Volver al cole con olor a pis en el Dos de Mayo

Publicamos la carta de las madres y los padres del colegio Pi i Margall, alertados por la falta de higiene en la principal plaza de convivencia para las familias de este centro escolar

Ubicación actual del WC instalado en la Plaza del Dos de Mayo, a escasos metros del colegio público | SOMOS MALASAÑA

Publicamos a continuación la carta del Ampa del Pi i Margall, padres y madres del colegio público situado en el Dos de Mayo que lamentan el estado en el que se encuentra esta plaza ubicada en el corazón de Malasaña.

Un año más llegando al ecuador de septiembre parece que irremediablemente ya todos estamos de vuelta al cole. Los papás con más lío que entusiasmo intentamos reorganizar rutinas, enterarnos de las novedades escolares y atinar con los materiales, uniformes y demás abalorios relativos a estas fechas. Pero bueno, ya lo hemos conseguido y casi que todos ya vamos ubicándonos. Los niños vuelven felices a reencontrarse con sus compañeros, con sus espacios de juego, con sus profes y a retomar la aventura de seguir aprehendiendo el mundo…

Una pena que este reencuentro esté tristemente teñido para la comunidad educativa del Colegio Pi i Margal, para docentes, para las familias y especialmente para los niños. Una comunidad que pasamos media vida en la Plaza Dos de Mayo. Y es que tristemente nos hemos encontrado una plaza completamente deteriorada, sucia, y que pareciera que el verano inexplicablemente la haya llevado a la total decadencia.

Una parte de ella está en obras, en principio un proyecto ilusionante que devolverá a la comunidad un espacio de encuentro y participación, sin embargo las obras se han trasformado en un sitio que alberga a personas sin hogar que han pasado la época estival viviendo, con todo lo que ello implica, en dichas obras.

Cartel de una campaña iniciada por el Ampa del Pi i Margall

Por otra parte el primer día de colegio nos encontramos en la misma puerta un baño químico. Entendemos que ha sido colocado allí para evitar el olor nauseabundo que sale de las obras, pero quienes han decidido hacerlo no saben que en cambio ha invadido de malos olores la misma entrada al colegio. Hemos solicitado que lo quiten y primero fue recolocado al lado de la fuente de agua de plaza y el pasado sábado se movió unos metros más allá, hacia el centro de la plaza. Coincidiendo con las reiteradas quejas de padres y de los directivos del colegio, en estos días, entendemos que con la intención de desinfectar, aparece inundado de un químico de color azul, con lo que se mezcla el intenso olor a orín que ya inunda toda la plaza con quien sabe qué producto.

Los niños sólo quieren jugar y no son conscientes del foco infeccioso o de la toxicidad del líquido en cuestión. La pasada semana estuvieron jugando por allí, alguno se tropezó y cayó cerca del barrizal, otros bebieron agua de la fuente en la que momentos antes un indigente se aseaba los pies. Ellos han seguido disfrutando con el agua y de los pocos días de sol que quedan…

Nos encontramos con una plaza que está invadida de personas bebiendo y fumando porros. A veces alguna pequeña reyerta o discusión callejera llama la atención de las familias que queremos seguir disfrutando de este espacio en el que hemos pasado horas de convivencia, celebrado cumpleaños infantiles, viendo como nuestros niños se ejercitan subiendo a columpios y toboganes y desarrollan sus habilidades sociales que son propiciadas, justamente, por este espacio comunitario.

