El Ayuntamiento pide a la Comunidad de Madrid poder multar a las viviendas turísticas ilegales

Fuentes espera tener ese poder sancionador durante el primer trimestre de 2020. Lo considera herramienta indispensable para frenar la proliferación de viviendas ilegales de uso turístico que se está dando en la ciudad y, muy especialmente, en el distrito Centro

Vecinos del centro de Madrid protestan contra las viviendas turísticas ilegales | ARCHIVO

El concejal del Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, Mariano Fuentes, ha anunciado a las asociaciones de vecinos del distrito Centro, en una reunión mantenida este miércoles con miembros de su coordinadora, que el Consistorio va a intervenir en el tema de las viviendas de uso turístico (VUT) sin esperar a que la Justicia resuelva los siete recursos que hay pendientes contra el Plan Especial de Hospedaje que las regula y que trata de frenar la conversión de pisos en alojamientos vacacionales, un plan aprobado por el anterior gobierno de Manuela Carmena y cuya suspensión cautelar fue recientemente denegada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Fuentes ha desvelado que el Ayuntamiento negocia ya con la Comunidad de Madrid tener la capacidad de sancionar económicamente a todos aquellos propietarios de viviendas de uso turístico que estén operando al margen de la legalidad, algo que, según la legislación municipal vigente, ocurre en el 95% de los casos. Sin esa potestad de multar, en manos del gobierno autonómico, y con una normativa que, según responsables municipales, da pie a recursos contra las órdenes de cese de actividad que se puedan dictar desde Cibeles, la lucha en contra de la proliferación de viviendas turísticas en la ciudad queda muy mermada. Actualmente, el Ayuntamiento no sanciona, sino que inicia un proceso para que los infractores cesen su actividad por operar sin licencia.

Local comercial que hace las veces de recepción de apartamentos turísticos en calle Noviciado. Automatizado, con consignas e información turística | SOMOS MALASAÑA

Según ha podido saber Somos Malasaña, el delegado de Desarrollo Urbano espera que el Ayuntamiento tenga ya ese poder sancionador al que aspira durante el primer trimestre de 2020 y con esa herramienta en sus manos poder actuar, de forma tanto disuasoria como efectiva, contra quienes se están aprovechando de la inseguridad jurídica que reina en el sector para hacer negocio desarrollando una actividad económica en espacios de uso residencial.

Se acabó sólo el esperar

Hasta el momento, la postura pública del gobierno de Almeida siempre había hecho referencia a que era necesario esperar a saber qué tenía que decir la Justicia sobre el Plan de Hospedaje de Carmena antes de proceder a mover ficha, aunque tanto el mismo Fuentes como el concejal de Centro, José Fernández -en declaraciones a este periódico-, habían manifestado la necesidad de regular pronto el sector de las VUT.

Los representantes de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Centro han recibido con satisfacción y sorpresa el anuncio de Fuentes. Según Jordi Gordon, portavoz vecinal, «la Comunidad de Madrid no ejerce su obligación de inspeccionar y sancionar las viviendas turísticas que actúan sin la pertinente licencia y es necesario que alguien haga algo ya».

En la reunión mantenida con Fuentes en la tarde de este miércoles, los representantes vecinales expusieron al concejal una larga serie de perjuicios que la existencia masiva de viviendas de alquiler turístico ocasionan a los residentes, al comercio local y a la misma identidad de la ciudad. Según Gordon, Fuentes admitió la situación de emergencia en la que se encuentran los vecinos, así como la existencia de una actividad económica sumergida y las limitaciones que tiene el Ayuntamiento para llevar a cabo los ceses de actividad que ellos mismos dictan.

Según el titular de Desarrollo Urbano, desde la entrada en vigor del Plan Especial de Hospedaje se han producido 3.189 inspecciones de viviendas en el distrito Centro, 3.874 en todo Madrid. De ahí han salido 516 órdenes de cese de actividad en el distrito y 810 en la ciudad. ¿Cuántas de esas han logrado hacerse efectivas? El pasado octubre el propio Fuentes sufrió un revés en los tribunales cuando estos tumbaron el precinto de 39 pisos turísticos en el número 15 de la calle Príncipe que había dictado días antes su área a través de la Agencia de Actividades.

Turistas esperando a entrar en el edificio de Flor Alta 6 | SOMOS MALASAÑA

Fuentes reconoció en la reunión que el Ayuntamiento tiene constancia de 33 edificios del distrito que están dedicados en su totalidad al alquiler vacacional, ejerciendo de facto como apartahoteles y sin la licencia necesaria para desarrollar esa actividad. Los vecinos, por su parte, le mostraron más de 300 denuncias que ellos habían recopilado sobre pisos turísticos en distintas ubicaciones de Centro, «una pequeña muestra de todos los que operan ilegalmente», según Gordon. En la reunión también se abordó el tema de la transformación en VUT de locales comerciales, un fenómeno de rápido crecimiento detectado por las asociaciones.

