Encierro nocturno en el Teatro Barceló para exigir un plan de rescate a bares y discotecas

Los dueños de discotecas y bares de copas, que permanecen cerrados en Madrid, reclaman la extensión de los ERTES de su personal

Cartel de un bar de la calle Quiñones pidindo ayuda | SOMOS MALASAÑA

Los empresarios del ocio nocturno se han encerrado esta noche en toda España para exigir la ampliación de los ERTE por Covid-19, que acaban la semana que viene, y un plan de rescate para el sector. En Madrid la protesta estaba convocada en el Teatro Barceló, donde desde las 19.00 del miércoles y hasta las 7.00 del jueves estaba previsto que disc-jockeys, camareros, relaciones públicas, animadores y directores de sala se unieran en la movilización.

La protesta se desarrolla bajo el eslogan «Insomnio: nos habéis quitado el sueño» y «bajo las más estrictas medidas de seguridad y precaución sanitaria», contaban hace unos días los convocantes, la federación España de Noche.

En Madrid, discotecas y bares de copas (los que abrían hasta las 3.00 de la madrugada) permanecen cerrados desde que el gobierno regional decretara su clausura para intentar frenar la extensión de la pandemia. Muchos solo llegaron a funcionar con normalidad durante dos semanas, pues a la apertura a principios de julio le siguió rápidamente el recorte de su horario hasta la 1.00.

El encierro es la segunda protesta de calado del sector, después de manifestaciones y del fin de semana en el que el ocio nocturno de Madrid -especialmente el de Malasaña- cerró sus puertas de forma voluntaria en protesta por las medidas y por la «demonización del sector» que afirman está teniendo lugar desde el Gobierno y medios de comunicación.

«Han convertido a los locales de ocio en la cabeza de turco de una crisis sanitaria gravísima y con dramáticas implicaciones económicas, frente a las que no ha habido capacidad de actuación por parte de las administraciones. Nos han utilizado como cortina de humo para distraer la atención de medios de comunicación y opinión pública», se quejan en un comunicado.

Entre las reivindicaciones de su protesta, los dueños de locales de copas reclaman ayudas para el pago de alquileres, bajada del IVA aplicable en su sector al 4%, suspensión de la cuota de autónomos y una moratoria en al devolución de los créditos pedidos al ICO. Para justificarlo, dan cifras: «el 93,2% de los locales de ocio tienen alquilados sus establecimientos y que el precio medio del alquiler de un bar musical es de 2.400 euros y el de una discoteca 9.600 euros, por lo que cada mes los locales de ocio en España están perdiendo 48’6 millones de euros en alquileres. En definitiva, desde que empezó la crisis, solo en el arrendamiento de locales que permanecen cerrados, las pymes han gastado una media de 14.727 euros; es decir, un total de 243’4 millones de euros en todo el sector».

 

 

Recibe las noticias de Somos Malasaña

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña


Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

1 Comentario

  1. Vecino Preocupado

    No cabe duda de que económicamente es un desastre en casi todos los sectores. Sin embargo, creo que es el momento de que las pymes de ocio nocturno se replanteen el tipo de negocio que quieren ofrecer. En verdad, los locales de copas ya estaban tocados de antes y el coronavirus ha servido de puntilla. Ojalá esto abra un nuevo camino hacia negocios más integrados en el barrio y menos cortoplacistas.

    Responder

Deja un comentario