Y los pequeños observan, saben y lo que no saben lo preguntan… Hoy se ha acercado un niño a una persona que se liaba un cigarro que aliñaba con productos que tenía dispersos en una de las verjas de la plaza. Y la persona le ha contestado, le ha regalado un pequeño recipiente con el que el niño, después de olerlo, se ha puesto a jugar…

Las familias que vivimos en este barrio -lo hemos elegido libremente- nos gusta el entorno, apreciamos y valoramos profundamente su diversidad y la convivencia que se promueve a lo largo de sus calles. Sin embargo queremos educar a nuestros hijos en valores, y lo que ven constantemente es contradictorio con lo que prodigamos. No paramos de repetirles que tiren las cáscaras del plátano a la papelera, que ni los papeles, ni las botellas de plástico pueden quedar en el parque. Desde bien pronto les enseñamos a hacer pipí en los baños, que amablemente nos ceden los amigos de los bares vecinos, como una forma de cuidar su intimidad y desde luego la limpieza del parque. Toda la comunidad no ceja en su empeño por enseñarles lo importante de respetar al otro, respetar su espacio, hablar con amabilidad y educación, pedir permiso, no pegar, respetar tu turno, no insultar… y en cambio estamos invadidos por ejemplos que van en contra de estos mensajes.

Creemos que urge el buscar alternativas de convivencia en la que todos tengamos un lugar en el parque, y en el barrio en su totalidad, donde se haga respetar por todos (incluido los niños y los padres) el mobiliario urbano, se penalice la falta de cuidado de la limpieza de las calles, se vele por el respeto y el cuidado, especialmente de los niños… creemos que esta es la simiente que podrá garantizar, a la larga, la vida comunitaria con la que todos soñamos.

Firma: Madres y padres del colegio Pi i Margall

Si quieres aparecer en Habla Malasaña, la tribuna abierta del periódico Somos Malasaña, mándanos tu texto a contacto@somosmalasana.com. Publicaremos los más interesantes

12 Comentarios

  1. David

    Rectifico :donde dije marisa quise decir menganita

    Responder
  2. David

    Todo mi apoyo del comentario de marisa, yo también he crecido en el 2 de mayo y siempre ha sido una plaza de botellón y fiesta ( la recuerdo peor),los nuevos ocupantes adinerados del barrio que quieren educar en la tolerancia y el respeto son más falsos que judas, no aportan soluciones nada,solo tiendas low cost y palomitas d colores, porque de colores ess su vida pero se olvidan q la vida de otros es más oscura y difícil. …solo digo eso por no enrollarme más…. Feliz día cabrones

    Responder
  3. Vecino38

    El olor a pis en la plaza de San Ildefonso junto al urinario portátil es también asqueroso.

    Los urinarios portatiles son un foco de hedor nauseabundo.

    Vaya regalito nos han dejado con semejantes fosas sépticas a los q vivimos junto a ellas 24h x 7dias….. espero q con el fin del verano se los lleven por fin…

    Responder
  4. Vecino

    Yo he nacido en El Barrio y tengo 40 años.

    Jamás ha estado la plaza tan mal como ahora.

    Es absolutamente asqueroso. Mis hijos no bajan al parque.

    El ayuntamiento debe actuar ya, nos han abandonado. Es una vergüenza que un barrio como este, con esta vida, con este ambiente, haya llegado a esto.

    Que hagan algo ya.

    Responder
  5. Menganita

    Me he criado y he vivido toda mi vida en Malasaña y tengo 21 años.

    Me da un poco de vergüenza leer todo esto. Estoy de acuerdo con que la plaza se queda hecha una mierda y huele fatal, cosa que se podría solucionar con un mayor servicio de limpieza, con bares más baratos y abiertos más horas y sobre todo, creando mayor conciencia. (De lo de los indigentes no hablo porque gracias a dios no soy uno de ellos, pero más que hablar con tanto desprecio de su situacion desde vuestra casa podriais señalar a los verdaderos culpables)

    Pero sabeis que? Con vuestra actitud no creáis ninguna conciencia. Lo único que conseguis es que la plaza se llene de policía y que todo este prohibido; beberte una lata de cerveza con tus amigos ya es motivo para estar escapando de la policía. Así, lo único que ocurre es que el ambiente se marginalice más.

    Lxs niñxs tampoco son tontxs, y si preguntan qué es un porro, pues en vez de escandalizaros tomároslo con más normalidad y no tengáis tanto tabú porque el día de mañana ellos se los estarán fumando o alguno de sus amigos. Yo también he jugado en la plaza de peque viendo ese tipo de cosas. Y mejor que sepan lo que hacen a que lo hagan sin coinciencia o por rebeldía no?

