Así será la nueva Plaza de España: planos y recreaciones de cómo quedará tras las obras

Repasamos en imágenes sus aspectos más destacados en cuanto a movilidad, recorridos accesibles, plantación de árboles y conexiones con zonas verdes

Aspecto final de la Plaza de España tras las obras y nuevas conexiones creadas | AYUNTAMIENTO DE MADRID

El grueso de las obras de Plaza España se acaba de poner en marcha y, coincidiendo con este arranque, el Ayuntamiento ha forrado las vallas que delimitan los trabajos con grandes imágenes explicativas del proyecto, como la que se encuentra sobre estas líneas, que muestran cómo quedará finalmente esta zona de Madrid y las nuevas conexiones que creará entre elementos hasta ahora desconectados por carreteras o por la pendiente.

Uno de los paneles enseña en blanco y negro las dificultados de accesibilidad de la zona y el excesivo protagonismo que hasta ahora ha tenido el tráfico privado en la zona, con muchas zonas de circulación rápida e importantes desniveles de hasta 10 metros:

Carriles que serán eliminados

La nueva movilidad de Plaza España pasa por priorizar al peatón, duplicando la superficie disponible para él hasta los 40.000 metros cuadrados. Además, prevé sendas y carriles ciclistas para atravesarla de norte a sur y de este a oeste y un largo túnel para absorber parte del tráfico rodado. En este artículo analizábamos a nivel técnico algunos de los aspectos más destacados de la movilidad del proyecto.

Planes de movilidad de la nueva Plaza España

Las zonas de juegos protagonizarán la parte sur de la nueva Plaza de España, con una llamativa zona de toboganes y un columpiódromo que incluye hasta 22 columpios de todo tipo en una zona de sombra, rodeada de árboles.

Las nuevas especies vegetales ocuparán buena parte de la zona sur de la nueva Plaza de España, mientras que la parte norte se quedará más despejada para poder albergar eventos en su gran explanada circular. El proyecto contempla la plantación de 1.344 árboles.

La reforma también permitirá recorridos accesibles Este-Oeste y Norte Sur, además de diagonales. Los elementos más novedosos en este sentido serán los dos ascensores que se instalarán en la zona sur de la plaza para salvar el desnivel de su parte superior con la Cuesta de San Vicente.

La Plaza de España servirá de conexión para el centro de la ciudad con algunas de las principales zonas verdes de la ciudad. Un paseante podrá llegar desde el Templo de Debob hasta el Palacio Real en 11 minutos o llegar desde Plaza de España hasta Madrid Río en 13 minutos (o 7 minutos si va en bicicleta), usando los nuevos recorridos que se crearán después de la reforma. Mejorará también los recorridos hasta la Casa de Campo, a la que un corredor podría llegar desde Plaza de España sin tener que detenerse en ningún semáforo.

Por último, esta será la distribución de usos previsto en la nueva Plaza de España:

Más información:

1 Comentario

  1. ademscontribuyente

    precioso precioso.
    pero a buenas horas

    Carmena se te ve el plumero. no eres seria

    Responder

Deja un comentario