¡Vaya pintas!

Escena en la esquina de Palma con la Corredera, frente al mítico Penta. Por el ilustrador René Merino