Los vecinos de SOS Malasaña felicitan la Navidad a Almeida pidiéndole que los reciba

La plataforma espera poder reunirse con el alcalde para explicarle en persona cuáles son los problemas que dificultan la vida vecinal en Malasaña y el gabinete de Alcaldía los remite al concejal de Centro

Desde hace seis meses los miembros de la plataforma vecinal SOS Malasaña esperan que el alcalde Martínez-Almeida los reciba para hablar sobre los problemas que tiene el barrio y tratar de trazar con él un plan especial para atajarlos. Buscan establecer con el regidor una relación y un compromiso como el que lograron tener en su día con Manuela Carmena y, aprovechando las fechas en las que estamos, han elaborado una felicitación navideña reivindicativa para el primer edil de la ciudad.

La petición de encuentro, en la que se decía que agoniza la forma de vida del vecindario, se realizó formalmente mediante carta el 11 de julio y recibió contestación por parte del gabinete de alcaldía el 19 de noviembre.

CARTA DE SOS MALASAÑA AL ALCALDE

Estimado alcalde.

Los vecinos del barrio de Malasaña nos dirigimos a usted como edil recién elegido para hacerle llegar la grave situación y el deterioro que sufren nuestro barrio y nuestras vidas.
Le pedimos que nos reciba, nos escuche y tome las medidas necesarias para salvar el barrio de Malasaña de las amenazas que ponen en peligro su supervivencia como barrio habitable y residencial, y a nosotros sus habitantes. Su predecesora en el cargo nos recibió en febrero y reconoció la gravedad de nuestros problemas. En respuesta a nuestras demandas nombró una comisionada con el fin de que se pudieran abordar los problemas de MALASAÑA de una manera integral. Iniciamos una interlocución para elaborar un plan de choque contra los principales problemas que tenemos y hacer posible una coordinación de las distintas áreas del ayuntamiento. Sin embargo, los avances han sido insuficientes y, por eso, le pedimos que tome una iniciativa similar, pero más ambiciosa.
Señor alcalde, Malasaña es el barrio donde vivimos, trabajamos, criamos a nuestros hijos, nos hacemos mayores y envejecemos. Pagamos nuestros impuestos, hemos restaurado y rehabilitado viviendas y edificios, recorremos sus calles y las llenamos de vida. Este es el lugar que hemos elegido para construir nuestro hogar y somos una parte esencial del alma de este barrio.
Sin embargo, Malasaña se muere de éxito y nosotros, sus vecinos, nos hemos convertido en una especie en peligro de extinción. El éxito nos expulsa de nuestras casas y de nuestras calles y nos convierte en extraños en nuestro propio barrio que, cada día más, es un parque temático de ocio y turismo y no un lugar para vivir.
A la vez que el parque temático crece sin límites, nuestros derechos ciudadanos menguan. En este parque temático todo vale y todo está permitido, siempre a costa de la convivencia, de la legalidad, de las señas de identidad del barrio y del alma de la propia ciudad.
El botellon, las fiestas y los eventos han crecido sin control. Los resultados son el incremento desproporcionado del ruido que hace imposible el descanso, la suciedad crónica, la basura y el deterioro del mobiliario urbano y las pintadas que afectan a las fachadas y puertas de nuestros edificios.
A todo ello se suma el abandono que sufren las calles con un deterioro de las aceras y el pavimento y la ocupación de las mismas, que dificulta gravemente la movilidad y discrimina a las personas con cualquier tipo de limitación.
El ocio descontrolado ha hecho proliferar todo tipo de bares/barras de degustación, clubs, terrazas y afters, en muchos casos ilegales o que no respetan las normas y que ya son una de las señas de identidad en nuestras calles. Los intentos de los vecinos para que el ayuntamiento impida los abusos constantes y las situaciones de alegalidad o ilegalidad chocan con un laberinto burocrático en el que nuestros derechos se pierden y dejan de ser efectivos. De modo que ganan aquellos que hacen negocio a costa de nuestros derechos y nuestras vidas.
Este monocultivo de ocio y turismo incrementa la contaminación ambiental, la acústica y la lumínica.
La contaminación acústica, el ruido se ha vuelto insoportable y nos crea problemas de salud y convivencia todo el año, pero sobre todo en las épocas de buen tiempo. Tenemos la evidencia. SOS MALASAÑA ha instalado tres sonómetros en Plaza 2 de Mayo y aledaños que muestran unos niveles de ruido que superan los 75 decibelios de media por las noches cuando el límite legal se sitúa en 50.
A nuestro barrio también lo está matando la especulación inmobiliaria: la invasión de apartamentos turísticos y la escalada de precios que expulsa a aquellos que ya no pueden pagar alquileres desproporcionados ha creado un nuevo tipo de desahucios invisibles que sustituyen a vecinos por turistas.
El resultado no puede ser más pernicioso. El ruido insoportable de las calles y el ocio nocturno se traslada al interior de nuestros edificios. Las fiestas, el trajín de maletas, la saturación y el uso abusivo de las zonas comunes deterioran la convivencia. Los pisos turísticos también afectan a nuestra seguridad (viviendas de 30 m2 alojan hasta a diez personas). Además aquellas empresas que comercializan nuestros edificios y explotan los pisos turísticos han puesto de moda colocar las llaves de nuestros edificios en candados que colocan en la vía pública a disposición de los turistas, lo que supone un riesgo añadido a nuestra seguridad y una actitud absolutamente irresponsable. Nos sentimos totalmente desprotegidos en esta situación. En este tsunami que asola Malasaña desaparecen también los comercios tradicionales y de proximidad, sustituidos por franquicias y negocios destinados a los turistas, lo que ha producido una escalada abusiva de precios y la pérdida de identidad.
En definitiva, agoniza nuestra forma de vida. Por eso, los vecinos del barrio de Malasaña, Maravillas, Conde Duque o Universidad, hemos decidido decir basta y luchar por la supervivencia de nuestro barrio.
Malasaña es mucho más que un parque temático o una marca comercial. Somos un barrio histórico de Madrid que se ha ido construyendo a lo largo de los siglos por sus habitantes y que hemos heredado de nuestros mayores. Por eso no podemos consentir que aquellos que están de paso o los operadores de turismo masivo, decidan como va a ser nuestra ciudad y nuestras vidas. Sr. alcalde, necesitamos la protección del ayuntamiento y de las instituciones.
Nuestro movimiento SOS MALASAÑA es un movimiento vecinal en defensa de nuestro barrio, de sus señas de identidad, de nuestra forma vida. Pedimos que se escuche nuestra voz. Queremos ser parte de la solución, ya que somos quienes sufrimos los problemas. Los vecinos de Malasaña somos hospitalarios, siempre hemos acogido a los visitantes para que conozcan y disfruten de un barrio y una ciudad que amamos, pero también queremos seguir viviendo en ella. Nos negamos a aceptar que nuestro barrio está en venta y nuestras vidas también.
Vamos a luchar para que sobreviva, para que sea un barrio sostenible, equilibrado y habitable. Eso pedimos. Parece poco, pero para nosotros es mucho. Nos va la vida en ello.
No queremos seguir la suerte de otros barrios que han perdido a sus habitantes y su forma de vida por el turismo y el ocio sin control en ciudades de España y de Europa. Todavía hay tiempo.
Exigimos la protección de nuestros derechos, de nuestra manera de vivir y de nuestras señas de identidad. Queremos seguir siendo vecinos y ciudadanos con derechos, no una especie en peligro de extinción.
Sr. alcalde, nuestros problemas son acuciantes y necesitan una respuesta integral del ayuntamiento.
Esperamos sus noticias Reciba un cordial saludo de los vecinos de Malasaña.

