Salir a correr desde Malasaña: las mejores rutas y opciones

Estrenamos blog dedicado al deporte y a un estilo de vida más saludable. De la mano de Pablo Salcedo, en Vidasaña iremos compartiendo consejos para mantenernos en forma evitando lesiones

Image by Hans on Pixabay

Pablo Salcedo

Licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte. Máster en recuperación y prevención de lesiones deportivas. Socio del centro de entrenamiento Oh My Good! (calle Antonio Grilo, 12)

5/03/2019

Blogs
VidaSaña

Correr por el barrio es imposible: calles estrechas llenas de comercios, personas y, sobre todo, vehículos. Pero, ¿y si sabemos a dónde y por dónde ir? También lo he sufrido y, por eso, he buscado varias alternativas desde Malasaña -donde estoy desde el 2013- para disfrutar de Madrid corriendo. Os cuento por dónde deberíamos correr para llegar a las 6 zonas verdes más cercanas. Algunas rutas las utilizo cuando tenemos poco tiempo y otras como la de Casa de Campo nos exige un entrenamiento de nivel.

Tomamos como punto de partida la Plaza del 2 de Mayo, centro neurálgico y cercano a los metros de Tribunal, Bilbao, San Bernardo y Noviciado. De aquí sacaremos 6 rutas distintas que os propongo para ir a correr o hacer ejercicio al aire libre en diferentes zonas verdes de Madrid.

Es posible que no hagas ejercicio desde hace unos meses y quieras retomarlo. Ahora tu objetivo será llegar y volver a los lugares que proponemos. Ese será tu objetivo, pero el reto será conseguir llegar a los sitios para seguir corriendo o entrenar por esas zonas. Pero ¡paciencia!, lo más importante es no lesionarse.

Vamos a analizar las rutas hacia 6 zonas verdes de la ciudad que hay en torno a 2 kilómetros de la Plaza del 2 de Mayo, por orden de cercanía y dificultad:

  1. Templo de Debod (1,3 km).
  2. Parque del Retiro (1,8 km).
  3. Parque del Oeste (1,8 km).
  4. Parque de Santander (Vallehermoso) (2,1 km).
  5. Madrid Río (1,9 km).
  6. Casa de Campo (2,8 km).

Otra opción sería andar hasta estos lugares. No te llevará más de 15 minutos llegar. Pero si tenemos poco tiempo este tramo lo haremos corriendo. ¡Atención al calzado! Fundamental unas zapatillas que se adapten a la actividad que quiero realizar. Os recomiendo unas zapatillas para correr por asfalto.

Cuando consigas que este camino sea el calentamiento y seas capaz de seguir corriendo o entrenar en estos lugares, deberás tener presente que además de fijarnos en las zapatillas, tendremos que llevar la ropa y el equipo idóneo.

Podemos optar por el camino más corto, pero también podemos optar por el camino con menos afluencia y/o más fácil. Si, por ejemplo, vamos al Templo de Debod quizás lo más rápido sea ir por San Bernardo, pero el camino más cómodo será bajar por Amaniel y aparecer, por detrás del edificio España, en la misma Plaza de España.

Te analizo todas las rutas que utilizo para correr hasta llegar a cada parque por orden de dificultad

Templo de Debod | Image by Lopez_Grande on Pixabay

1. Templo de Debod: 1,3 kilómetros

Según Google Maps lo más corto es llegar a San Bernando e ir corriendo hasta la calle Reyes, que nos llevará a la Plaza de España y, de ahí, engancharemos con el parque que tenemos como objetivo. Una vez allí podremos correr por ese parque ya que es lineal.

Recomendación: llegaremos a San Bernardo y tomaremos calle Palma hasta Amaniel. La suerte de esta calle es que la tomaremos en contra del tráfico, de tal manera que si la acera está ocupada veremos si podemos correr por la calzada. Llegaremos a Conde de Toreno, donde el ascensor del metro, y saldremos a Plaza de España.

Cuándo: es una buena ruta para iniciarse en la carrera. Porque el parque es llano y tenemos buenas vistas, que siempre anima. Vemos La Almudena, el Palacio Real, el seminario, el parque de Atracciones o un bonito atardecer desde primavera hasta otoño. Además, si nos aburrimos del recorrido podemos ir por Pintor de Rosales que también es llano y, poco a poco, tomar alguna desviación del camino e iniciarnos en las cuestas.

Una de las entradas al parque de Retiro | Image by IvanPais on Pixabay

2. Parque del Retiro: 1,8 kilómetros

El camino más corto es ir por la calle Velarde y tomar Fuencarral. Bajar por Farmacia y continuar por Gravina hasta Recoletos, para desviarnos por calle Salustiano Olózaga (semiparalela a Alcalá) hasta la puerta de El Retiro.

