SOS Malasaña pide a Almeida y al nuevo concejal de Centro avances sobre el plan de mejora de Malasaña

Trasladan a los nuevos dirigentes municipales su pretensión de que no se dé un paso atrás en el plan acordado con el anterior gobierno para solucionar los muchos problemas que afectan a Malasaña a través de la aplicación de medidas especiales y específicas para la zona

El amarillo característico de los carteles de SOS Malasaña se ha convertido en icono de los problemas que afectan al barrio y para los que la plataforma vecinal exige soluciones | https://twitter.com/sosmalasana

La plataforma vecinal SOS Malasaña no quiere que las negociaciones que iniciaron con el anterior gobierno municipal caigan en saco roto con el cambio de poder y ya se ha reunido con el nuevo concejal de Centro, José Fernández, para transmitirle la necesidad de seguir aplicando un plan de choque que haga frente a problemas tan acuciantes en la zona como el del botellón, la falta de limpieza y el incumplimiento de la disciplina urbanística. Del mismo modo, tal y como lo hicieron con Manuela Carmena en su día, estos vecinos han solicitado un encuentro con el alcalde Martínez-Almeida que, según el portavoz de SOS Malasaña, Jordi Gordon, habría accedido ya de modo informal a recibirlos este mismo mes de julio, si bien la cita ha de acordarse aún protocolariamente, para lo que han presentado una petición por registro.

Su objetivo es conseguir que los nuevos responsables municipales reconozcan la singularidad de Malasaña, así como los problemas específicos que sufre este área y la necesidad que tiene de que se apliquen medidas especiales que les den solución. También la vicealcaldesa, Begoña Villacís, está ya al corriente de sus intenciones.

«Se trata de dejar claro que no vamos a dar ni un paso atrás respecto a lo que se avanzó con el anterior gobierno«, indica Gordon, quien, de momento, afirma haber encontrado buena disposición hacia sus demandas en los nuevos dirigentes, si bien espera acciones además de palabras favorables. De hecho, con el concejal de Centro han acordado reunirse nuevamente en 15 días, tiempo necesario para que éste aterrice más en el cargo e indague en los problemas que afectan a Malasaña.

«Con la Policía hay ya trazado un plan de actuación contra el botellón y con el área de limpieza también existe un acuerdo. Ambos temas se agravan con la llegada del buen tiempo. No podemos esperar a que con el traspaso de poderes los avances que logramos anteriormente queden paralizados. Lo que hemos pedido es que tomen como base esos planes y que realicen sobre ellos cuantas mejoras estimen oportunas. Una de ellas debería ser, por ejemplo, que el dispositivo policial contra el botellón comience a las 19.00 en las áreas de mayor conflicto y que no esperen a actuar cuando ya es de noche y se ha extendido», indica Gordon.

SOS Malasaña quiere también que el nuevo ayuntamiento les asigne un interlocutor con capacidad para coordinar las distintas áreas municipales que deben dar solución a los males que afectan al barrio. «Nos da igual si a esa figura se le llama comisionada, tal y como hizo Carmena con Mar Barberán, o le ponen el nombre que quieran. Lo importante es que sea útil para resolver los múltiples problemas que nos afectan», afirma Gordon, quien asegura que el mismo alcalde se ofreció, en una conversación improvisada, a estar pendiente de esos males a los que hacen referencia los vecinos.

Tras retomar el plan de choque contra los problemas más urgentes de Malasaña, desde SOS dicen que seguirán empujando para que se vayan abordando todo el resto de asuntos pendientes y sobre los que se había comenzado a trabajar en la etapa de Carmena. La organización vecinal siempre tuvo claro que independientemente de quien estuviera en el poder sus reivindicaciones de mejora para Malasaña no debían estancarse ni pararse, ni mucho menos se les pasa por la cabeza que se pueda revertir «lo ganado con el anterior ayuntamiento».

Deja un comentario