Denuncian una violación dentro del edificio ocupado por el Hogar Social en Cristino Martos | Somos Malasaña

Denuncian una violación dentro del edificio ocupado por el Hogar Social en Cristino Martos

El juez impone una orden de alejamiento contra el presunto agresor, que se alojaba con la víctima en el inmueble, tomado por el colectivo neonazi el pasado mes de noviembre

Una de las entradas al edificio ocupado por Hogar Social en Cristino Martos | SOMOS MALASAÑA

Eva, una mujer sinhogar de 51 años, denuncia haber sufrido el pasado viernes una violación y maltratos por parte de uno de los ocupantes de Cristino Martos 4, el edificio ocupado desde hace ocho meses por la organización neonazi Hogar Social Madrid. Después de la denuncia, publicada este miércoles por El Mundo, el hombre fue detenido y puesto a disposición judicial. El juez dejó en libertad al hombre, pese a la petición de la Fiscalía y de la acusación particular de que le mantuviera en prisión.

El magistrado decretó para el acusado orden de alejamiento de la víctima y prohibición de comunicarse con ella, debido «riesgo medio» ante la «existencia de una situación objetiva de peligro», publica el rotativo. El juzgado número 10 del Juzgado de Violencia contra la Mujer dejó en libertad a U.J., el denunciado, a la espera de la celebración del juicio.

Según el relato de los hechos de Eva, el presunto violador convivía con ella en el edificio ocupado por los neonazis, donde ambos comenzaron hace días una relación afectiva. La pasada noche del viernes, después de una discusión y de que Eva se fuera a dormir, U.J. acudió a su cama, bajó sus pantalones y penetró vaginalmente a la agredida sin que ella lo consintiera. El denunciado asegura que sí que tenía consentimiento.

Eva había recalado en junio en Cristino Martos debido a que se encontraba en la calle, esperando plaza en un albergue municipal para remontar la situación de exclusión que vive desde diciembre del año pasado.

Hogar Social Madrid ha asegurado a El Mundo que el denunciado «es un tío legal», aunque su portavoz afirma que no vive «habitualmente» en el inmueble que controla la organización ultraderechista.

Los neonazis están pendientes de juicio para ser expulsados de este edificio que estaba cedido a CCOO pero que fue desalojado en el año 2015 al detectarse problemas de aluminosis en su estructura. El Ministerio de Trabajo, titular del inmueble, denunció la ocupación el 3 de noviembre, día de la entrada del Hogar Social, y reiteró la demanda el pasado 10 de abril. «Se está a la espera de juicio oral con objeto de recuperar la posesión del citado edificio», informan fuentes ministeriales a Somos Malasaña.

Más información:

2 Comentarios

  1. @capitan_malasana

    Mas que un tema de nazis y okupas es un tema sórdido de los problemas de la gente sin hogar que vive por el centro. Algo que ni Carmena antes ni Almeida ahora, parecen dispuestos a solucionar… o saber como hacerlo. Un tema que con la crisis fue a mas, solo hay que darse un paseo por el barrio.

    Responder
    • Vesalium (@Clockworkatten)

      Bueno, los nazis y la violencia no es que sean temas aislados, pero efectivamente tenemos un serio problema con las más de 300.000 personas sin techo que viven en Madrid, y efectivamente, las medidas de Mcdonalizacion del centro parece que no dejan sitio a las medidas sociales necesarias para que se mantenga la paz social, que pasarían por:

      -Creación de vivienda de alquiler social para personas en situación de calle sin enfermedades, transtornos mentales o adicciones.
      -Inversión en pisos tutelados para personas en situación de calle con necesidades especiales derivadas de enfermedades, transtornos mentales o adicciones.
      -Inversión en capacitación gratuita y reintegración social mediante tratamiento psicologico y medidas terapéuticas.
      -Inversión en desarrollo industrial productivo que favorezca la contratación de personas en exclusión en base a sus capacidades.
      -Mantener el programa municipal impulsado por Ahora Madrid (esto si lo hizo Carmena) de personas sin formación o con problemas en el desarrollo cognitivo en tareas como la limpieza, la jardinería y la adecuación del espacio público.
      -Generación activa y real de espacios de dinamización vecinal que permitan la inclusión social de todas las personas, incluyendo aquellas con discapacidad intelectual, mayores, migrantes, menores en riesgo..

      Responder

Deja un comentario