Un documental para entender qué coño está pasando con el feminismo: «Las mujeres no somos un colectivo, somos la mitad de la humanidad»

Hablamos con Rosa Márquez y Marta Jaenes, directoras del documental sobre el feminismo estrenado en los Renoir Princesa y que se puede ver en Netflix

Rosa Márquez y Marta Jaenes. Imágenes del estreno.

Cuando sólo hace una década se hablaba de feminismo en los medios de comunicación la probabilidad de que la entrevistada fuera Lidia Falcón era muy, muy, alta. Hoy, que el feminismo se ha convertido uno de los temas clave para entender nuestro tiempo y los debates internos del movimiento empapan todos los estratos de la sociedad, un documental sobre feminismo tiene que contar necesariamente con un abanico de voces mucho mayor.

Esto es lo que pretende ¿Qué coño está pasando?, dirigido por Rosa Márquez y Marta Jaenes, que se estrenó la semana pasada en los cines Renoir Princesa y que ya podemos ver en Netflix, al igual que los espectadores de medio mundo. Como se trata de sumar, también sale Lidia Falcón.

Delante nuestra pasarán Laura Baena (fundadora de Malas Madres), la filósofa Ana de Miguel, periodistas como Nuria Varela, Marta Flitch, Henar Álvarez o Rosa María Calaf; la jueza Ana Ferrer, la artista visual Yolanda Domínguez, Inma Rodríguez (camarera de piso), políticas como Adriana Lastra, Andrea Levy, Irene Montero y Begoña Villacís; Antoinette Torres, de Afroféminasa; una víctima de trata y activista como Amelia Tiganus, la directora de porno Anekke Necro, la ilustradora Becky Jaraiz; María José Jiménez, de Gitanas feministas por la diversidad y así hasta 40 mujeres, algunas con proyección pública y otras no, que explican a cámara su feminismo.

Sin voz en off –reclamando la propia– todas las protagonistas dialogan y lo hacen a través de un arduo ejercicio de montaje que es central en la película. No se trata de un discurso al unísono, alberga los mismos conflictos que el movimiento, o la misma diversidad de las propias invitadas. Se ve a la hora de abordar temas como la pornografía, la prostitución, la gestación surrogada –aquí solo rompe la oposición Begoña Villacís–, o el sujeto del feminismo.

María José Jiménez de Gitanas feministas por la diversidad

SOMOS MALASAÑA: Contadnos en primer lugar cómo surge el proyecto y cómo crece hasta llegar a estrenarse en salas y llevar el marchamo Netflix.

MARTA JAENES: La idea del documental surgió en 2017, aún quedaban meses para que llegara el 8M más multitudinario de la historia pero ya había arrancado el juicio de la Manada y con él muchas protestas en las calles. Intuiamos que algo importante estaba pasando en España, que el feminismo estaba cambiando a buena parte de la sociedad y eso había que contarlo.

ROSA MÁRQUEZ: Así que planteamos un documental con más de 40 entrevistas a mujeres de todos los ámbitos: la política, la justicia, el activismo, los medios… en el que se abordaran todos los temas que están en la agenda feminista de esta cuarta ola y entender así qué coño está pasando en este país. Nos reunimos con Carolina Bang, productora de Pokeepsie Films junto a Alex de la Iglesia, y enseguida le interesó el proyecto y han peleado mucho para que pudiera llegar a los cines y a Netflix.

SM: El año pasado hice un periódico con algunas niñas de ocho años e incluyeron una sección de feminismo. El 8M es un fenómeno que está permeando toda la sociedad. No puedo resistir la tentación de preguntarlo así, ¿qué coño está pasando?

RM: Nos siguen matando, nos siguen acosando por las calles, seguimos cobrando menos. Parece que, como dice Haizea Álvarez en nuestro documental, las mujeres seguimos siendo ciudadanas de segunda. Y muchas hemos dicho basta. Es cierto que el feminismo tiene más de dos siglos de historia, lo que está pasando en estos momentos no ha surgido de repente, pero las jóvenes cuentan ahora con una tecnología de la que no disponían las mujeres de otras generaciones: las redes sociales. Eso nos permite estar conectadas y compartir y difundir el mensaje feminista.

Fragmento de la cabecera del documental

SM: Un tema central en la sociedad, muchas voces… El vuestro parece un proyecto perfecto para aprender, ¿cuáles son las cosas más importantes que habéis aprendido en el camino?