En la respuesta escrita del gabinete de Alcaldía a los vecinos se les emplazaba a abordar un posible plan de actuación con el concejal de Centro, José Fernández, pero nunca con el alcalde, una opción que no satisface plenamente a la plataforma vecinal.

 RESPUESTA DEL GABINETE DE ALCALDÍA A SOS MALASAÑA

Estimados vecinos:

En primer lugar, pedirles disculpas por la demora en dar contestación al escrito que dirigieron al Alcalde el pasado mes de julio.
Lamentamos las dificultades y problemas que plantean en su escrito, que hacen difícil la vida en el barrio de Malasaña, pero entendemos que se trata de un problema complejo que es preciso enfocar desde diferentes ámbitos y cuya competencia corresponde a distintas áreas de gobierno, lo que hace preciso un esfuerzo de colaboración para plantear propuestas y soluciones.
Por el momento, desde el distrito Centro nos han comunicado que el Concejal presidente del distrito recibió los días 9 y 25 de julio y 2 de agosto a una amplia representación de los vecinos, así como también a los hosteleros de la plaza del Dos Mayo, por lo que conocen de primera mano los problemas y reivindicaciones del movimiento vecinal. Como resultado de las reuniones mantenidas, el Concejal instó a los vecinos de SOS Malasaña a elaborar un plan de actuación con una enumeración priorizada de los principales problemas y posibles soluciones que plantean, para así realizar las acciones pertinentes y hacer un seguimiento periódico de los temas.
Asimismo, el Concejal se reunió en el mes de julio con responsables de Policía Municipal para conocer su percepción de la situación e instar la adopción de medidas de seguridad que consideren necesarias para paliar los efectos de la masificación turística y de localización de ocio en el barrio.
También realizó una visitas donde se valoraron algunas acciones de interés para el barrio, como la necesidad de dar otro uso al centro cultural Clara del Rey y trasladar sus actividades al Conde Duque, replantear la rehabilitación de la plaza del Dos de Mayo para tratar de resolver el problema del botellón y la necesidad de mejorar aceras, asfaltado y zonas verdes.

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña

Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

Deja un comentario