Recomendación: llegar a la Plaza de Tribunal (zona peatonal amplia) hasta tomar Mejía Lequerica. Bajar la calle que haremos en contra del tráfico, por lo que si la acera estuviese ocupada vemos si podemos bajarnos a la calzada un segundo. Esta calle aunque la continuemos recta, cambia de nombre hasta terminar en Recoletos. Podemos ir por la parte central del Paseo, (aunque si encontramos alguna feria como la del Libro será incómodo) o podemos cruzarlo y seguir por calle Recoletos para girar en Serrano que tiene una acera amplia. Ya en tu destino podemos ir en llano pegado a Alfonso XII o podemos adentrarnos por El Retiro, disfrutar del fresquito que ofrece su vegetación y de las cuestas.

Cuándo: disfrútalo en primavera y otoño, incluso en verano. En invierno no es apto para frioleros, notarás una bajada de temperatura de unos 4 grados por la vegetación y la humedad.

3. Parque del Oeste: 1,3 kilómetros

Llegaremos igual que hicimos para ir al Templo de Debod. ¿Diferencia? Que aquí nos olvidaremos, una vez llegados a este sitio, de correr en llano. Tendremos subidas y bajadas, algunas muy empinadas (lateral de la Rosaleda), pero podrás disfrutar. Pasarás por antiguos búnker de la guerra civil, un observatorio de aves o el cementerio donde están enterradas las personas representadas por Goya en el cuadro “El 3 de Mayo en Madrid”. Además, en este parque tienes fuentes para beber agua (en las pistas de baloncesto o en la entrada del teleférico).

Consejo: El domingo puede haber exceso de gente, quizás sea mejor elegir otras rutas. Este día el ayuntamiento corta su paso a los vehículos dejándolo libre a los peatones.

Cuándo: Es un parque con árboles altos, difícilmente te dará el sol así que en invierno puede que pases frío, aprovecha las horas de sol. Sin embargo, en otras estaciones es un sitio ideal.

4. Parque Santander: 2,1 kilómetros

Esta vez coincido con Google Maps. El camino más fácil es tomar San Bernardo hasta Quevedo y continuar por Bravo Murillo. Es recto y la calle es amplia. Además, el inicio es cuesta arriba y luego es llano, lo cual agradecerás.

Una vez allí, tienes un parque que, aunque está siempre lleno de gente, consta de un circuito con tartán creado para correr 1,2 km. Aunque sea largo está bien para comenzar.

5. Madrid Río: 1,9 kilómetros

Según Google, deberíamos ir por San Bernardo, tomar Gran Vía y girar por la cuesta de San Vicente.

Recomendación: igual que para ir al templo de Debod, métete por Amaniel para coger Plaza de España y baja o por Cuesta de San Vicente -que tiene una acera amplia- o paralelamente por calle Irún y evitarás el tráfico y el ruido.

Las ventajas que tiene Madrid Río es que es llano, es muy agradable por las vistas a la Catedral y el Palacio y el ambiente que hay es de lo más deportivo que encontrarás en Madrid. Verás bicis, corredores, senderistas y paseantes.

Además, no te aburrirás porque podrás ir dirección este o dirección oeste. Y podrás desviarte por el parque de La Bombilla, el Parque de Atenas o el Parque del Moro.

La gran desventaja es la vuelta. Si haces este viaje asegúrate de tener tiempo porque el posible que la vuelta la hagas andando o, incluso, en transporte público. La Cuesta de San Vicente tiene una subida poco amable.

6. Casa de Campo: 2,4 kilómetros

Por el mismo camino que para llegar a Madrid Río, lo harás cuando estés más entrenado. Disfrutar de la Casa de Campo no es para gente no iniciada. A pesar de no tener asfalto hay mucho desnivel.

Marzo es un buen momento para comenzar a correr, cada día tenemos más horas de sol y cuando ya anochezca más tarde estarás en forma para disfrutar de inventar tus propias rutas. Estas son las que utilizamos nosotros. ¿Nos propones otras? Escríbenos (pablo@ohmygood.club) y las probaremos y compartiremos aquí.

Si tienes dudas de cómo comenzar, qué tipo de zapatillas utilizar o piensas que aún no estás preparad@ contacta conmigo. Tanto a mí como a mi equipo de nuestro centro de entrenamiento Oh My Good! nos preocupa que la gente tenga un hábito de vida más saludable. Y más en un barrio como Malasaña, donde no siempre es fácil.

Deja un comentario