El camino del peregrino es el más satisfactorio

Cuando decides visitar el camino de Santiago desde Madrid, debes tener en cuenta que se trata de una ruta Jacobea que circula entre Sahagún y la capital de España.

Existen muchas versiones acerca de este largo peregrinar, por lo tanto, todo el mundo se pregunta el origen de este sagrado recorrido que se conoce como El Camino de Santiago. Dicha peregrinación viene dada desde hace muchos años atrás, y consiste en visitar la tumba del Apóstol Santiago. En el siglo IX, esta ruta se consideraba una de las más importantes de toda Europa, además de eso, se divide en una serie de caminos que se unen como las arterias del cuerpo para cumplir con el propósito de llevarte hasta Compostela.

Transitar por el Camino de Santiago desde Madrid, te brinda un espíritu de paz diferente al que obtendrías si te dirigieses a cualquier tipo de ruta, es una experiencia que no se puede describir y tendrás que vivirla para que la puedas entender. Para ello se recomienda que se complete sin prisa y sin verlo como un simple producto del consumismo o una competición, ten presente que será un recorrido que puede ser determinante para el resto de tu vida.

El camino desde Madrid

Cuando decides visitar el camino de Santiago desde Madrid, debes tener en cuenta que se trata de una ruta Jacobea que circula entre Sahagún y la capital de España. En el mencionado trayecto, se necesita recorrer más de 300 km, los cuales se logran hacer en unas 13 o más jornadas. Cuando decidas, aventurarte a esta bonita experiencia, no hay nada como ponerse en las manos de una agencia de viajes del Camino de Santiago, ya que son lo que mejor ayuda y asesoría te pueden aportar.

Cuando quieras un camino sin demasiado bullicio no hay nada mejor que este, el mismo, en la actualidad está bien señalizado y cuenta con diversas infraestructuras que permiten que los feligreses se sientan emocionados y cautivados por su naturaleza y su historia, esto lo hace ideal para los caminantes y los amantes del ciclismo. Además de eso, en el primer verso de una de las canciones más famosas de Joaquín Sabina dedicada a la capital de Madrid, hace mención a la estrofa “allá en donde se cruzan los caminos”.

Etapas o rutas del Camino de Santiago

Es importante que antes de aventurarte a conocer esta experiencia mágica estés al tanto de toda la información del Camino de Santiago, de esta manera nada te tomará por sorpresa. En el trayecto de este camino existen muchas rutas que te llevan al mismo destino, por lo cual, seguidamente te detallamos algunas de ellas:

  •         Camino de Santiago Francés:

Este camino consiste en recorrer la península ibérica desde el norte, por ende, esta peregrinación se inicia en la ciudad francesa conocida como Saint Jean Pied de Port, que no es más que una localidad en donde puedes partir para iniciar la peregrinación hasta llegar a Santiago de Compostela o el pueblo de Pamplona, todo dependerá del tiempo con el que cuentes para ello.

  •         Camino de Santiago Portugués:

Cuando te decides a visitar el Camino de Santiago portugués, este un camino ideal para cualquier tipo de persona, desde niños hasta adultos mayores, además de que brinda una experiencia sencilla adaptada a cualquier perfil. Cuenta con una longitud de aproximadamente de 700 kilómetros que se dividen en varias etapas, y las ciudades que se visitan a su paso son Lisboa, Vega de Tajo, Coimbra, entre otras.

  •         Camino de Santiago portugués costa:

Este recorrido comienza desde la ciudad de Oporto, y como ya lo indica su nombre, la trayectoria comienza en las costas del Atlántico. Cuenta además con más de doscientos kilómetros de recorrido que se reparten en unas quince etapas, por donde deberás pasar por ciudades bonitas, cultivos enormes y grandes extensiones de bosques.

  •         Camino de Santiago Inglés:

Este camino parte desde Ferrol, y cuenta con una extensión de casi cien kilómetros que se dividen en siete etapas, es una ruta muy accesible, ya que la misma está bien acondicionada con caminos de asfalto. El nombre que le dieron a este camino se debe a que era el elegido por los creyentes que venían de las islas británicas, quienes casi siempre se trataban de irlandeses o ingleses.

  •         Camino de Santiago Primitivo:

Para recorrer el Camino de Santiago primitivo deberás partir desde Oviedo o Lugo, es la ruta más antigua, debido a que se inició cuando la península se encontraba bajo el mando de los árabes, sin embargo, a medida que el pueblo creció, se implementaron nuevas rutas que le facilitaron el camino a los miles de creyentes que año tras año acuden a esta hermosa e inolvidable peregrinación.

  •         Camino de Santiago Lebaniego:

El camino se empieza desde la región de Santander, y se considera como una parte de lo que sería el Camino de Santiago, que finaliza en el monasterio del Santo Toribio de Liébana, siendo de allí de donde proviene su nombre. Dicho camino, cuenta con ciento cincuenta kilómetros, que se dividen en unas diez partes aproximadamente.

Deja un comentario