que tenga que decidir qué hacer con este edificio en una zona necesitada de dotaciones sociales y en la que la Comunidad de Madrid tiene pendiente la construcción de un centro de salud.


Más información:

 

 

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña

Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

8 Comentarios

  1. jijijijajaja

    joderos putos nazis mucho habeis durado, os tenian que haber quemado vivos putas mierdas con ojos malnacidos

    Responder
  2. carlos

    Estos del Hogar Social que son una 30 persona, 8 ancianos, varios enfermos, sin hogar, con hambre y sin ayudas son neonazis y extrema derecha. Los que cortan carreteras en cataluña y queman contenedores, o los del bildu hombres de paz. Y así con todo con esta izquierda comunista

    Responder
  3. Juan Josué

    Espero que el vicepresidente del gobierno «progresista» Pablo Iglesias ofrezca a HSM una «solución habitacional», como reivindica para otros colectivos cuando son desalojados.

    Responder
    • laurafp3

      No os va a dar una mierda los nazis sobrados en esta sociedad y nuevo gobierno pedírselo a abascal el medio árabe de vox

      Responder
  4. @capitan_malasana

    Ni Hogar Social ni Patio Maravillas, unos en un edificio abandonado y otros en un solar. El barrio merece soluciones culturales y sociales más dignas, menos cutres y tercermundistas para todos los vecinos. Pero claro… con los alcaldes que ha tenido y tiene Malasaña, es como pedir peras a un olmo.

    Responder
  5. juan

    El hogar social daba comida y casa a los sin techo. Regalos a niños sin recursos… pero son los extrema derecha. El patio maravillas denunciado por ruido y solo se le encontraron litronas… igualitos vaya.

    Pero como somos malasaña es amigo del patio maravillas pues claro, todos los demás son de extrema derecha. Familias españolas desamparadas donde solo el hogar social les atendia, porque claro, todas las subvenciones a los de fuera, y luego os extraña que los vecinos de malasaña estén mas a favor del hogar social y no del patio maravillas. El hogar social no ha tenido ninguna denuncia de ningun vecino. Los vecinos del bloque de al lado ya lo dijeron, que ningun problema. Los del patio maravillas tuvieron denuncias durante años de los vecinos. Así que ya sabéis, seguid criticando al hogar social que lo único que conseguís es aumentar el apoyo. Ojalá encuentren otro sitio pronto, y a ser posibe en la plaza de dos de mayo y ponen un poco de orden

    Responder
    • Justino

      «El patio maravillas denunciado por ruido y solo se le encontraron litronas…» y clases de ingles, de informatica, talleres de escritura y un sinfin de actividades culturales para los vecinos del barrio, de hecho cuando fueron a desalojarlo los vecinos del barrio trataron de evitarlo en masa. El HSM en cambio tiene un gimnasio donde se enseñan tecnicas combate para poder usar luego en las agresiones a inmigrantes, gays e indigentes a los que no consideran suficientemente españoles. El HSM no es extrema derecha, son neonazis a las cosas hay que llamarlas por su nombre. Es gracioso que digas que los vecinos apoyan mas al HSM, ayer no vi a ningun vecino tratando de parar el desalojo como cuando desalojaron el patio.

      Responder
  6. Ana

    Yo vivo al lado y nunca vi entrar ninguna persona sin hogar, así que es mentira que alojaban a 30 familias.

    Responder

Responder a Ana Cancelar respuesta