MJ: Nos ha servido para comprender y entender mejor otros puntos de vista y sobre todo para tomar conciencia de lo mucho que aún queda por hacer.

SM: El movimiento feminista se ha mostrado en los últimos tiempos como un tsunami revitalizador de la sociedad, muy unido bajo la bandera de la sororidad, pero existen algunos temas que han desatado debates enconados, como la prostitución o el sujeto del feminismo a propósito del no binarismo. ¿Veis salida a estos debates? ¿Es necesario llegar a posiciones comunes frente a ellos?

MJ: Las mujeres no somos un colectivo, somos la mitad de la humanidad y por tanto es lógico que pensemos diferente en algunos temas. El debate de la prostitución es especialmente complejo y hay posturas muy encontradas, quizá porque a diferencia de los vientres de alquiler, que es algo muy nuevo, con la prostitución llevamos conviviendo desde el principio de los tiempos.

SM: Hay un análisis que se repite con cierta frecuencia que explica el auge de los totalitarismos actuales desde la masculinidad herida y el rencor de los reyes destronados. El voto a VOX entre jóvenes es el triple en ellos que en ellas. ¿Cómo veis vosotras este asunto?

RM: Muy preocupante. En España se firmó un Pacto de Estado contra la violencia de género y había consenso entre todos los grupos políticos para luchar conjuntamente contra la lacra de la violencia machista, hasta que llegó Vox. Tener a la ultraderecha en las instituciones nos puede hacer retroceder en derechos que ha costado mucho conseguir. Ser feminista es estar en el lado correcto de la historia, es increíble que algunos políticos estén haciendo del antifeminismo su bandera.

SM: Una pasada la versión de La Bien Querida en vuestro documental ¿Por qué Mari Trini y por qué la canción?

MJ: Escuchamos muchas canciones actuales buscando una que encajara en el espíritu del documental y nos decidimos por este tema que Mari Trini compuso en 1971 para replicar otra famosa canción, Yo soy esa, una copla compuesta por tres hombres: Quintero, León y Quiroga, que es básicamente Pretty Woman sin final feliz. Frente a esa visión tan patriarcal de la mujer como «perdición de los hombres» que luego es castigada y se encuentra como «un perro sin amo», Mari Trini se rebela y niega ser ese estereotipo de mujer y/o esa sumisa «que un día abandonas y siempre perdona».

RM: Además de compositora, feminista y lesbiana, Mari Trini fue la primera mujer que cantó en TVE con pantalones vaqueros, vendió 10millones de discos y fue una adelantada a su tiempo en muchos sentidos, por eso esta canción sigue sonándonos tan actual cuando la canta La Bien Querida, que ha hecho una versión magnífica.

SM: Esto es un periódico de Malasaña, os propongo un ejercicio para terminar. Supongamos que en un piso compartido de la calle de –supongamos– Velarde, viven varios chicos y chicas veinteañeros. Son gente moderna, salen juntos de marcha a menudo, alguno milita (pongamos en asuntos medioambientales), están familiarizados con el debate feminista. ¿De qué manera imagináis que las actitudes machistas pervivirían en este grupo imaginario?

RM: En apariencia tendrán la misma libertad, seguramente ellas sentirán miedo al volver a casa solas por la noche y ellos no, pero por lo demás quizá no perciban grandes diferencias, será con el tiempo, en sus puestos de trabajo y, sobre todo, cuando les llegue la hora de ser madres, cuando la desigualdad se hará más evidente.

Rosa Márquez estudió Comunicación Audiovisual y Periodismo y ha trabajado como guionista en cine y televisión. Además de ‘Qué coño está pasando’ ha dirigido cinco cortometrajes y es coguionista del documental Soul, que se presentó en el Festival de Cine de Berlin en 2017.

Marta Jaenes estudió Periodismo en la Universidad Complutense y ha sido corresponsal de la televisión holandesa Metropolis y ha trabajado, entre otros medios, en Telemadrid y La Sexta TV, donde es reportera de informativos desde 2012. En 2016 cumplió un curso de documentales en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de Cuba y dirigió el corto documental Sentidos.

Ambas formaron parte del proyecto Somos La Latina, cabecera hermana de Somos Malasaña.

1 Comentario

  1. Pama

    Delante nuestra? Lloran los ojos al verlo

    Responder

Deja un comentario