El Cristo mutilado de las Maravillas que Franco exhibió tras entrar en Madrid

El Jueves Santo del año 1939, con Madrid recién tomada por el ejército franquista, tenía lugar un primer gran acto para reivindicar la España católica