    Es el centro de la ciudad y nos pertenece a todxs. Habláis de comunidad, pero no pensáis en comunidad. En un parque podrían convivir chabales bebiendose unas cervezas con unos niños jugando. En otras ciudades pasa. El problema es que mucha gente es una guarra y no tiene conciencia, pero es normal en una ciudad donde todo está prohibido; y el otro factor la mentalidad acomodada y rancia vestida de moderna que ha tomado el barrio.

    No suelo comentar ni opinar publicamente en internet, pero a veces el tono de este blog me rabia. Y repito que toda mi vida viví en este barrio, me he tirado toda mi niñez viendo fiesta y mi adolescencia multada por beberme una cerveza en la calle. En toda mi vida he visto un cambio enorme en el barrio y algunas cosas están mejor, pero la verdad que muchisimas a peor.

    La plaza está sucia y huele mal, pero no es lo que peor me huele en el barrio desde hace tiempo.

    Responder
    • Marisa

      Menganita, se te olvida un pequeño detalle……no hay problema en que 4, 8 o 20 personas se se tomen una cerveza con sus amigos……pero cuando esas personas son 200 o más, ya sí es un problema, por más cívicos que sean (que muchos no lo son) es imposible que no se ensucie a lo bestia, que no huela la calle a orines, que no hagan un ruido insoportable para los que viven en la plaza.
      Supongo que no vives en la misma plaza del dos de Mayo, piensa en los vecinos que si vivimos y que tenemos que convivir a diario con cientos de personas bebiendo, orinando y haciendo ruido y si tambien vives en la misma plaza, alabo tu umbral de tolerancia, este muy alto.
      Obviamente no todo se soluciona con represión, pero tampoco aumentando los servicios de limpieza………solo queremos vivir en un barrio normal, no en un vertedero!!!

      Responder
  6. Liceth

    Totalmente de acuerdo con lo escrito, es un ambiente muy fuerte para los niños, porque siempre el olor a orine, las personas drogadas, peleas y actuaciones muy desagradables para niños de 3 a 8 años que empiezan a preguntarte cosas. Desearia que el regreso al cole fuera mas agradable para nuestros niños.

    Responder
  7. Vecina

    Totalmente de acuerdo, todos merecemos respeto y poder pasear y tomar algo tranquilamente en la plaza pero mucho más se lo merecen los niños y mayores. Hay que hacer algo ya o se nos irá de las manos. Creo que no queda otra que protestar, denunciar y hacer ruido.

    Responder
  8. Jorge

    Totalmente de acuerdo con el escrito, es terrible el estado de la plaza. Los vecinos llevamos tiempo reclamando un plan de acción que frene esta degradación y no se hace nada. Quizás deberíamos hacer más ruido de alguna manera. Lo que está claro es que así no podemos seguir.

    Responder
    • Marisa

      Ian, fiesta no debería ser sinónimo de suciedad, de orines, de drogadicción…..siempre ha sido un barrio con mucha fiesta y nunca, al menos en los 18 años que yo llevo viviendo aquí, nunca ha estado todo tan degradado como ahora.
      No es que queramos que desaparezca la fiesta, pero tampoco queremos el botellón a lo bestia y sin control.
      Yo me uno a cualquier propuesta que se haga para conseguir que el barrio vuelva a estar como antes!!

      Responder
  9. Ian B.

    Pues estos Padres no pueden tener más razón y se debe buscar una solución lo antes posible. Igualmente yo no se de que se sorprenden… la plaza del dos de mayo y el barrio en general es una de las zonas con mas fiesta de toda la ciudad.

    Responder
  10. Marisa

    No puedo estar más de acuerdo, describe muy bien la penosa situación del barrio y los sentimientos de los que aquí vivimos.
    Yo solo añadiría la sensación de total indefensión que, al menos a mí, me invade cuando pienso en esta situación.
    Gracias por ponerlo en palabras!!

    Responder

Responder a Marisa Cancelar respuesta