Asociaciones y colectivos vecinales piden multas de hasta 452 millones para las 500 VUT que tienen denunciadas

Paralelamente a la reunión mantenida ayer por la Coordinadora de las Asociaciones, algunas de esas mismas asociaciones, junto a otros colectivos del distrito Centro, exigen a Ayuntamiento y Comunidad de Madrid que apliquen las leyes vigentes e impongan las sanciones previstas por ley contra los 503 pisos turísticos que tienen denunciados. La petición se hará pública en rueda de prensa esta misma mañana.

Según estas entidades, «la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid establece que la implantación y desarrollo de una actividad sin licencia es incompatible con la ordenación urbanística, como es el caso, y supone una infracción calificada como grave, estando la cuantía de la multa entre 30.001 y 600.000 euros. Dicho expediente sancionador debe ser independiente y paralelo al de cierre de la actividad ilegal, y debe ser tramitado por el Ayuntamiento de Madrid. Por su parte, la Ley de Ordenación de Turismo de la Comunidad de Madrid dice que la aportación de información o documentos falsos al órgano competente en materia de turismo es una infracción muy grave, con multa cuya cuantía debe estar comprendida entre 30.001 y 300.000 euros. Todas las VUT denunciadas han presentado Declaración Responsable para su registro en la CAM, manifestando que cuentan con las licencias exigibles por otras administraciones, lo que es manifiestamente falso por no contar con la licencia municipal, por lo que han incurrido en infracción muy grave. De este modo, cada una de las VUT denunciadas deben ser cerradas y se les deben imponer multas, entre ambas administraciones, de entre 60.002 y 900.000 euros. El importe total de las sanciones para los 503 pisos turísticos ilegales estará por tanto entre 30.181.006 y 452.700.000 euros».

Los pisos turísticos denunciados por la Asamblea de Bloques en Lucha del Centro Histórico, Lavapiés ¿Dónde Vas?, Asociación Vecinal Sol y Barrio de Las Letras, Asociación de Vecinos La Corrala, Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid se dividen en tres bloques:

1.- Santa Ana 6 y Toledo 77. Las 96 viviendas existentes en los dos edificios, propiedad de cuatro hermanos por herencia, han sido registradas en la CAM, incluso las que tienen contratos de arrendamiento en vigor, siendo todas ellas ilegales y debiendo ser multadas con sanciones entre 5.760.192 y 86.400.000 euros. Ambos edificios están integrados en la Asamblea de Bloques en Lucha del Centro Histórico, que desde su nacimiento con los conocidos casos de Argumosa 11 y Olmo 35, no ha parado de crecer, hasta contar en la actualidad con 28 bloques organizados.

2.- Friendly Rentals. Se trata del mayor operador de pisos turísticos de Madrid, perteneciente al grupo Awaze, líder en la comercialización de vivienda vacacional en Europa. Perteneciente hasta el año pasado a Blackstone, el mayor propietario hotelero de España y del mundo, le vendió el grupo el pasado año a otro fondo buitre americano, Platinum Equity. Se denuncian 237 VUT ilegales comercializadas por Friendly Rentals en Madrid, a las que se les deben imponer multas por importe total entre 7.110.237 y 142.200.000 euros.

3.- VUT denunciadas previamente por las asociaciones de Centro. Desde hace dos años, las asociaciones vecinales de Centro vienen denunciando pisos turísticos ilegales a la Agencia de Actividades del Ayuntamiento de Madrid. Salvo en muy contadas excepciones, ninguna de estas VUT ha sido cerrada y siguen funcionando hasta la fecha sin mayor inconveniente, produciendo un enorme deterioro tanto en el tejido social como económico y de servicios de los barrios. Es por ello que se tramitan ahora 64 nuevas denuncias a VUT ilegales y 106 a pisos turísticos denunciados con anterioridad y que siguen en funcionamiento, de los aproximadamente mil que están en la misma situación y cuyos expedientes siguen las asociaciones, que anuncian que valorarán si exigen sanciones para todos ellos. Las multas para las 170 VUT denunciadas suman entre 10.200.340 y 153.000.000 euros.

Los denunciantes se declaran: «Hartos de sufrir la inacción de las administraciones madrileñas con los pisos turísticos ilegales, que no paran de aumentar a pesar de las regulaciones existentes, y ante el enorme impacto que suponen en la convivencia, su incidencia en la subida de los precios del alquiler, el vaciamiento de los barrios y la eliminación de servicios básicos, y su evidente conexión con el proceso especulativo que está sufriendo el Centro Histórico y la ciudad de Madrid».

Opinión:

2 Comentarios

  1. Juan

    Y el plan antipintadas y la reforma de todas las calles que prometieron?? Que no se les olvide

    Responder
  2. @capitan_malasana

    Vistas las buenas relaciones entre Almeida y Ayuso debería ser fácil ¿O no?

    Responder

Deja un comentario