Una iniciativa particular localiza y compra respiradores usados para hospitales de Madrid

El empuje de tres pequeños empresarios -entre ellos el propietario del malasañero Grupo La Mucca- pone en marcha una red de búsqueda y adquisición de respiradores de segunda mano que están donando a los hospitales madrileños. Tras arrancar el proyecto con dinero de su propio bolsillo han abierto un micromecenazgo para continuar con una labor que ya está salvando vidas

Recepción en Barajas de algunos de los respiradores localizados y adquiridos por los responsables de esta iniciativa solidaria

Cuando el coronavirus irrumpió en nuestro día a día Álex Marín, empresario propietario de los restaurantes del grupo hostelero La Mucca, el cual empezó su andadura en Malasaña hace 12 años, pensó, junto a otros miembros de la organización empresarial EOMadrid que había que movilizarse de alguna manera para ayudar en la lucha contra la pandemia.

Las noticias sobre la falta de respiradores que sufrían los hospitales madrileños les dieron la pista de hacia dónde encaminar sus esfuerzos y tras barajar la adquisición de estos aparatos en el mercado chino, algo difícil tanto por disponibilidad como por temas logísticos, descubrieron que en Europa existían respiradores usados a la venta en centros alemanes, los cuales habían sido sustituidos por equipos más modernos pero eran útiles. Marín, junto a su amigo Eduardo Fernández, CEO de SutthleCloud, la mujer de éste, Dorothea Bender, no se lo pensaron dos veces y se lanzaron a hacer una primera compra de 11 máquinas con 55.600 euros de su bolsillo.

Tras donarlos al Gregorio Marañón decidieron ir más allá y continuar con la búsqueda y adquisición de respiradores usados dentro de la Unión Europea. Marín, Fernández y Bender, junto a los padres de esta última, lograron otras 48 máquinas, 38 de las cuales ya están salvando vidas en hospitales como La Paz, Hospital de Alcázar, el Infanta Sofía, el de campaña de Ifema, Puerta de Hierro, el San Carlos y la Clínica Navarra.

Como los equipos han de pagarse por adelantado, cada uno de estos empresarios solidarios han tenido que aportar ya más de 100.000 euros. Para poder continuar con su labor y para tratar de recuperar algo del dinero que han invertido ya, han abierto la plataforma «PROYECTO RESPIRADORES – FIGHTING COVID 19» y un micromecenazgo, a través del cual han recaudado en 7 días 344.000 euros de un total de 450.000 que se han puesto como objetivo.

Más de 2.000 pequeños donantes han realizado ya aportaciones a esta labor que, por el momento, si bien ha recibido el aplauso de la administración regional no ha encontrado apoyo económico en ella y cuya continuidad está sujeta a una serie de cuestiones económicas y logísticas como que la página desde la que han lanzado el micromecenazgo les haga llegar pronto los fondos que finalmente se lleguen a recaudar, dado que la capacidad de endeudamiento de quienes sustentan el proyecto ya ha llegado a su límite.


(Una de las últimas entregas de respiradores que han realizado: dos máquinas para el 12 de Octubre localizadas y adquiridas en Francia)

La transparencia es otra de las características de esta iniciativa. «No somos una organización política, ni religiosa, somos simplemente un grupo de empresarios con cero experiencia en este sector, lanzando una campaña totalmente honesta, transparente y cuyo único fin es el de ayudar a combatir una pandemia de la que todos y cada uno de nosotros podemos ser víctimas», indica Marín. En la página del micromecenazgo se puede seguir además, con todo detalle, el minuto a minuto del proyecto, con noticias sobre la llegada de cada respirador, así como información sobre el precio de cada nueva unidad, dónde se han encontrado y quiénes han colaborado en su localización y transporte. También en el canal de YouTube de la plataforma se encuentra información audiovisual de sus logros.

Álex Marín destaca que en este proyecto solidario hay muchas personas que están colaborando y, como ejemplo, habla de las tripulaciones de Iberia con las que contactaron y que se prestaron a llevar los respiradores gratis en los aviones como si fueran equipaje propio, y de los transportistas y personas voluntarias que se desplazan en sus propios vehículos a las distintas ciudades europeas en las que van apareciendo los respiradores. Mención aparte merece la red de ciudadanos alemanes que, contactados a través de la familia Bender, se han movilizado para conseguir máquinas, «en un claro ejemplo de solidaridad internacional», señala Marín.

APADRINA UN RESPIRADOR

Uno de los respiradores localizados en Alemania que están a la espera de que se obtengan fondos para su compra

Para aquellas empresas e instituciones que deseen colaborar con esta iniciativa aportando cantidades de dinero más elevadas, sus impulsores han abierto también una vía por la que solicitan que se apadrine un respirador. Cuatro respiradores Drager Evita localizados en Hannover y otros cuatro en Dortmund, con un coste total aproximado de 150.000 euros, están a la espera de que se consigan fondos suficientes para su compra.

 

El primer restaurante del grupo La Mucca, en la plaza Carlos Cambronero, cerrado en la actualidad por coronavirus | SOMOS MALASAÑA

Recibe las noticias de Somos Malasaña

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña


Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

Deja un comentario