Compras en la Malasaña que sobrevivió a lo hipster: comercios entre la tradición y la actualidad

Lista de negocios que han sabido adaptarse a los cambios manteniendo la esencia de un oficio como uno de sus ingredientes principales

Barbers Crew, Malasaña.
Barbers Crew, Malasaña.

Adriana F. Alcol

Community manager de profesión, esta coruñesa afincada en Madrid desde el año 2012, nos mostrará en esta sección que Malasaña se puede vivir de muchas maneras sin caer en los tópicos y etiquetas que muchos se han empeñado en poner a este barrio que ella siente más como un pequeño gran pueblo en medio de una gran ciudad.

22/06/2019

Blogs
Destacado
Tendencias
Top Malasaña

Vivo en Malasaña desde 2012, tiempo más que suficiente para haberme dado cuenta de lo rápido que cambia todo en este barrio: postureo, moderneo, cool o hipster son algunos adjetivos que he escuchado en múltiples ocasiones a lo largo de estos años para referirse no solo a los vecinos, sino también a los negocios y al estilo de vida o de ocio que se respira por sus calles. Y sí, puede que esta manera de definirnos o de vernos desde fuera tenga una cierta parte de razón; pondría la mano en el fuego y no me quemaría si aseguro que no soy la única persona que me vine un poco arriba cuando empecé a vivir aquí y de repente solo quería vestirme con ropa vintage o desayunar en ese sitio hipercuqui del que se hablaba en todos los blogs de la capital como un must have (así se decía, no me lo he inventado yo).

El caso es que cuando se te pasa esa euforia inicial y dejas de ver Malasaña como ese lugar del que cada vez se habla más en los medios refiriéndose a él como un barrio influyente o referente de tendencias, te das cuenta de que su mayor encanto reside en que se parece mucho más a un pueblo de lo que en un principio imaginabas y empiezas a tener tus rutinas y tus lugares de referencia, que no siempre serán los que estén más de actualidad, pero que poco a poco se convierten en imprescindibles para tu día a día.

Vivir a escasos metros de Gran Vía y poder hacer tus compras o recados en pequeños comercios de calidad es algo que no todo el mundo puede decir y por ello hoy os quería hablar de algunos de esos negocios que combinan la tradición con ese toque contemporáneo que hacen de Malasaña un barrio con encanto en el que, sin salir de sus fronteras, puedes encontrar prácticamente de todo. Hay quien piensa que aquí todo es igual: las cafeterías, los bares, las tiendas, pero no es verdad. Para sobrevivir en Malasaña es necesario saber combinar las cantidades exactas para que salga ese cóctel que te permita permanecer durante años y eso no es tarea sencilla en un barrio tan exigente como este. Aquí os dejo algunos de esos negocios que, en mi humilde opinión, han sabido adaptarse a los cambios manteniendo la tradición como uno de sus ingredientes principales:

BARBERS CREW (calle Tesoro nº 8)

Esta barbería y peluquería es una elección perfecta para lucir un buen corte de pelo o tener (y mantener) una barba cuidada disfrutando de una experiencia de lo más agradable y relajante. Su éxito radica en el trato amable y la gran profesionalidad de su equipo, que les llevó a ganar en el año 2018 el premio a la Mejor Barbería de España, otorgado por la revista Soy Barbudo. Te aconsejo que si quieres probarles, llames antes para pedir cita.

GARCÍA MADRID (Corredera Baja de San Pablo nº 26)

García Madrid, Malasaña.

García Madrid, Malasaña.

Firma de moda masculina que combina lo mejor de la sastrería tradicional con un toque contemporáneo. Prestan la máxima atención al cuidado artesanal de los detalles, los tejidos y los acabados y su producción se realiza entre España, Italia y Portugal. Si buscas algo para un evento especial o simplemente te gusta vestir bien en tu día a día y no quieres comprar prendas que se fabrican en serie, estoy segura de que este lugar te va a encantar.

LADY CACAHUETE (corredera Baja de San Pablo nº 26)

Esta firma de ropa femenina con inspiración en la década de los `50 es 100% made in Spain: el diseño, el patronaje y su confección se realizan de manera local, con producciones reducidas y con un alto grado de exclusividad en cada una de sus prendas. Si te gusta el estilo pin up o incluso si estás buscando un traje de novia original, pásate por su coqueto rincón en Malasaña y déjate asesorar.

MAGRO CARDONA (calle Divino Pastor nº 6)

Una marca de calzado creada por Irene Magro y Ana Cardona que tiene el propósito de rescatar la artesanía y la tradición made in Spain, aportando una imagen más vanguardista. En cada una de sus colecciones combinan sofisticación, tradición y modernidad. Sus creadoras trabajan en Madrid, pero fabrican su calzado con dos artesanos de Alicante y Toledo. Qué queréis que os diga, cada vez que entro en su tienda querría llevarme absolutamente todos los pares de zapatos que tienen expuestos.

