Dos hallazgos arqueológicos bajo Bailén y Ferraz podrían alargar las obras de Plaza de España

Los trabajos para desenterrar las caballerizas reales aparecidas en uno de los extremos del túnel durarán al menos tres meses

Restos arqueológicos encontrados en Bailén y Ferraz | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Bajo el subsuelo de Plaza de España y sus alrededores está enterrado parte del pasado de Madrid. Es algo que sabe cualquier mandatario municipal. Y también que cuando se abre la tierra en cualquier punto del centro es muy probable que los vestigios de antiguas construcciones salgan a la luz.

El nuevo túnel incluido en el proyecto de Plaza España no es una excepción: el pasado 19 de agosto se hallaron bajo la calle Bailén restos de las caballerizas reales construidas por Felipe II, y esta misma semana han aparecido en Ferraz (la calle de salida del futuro túnel) restos de un muro de -parece- el siglo XVIII o XIX.

Ambos hallazgos han detenido parcialmente las obras más importantes que se llevan a cabo en Madrid. Durante tres meses, los arqueólogos investigarán en la zona de Bailén para desenterrar lo que ya se atisba y valorar el alcance del hallazgo patrimonial. De las prosprecciones en Ferraz todavía no se sabe nada, ya que los técnicos están evaluando el plan antes de presentarlo a la Comunidad de Madrid para poder ejecutarlo.

El Ayuntamiento de Madrid no tiene aún cálculos de cuánto retrasarán estos hallazgos el año de obras y cortes al tráfico previsto en la calle Bailén, pero los últimos antecedentes en la ciudad no arrojan datos halagüeños: la estación de Metro de Gran Vía, que iba a estar acabada el pasado mes de abril, todavía no tiene fecha de apertura después de que se encontraran restos del ascensor original que diseñó Antonio Palacios. Y un conducto de agua que apareció el pasado verano en un punto de la calle San Mateo retrasó las obras del Canal de Isabel II más de un mes.

En Plaza de España, la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid ha autorizado que prosigan las obras en otros puntos y se permitirá la utilización de maquinaria sólo para la eliminación del asfalto y los «niveles arqueológicamente estériles», mientras que el resto de trabajos deberán llevarse a cabo por medios manuales. El corte al tráfico del túnel de Bailén iba a alargarse un año pero a día de hoy ese plazo se antoja difícil de cumplir.

Más información:

1 Comentario

  1. Paola

    Cuando aparecen estos hallazgos la verdad es que es una pena, porque por una parte deberíamos mantenerlos o conservarlos, pero también la ciudad necesita unas mejoras y nuevas construcciones que faciliten la calida de vida de los ciudadanos.

    Responder

Responder a Paola Cancelar respuesta