El cierre de la estación de Gran Vía se alargará, al menos, hasta finales de 2019 | Somos Malasaña

El cierre de la estación de Gran Vía se alargará, al menos, hasta finales de 2019

La Comunidad de Madrid sigue retrasando los plazos de una obra que iba a acabar este mes pero que se ha ido complicando por hallazgos arqueológicos no previstos por el gobierno regional pero que habían sido indicados por asociaciones en defensa del patrimonio

Estado de las obras en el metro Gran Vía | EZEQUIEL VILLAJOS (@zeque_lin)

Abril de 2019 era la fecha prevista en la que la estación de Gran Vía de la línea 1 de Metro volvería a abrir. Era la gran apuesta electoral del gobierno de Cifuentes para el centro de Madrid, durante una legislatura en la que apenas se ha ampliado la red del suburbano. Pero las obras de remodelación de la estación y la conexión con el Cercanías de Sol van camino de alargarse sine díe.

La información la adelanta este viernes Madridiario, que publica un nuevo plazo para la finalización de los trabajos: último trimestre de 2019. El motivo sigue siendo haber encontrado los restos del histórico ascensor construido por el arquitecto Antonio Palacios hace cien años, un hallazgo que la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio (MCyP) ya advirtió que se produciría y que la Comunidad de Madrid obvió a la hora de redactar su proyecto y empezar a ejecutar la obra. El anterior plazo era junio de 2019.

Fuentes del gobierno regional han indicado a Madridiario que «lo primero es garantizar la seguridad de los viajeros y conservar el patrimonio arqueológico» para justificar el retraso de la obra. La estación de Gran Vía fue cerrada el 20 de agosto de 2018 y, dos días después, se hallaron los restos del citado ascensor, que ahora se intenta proteger y que estuvo a punto de desaparecer en una actuación poco clara de la constructora en diciembre, cuando echó tierra encima del hallazgo, hechos que no han sido aclarados por la Comunidad.

MCyP, consideró entonces la actuación de Metro de Madrid como una “agresión ilegal” y amenazó con denunciar las obras. Desde MCyP reclamaban que se integraran los restos originales en el futuro proyecto de remodelación de la estación de Gran Vía, que está siendo reformada para conectar la infraestructura con el Cercanías de Sol y para instalar cuatro ascensores que la hagan totalmente accesible. También reclamaban que en proyectos como este se hagan labores de arqueología preventiva, al menos a la vez que se redacta el proyecto, para evitar que los hallazgos posteriores obliguen a modificarlo.

Coincidencia del agujero de obras con el antiguo ascensor de Antonio Palacios | MCYP

La reforma de Gran Vía incluye colocar en superficie una réplica del templete que diseñó Antonio Palacios para el ascensor original que estrenó la estación en 1919, año de inauguración del servicio metropolitano de Madrid. Esta iniciativa se ha encontrado con dos escollos por el camino: por un lado, el del Ayuntamiento de O Porriño, que se negó a devolver el citado templete y anunció que incluso mejoraría su entorno para ponerlo en valor.