ANTIGUA CASA CRESPO (calle Divino Pastor nº 29)

Este negocio abrió sus puertas en el año 1863 para dedicarse a la fabricación de productos para la construcción y además, alpargatas en blanco y negro. Posteriormente, en la década de los setenta, incorporaron una mayor variedad de colores para las alpargatas y actualmente continúan fabricando su ya emblemático calzado hecho a mano en Cervera del Río Alhama (La Rioja), siguiendo los procesos de elaboración de antaño y haciendo de cada par un producto exclusivo y único. Como curiosidad os diré que la reina Sofía ha lucido en alguna ocasión unas alpargatas Crespo.

LA RETALERA (calle Desengaño nº 11)

Tienda especializada en telas de popelín estampado de importación que difícilmente podrás encontrar en lugares habituales de venta de tejidos: confecciones de productos artesanales con servicio de costura a medida y, además, ofrece la opción de impartir clases a grupos reducidos para crear tus propios diseños. Si te gusta Frida Kahlo, que sepas que allí podrás encontrar telas estampadas con su imagen la mar de bonitas.

LAS MODISTILLAS (calle de la Luna nº 11)

Este pequeño local está especializado en arreglos y confección a precios moderados, así que si tienes en mente hacerte algún diseño en concreto, en Las Modistillas estarás en muy buenas manos. Eso sí, vete con tiempo porque suelen tener una amplia clientela y lista de espera, pero sin duda, te aseguro que merecerá la pena.

LAKARI KALA (calle de la Palma nº 20)

Lakari Kala, Malasaña.

Lakari Kala, Malasaña.

Lakari está formado por dos artesanos de la madera a los que les apasiona el diseño nórdico. Trabajan todo tipo de madera maciza y fabrican muebles a medida con el diseño y creación de los clientes. Todos los trabajos que encontrarás en su tienda son artesanales y únicos, ya que ninguno se crea en serie, ofreciendo la posibilidad de seguir el proceso de creación desde el inicio. Si vas a ir, hazlo con tiempo, porque cada detalle y cada rincón llamará tu atención y podrás echar allí la tarde entera.

JAVIER S. MEDINA. CARPINTERÍA 28 (calle el Escorial nº 28)

Javier, artesano y restaurador nacido en Extremadura y afincado en la capital, está especializado en la elaboración de espejos y cabezas de animales que él ha bautizado como «trofeos ecológicos». Su trabajo es autodidacta y hecho a mano, utilizando para su realización materiales como el bambú, el mimbre, el ratán o la fibra.

TAN TAN (calle Divino Pastor nº 26)

En esta tienda podrás encontrar decoración, mobiliario, accesorios y complementos de estilo étnico, en su gran mayoría traídos de distintas zonas de África. Cada objeto allí tiene su historia y su viaje particular, que amablemente te contarán y que harán que tu hogar consiga tener un estilo único y diferente.

LA BIGORNIA (calle San vicente Ferrer nº 15)

Se trata de un taller de joyería contemporánea elaborada principalmente en plata y piedras semipreciosas, aunque bajo encargo también trabajan el oro y las piedras preciosas. Lucía, su fundadora, diseña y crea piezas únicas, llegando a realizar encargos especiales donde se implica al cliente en la creación de la joya.

AMASARTE ( calle Minas nº 6)

Este taller de cerámica artística ofrece un espacio dedicado al arte y a la artesanía para quienes quieren comenzar y potenciar sus habilidades plásticas. Además, venden piezas que también se pueden realizar bajo encargo, combinando diferentes técnicas que trabajan en productos de menaje, joyería y decoración.

ENCUADERNACIÓN FRISA ( calle de la Madera nº 31)

Antonio Frisa, en su local junto a su mujer, Conchi | JAVI ÁLVAREZ

Una empresa familiar fundada en 1917 que se dedica a la encuadernación artesanal de trabajos a medida y según el diseño que precise el cliente: particulares, organismos oficiales o estudios de arquitectura continúan contando con sus servicios en una era en la que inicialmente podría creerse que lo virtual ha comido terreno a lo manual.

DISKPOL (calle Jesús del Valle nº 8)

Esta pequeña tienda dispone de un amplio catálogo de música, revistas, vídeos, libros o accesorios de todos los géneros imaginables: electrónica, contemporánea, jazz o tecno, entre muchos otros. Cualquier cosa que necesites, no dudes en pedírselo, porque en Diskpol harán todo lo posible para que llegue a tus manos.

El Malasaña que se ve desde fuera se nutre de muchos estereotipos, que aunque es cierto que existen, va mucho más allá de ellos. Si quieres conocer este barrio de verdad, paséatelo una mañana entre semana, no sigas ningún plan, atrévete a perderte por sus calles y adentrarte en los pequeños negocios, sin mirar el reloj ni buscar la foto perfecta. La magia de Malasaña está precisamente en las historias que se esconden entre las paredes, esas que te pueden contar sus vendedores y vecinos y comprobarás  que a pesar de que tiene sus puntos negativos, en mi opinión, los positivos continúan ganando por goleada.

1 Comentario

  1. Muerte Vísceras y Tripas

    Ja, ja, ja, ja. Sólo hay tres que no son malasañeros de ahora. El resto es puro postureo neomalasañero. Si escribes un artículo, al menos que sea sincero.

    Responder

Deja un comentario