¿Es esto divertido?

En la madrugada del lunes al martes unos vándalos prendieron fuego al contenedor de reciclaje de papel situado en la calle de Monteleón. Ruido, basura y, ahora, pirómanos; las cruces del barrio