«Manadas» de taxis truncan el sueño de los vecinos de Pachá

El botellón es un mal menor al lado de los pitidos de madrugada de los vehículos en los alrededores de la discoteca Pachá. El embotellamiento que provocan los taxis es la causa de esta reciente agresión acústica contra la que se han rebelado los vecinos de Apodaca 18.