Benito Pérez Galdós dará nombre a la biblioteca municipal del Conde Duque

El 2020 será año galdosiano en Madrid. Se cumplen 100 años de la muerte de Benito Pérez Galdós y el Ayuntamiento prepara distintas actividades y homenajes por la efeméride. También una iniciativa privada busca la distinción de hijo adoptivo de la ciudad para el autor grancanario

Entrada a la biblioteca pública municipal del Conde Duque

La biblioteca pública municipal Conde Duque pasará a llamarse Benito Pérez Galdós en 2020, año en el que el 4 de enero se cumplirá el centenario de la muerte del novelista grancanario, uno de los máximos exponentes de la literatura del XIX en España y cronista destacado de la ciudad de Madrid a través de sus obras y de los cientos de artículos periodísticos que publicó durante su vida profesional.

La noticia la ha avanzado el área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, según recoge el periódico ABC, y será el primero de los gestos y actos que la ciudad adopte y acoja en honor de don Benito en el año galdosiano que se avecina.

De este modo, Galdós dará nombre a la biblioteca del área que se llegó a conocer durante un tiempo como el barrio de los Miaus merced a una de sus obras, Miau (1888), cuyos personajes hacían vida en las calles del entorno de Conde Duque y en otras cercanas como Pez.

De ese mismo entorno parte también una iniciativa que pide que se nombre hijo adoptivo de Madrid a Pérez Galdós y que será presentada en breve ante el Consistorio. Detrás de la misma, la asociación Carpetania Madrid, con sede en el barrio de Universidad, Eduardo Valero, responsable de la web Historia Urbana de Madrid. y el grupo Madrid de Galdós y Mundo Galdosiano. Los primeros llevan tiempo realizando paseos representados por el Madrid de Galdós (el próximo se realizará el 5 de octubre), mientras que el segundo prepara libro sobre el autor. Ambos reivindican el papel de cronista de la capital que tuvo Galdós y el conocimiento de la sociedad madrileña del siglo XIX que se adquiere a través de sus obras.

Desde Conde Duque también trabajan -desde hace un año- en pos de un mayor reconocimiento hacia la vida y obra de este novelista los miembros de la asociación Galdosistas de Comendadoras.

La relación de Pérez Galdós con el barrio de Universidad es mucho más profunda que la que se creó con la publicación de Miau: de La Guirnalda, imprenta situada en el número 12 de la calle Pozas, salió impresa su primera novela, La Fontana de Oro, además de otras como la misma Miau, Tormento y La Desheredada.

Por otra parte, y dentro de lo estrictamente personal, es sabido que la entrada de la Iglesia de las Maravillas, en la calle de la Palma, era el lugar donde el autor se daba cita con doña Emilia Pardo Bazán (quien cumpliría años tal día como hoy, 16-09-1851) en los inicios de sus amoríos.

Por si lo anterior fuera poco, cabe tener muy en cuenta que, según el Portal de Datos Abiertos del Ayuntamiento, en la actualidad las obras de Pérez Galdós siguen suscitando mucho interés entre los residentes en la zona de Universidad, puesto que en 2018 el grancanario fue uno de los autores más leídos por el público adulto usuario de las dos bibliotecas del barrio, sólo superado por Stefan Zweig y por delante de escritores como Paul Auster, Arturo Pérez Reverte, Agatha Christie, Lorca y Andrea Camillieri.

La biblioteca de Conde Duque se independizó recientemente de la biblioteca musical Víctor Espinós y carecía de nombre. Ambas llegaron al edificio del antiguo cuartel en los años 90 desde su anterior ubicación, el Museo de Historia de Madrid de la calle Fuencarral.

Madrid se volcará con Don Benito en 2020

Después de que el 175 aniversario del nacimiento de Pérez Galdós, en 2018, fuera una efeméride que pasó sin pena ni gloria para la ciudad de Madrid, parece ser que no sucederá lo mismo en el año en el que se cumplen 100 de la muerte del novelista. Al menos es lo que ha anticipado Cultura a través de su actual responsable municipal, Andrea Levy.

Al bautizo de la biblioteca de Conde Duque con su nombre le seguirán muchos guiños hacia el autor que harán las veces de pequeños homenajes. Entre ellos, paseos literarios, una exposición en el Retiro de objetos que pertenecieron al novelista y placas conmemorativas en escenarios reales que recorrieron los personajes de su Fortunata y Jacinta.

Desde Carpetania Madrid, Juan Carlos González, recuerda también que desde 2018 la asociación cultural Mi Pequeño Madrid Engrandecido recoge firmas para que Pérez Galdós dé nombre a una plazuela anónima que hay en la calle Tabernillas, vía en la que el autor situó la vivienda de su personaje Fortunata. Galdós tiene calle en Universidad y estatua en el Retiro, ¿tendrá además plaza el año que viene?

El título de Hijo Adoptivo de Madrid para el escritor, como homenaje póstumo, sería también una excelente forma de cerrar el llamado bienio galdosiano, en referencia a los aniversarios de su nacimiento (175 en 2018) y muerte (100 en 2020).

Deja un comentario