Terrazas modulares y cartas digitales: soluciones para la hostelería posCovid-19 con sello malasañero

Dos empresas radicadas en Malasaña presentan otras tantas soluciones útiles para la hostelería posCovid-19: ingenio y tecnología para ayudar a remontar el vuelo a bares y restaurantes

Prototipo de terraza modular diseñado por Paisajeras estudio

Después de permanecer más de dos meses cerrados, los bares y restaurantes necesitan tratar de remontar el vuelo con rapidez y seguridad.  Para que se puedan adaptar cuanto antes a la nueva normalidad, dos empresas radicadas en Malasaña han presentado otras tantas soluciones para hostelería, que ya están disponibles y que resultan fáciles de implementar. Se trata de un sistema modular para instalar terrazas temporales de forma segura y económica y, por otra parte, de una carta digital con código QR que permite sortear el inconveniente de que en esta época se hayan prohibido las cartas físicas en establecimientos por cuestiones de salud.

Paisajeras es un estudio de interiorismo y decoración al que uno de sus clientes pidió una solución práctica y económica para montar una terraza en la banda de aparcamiento de vehículos situada en el exterior de su local. A partir de ese encargo fue que se les ocurrió crear un sistema modular de colocación de estructuras para terrazas adaptable a distintos anchos, largos y alturas, con el que poder cubrir las necesidades que, sin duda, tendrán otros establecimientos hosteleros.

Según la modificación de la ordenanza de terrazas, realizada recientemente por el Ayuntamiento de Madrid como medida extraordinaria de apoyo a la recuperación de este tipo de establecimientos, los negocios de hostelería que hasta ahora no dispusieran de velador pueden optar a colocar uno de manera temporal siempre que presenten un proyecto para el mismo y que ha de cumplir con todas las disposiciones que para ello ha detallado el Consistorio, entre las que se incluye la necesidad de colocar una plataforma para tal fin y medidas de seguridad tales como barandillas y mamparas. También aquellos locales con terraza van a poder solicitar una ampliación de la misma con la que paliar la pérdida de mobiliario a la que, de momento, les ha obligado el tener que aumentar la distancia de seguridad entre mesas.

Prototipo de estructura de terraza temporal en franja de aparcamiento

Irina Ivanova, una de las dos socias de Paisajeras, cuenta que el prototipo para terrazas que han creado desde su estudio se adapta a cualquier superficie y, partiendo de unas medidas estándar, es fácilmente personalizable: «Hemos ideado un sistema modular, de fácil montaje y transporte, con el que creamos espacios transitables, estables y duraderos sobre los que colocar terrazas. Además, hemos logrado ajustar mucho el coste económico del mismo, un aspecto que preocupaba mucho a los hosteleros, máxime cuando muchas de estas estructuras están pensadas, en principio, para un período de tiempo no superior a seis meses».

Según este estudio, y aunque cada establecimiento deberá hacer sus números, los empresarios podrán rentabilizar la inversión que les supone la terraza en no más de 15 días, lo cual plantea un coste asumible para ellos. «Dependerá de las medidas y de los acabados que cada quien elija, pero pensamos en que el coste medio no excedería de 150 euros por metro cuadrado, teniendo en cuenta que planteamos la colocación de una estructura básica y resistente de acero y madera, la cual se podrá luego complementar con elementos tales como luz, sombrillas, toldos, vaporizadores, mamparas…»

Con el objetivo de apoyar al sector hostelero en esta etapa de Covid-19 y pensando, sobre todo, en los locales familiares y con menor presupuesto, desde Paisajeras se ofrecen a realizar gratuitamente los proyectos de colocación de las nuevas terrazas, o de ampliación de las ya existentes, que deberán presentarse al Ayuntamiento para su autorización. «Así si un establecimiento no obtiene su licencia no habrá gastado nada», comenta Irina quien, por otra parte, se compromete a ir entregando los pedidos en un período máximo de una semana, sabedora de que las terrazas van a ser la única esperanza para muchos de estos locales y que un retraso de unos días puede marcar la diferencia entre poder salir adelante o tener que echar el cierre de forma definitiva.

Cartas digitales para los bares y restaurantes

Emenuk: carta digital para bares y restaurantes

En otro orden de cosas, Jesús Villadóniga es uno de los cerebros de la consultoría Mindshaker, empresa con más de 20 años de experiencia en el desarrollo de aplicaciones, tecnología y negocio, que es la que está a su vez detrás de Emenuk, una carta digital para bares y restaurantes que funciona con códigos QR. Al contrario de lo que sucede con el sistema creado por Paisajeras, esta solución no es de nueva aparición, pero sí que la prohibición de que los establecimientos de hostelería presenten cartas físicas a sus clientes, por cuestión de salud, le esta brindado una nueva vida, dado que tienen el equipo y la infraestructura necesaria para funcionar ya creada y testada.

Con una sucursal incluso en Portugal, Emenuk puede dar servicio a clientes de toda la Península Ibérica. En Malasaña, algunos establecimientos potentes como los restaurantes y locales del grupo La Musa, ya cuentan con este servicio, que es igualmente asequible para negocios más pequeños, como es el caso del Bar Amor.

«Creamos una carta digital de forma rápida y sencilla. El bar o el restaurante sólo debe enviarnos su carta o menú por email o whatsapp y se la convertimos en digital para que sus clientes puedan consultarla simplemente apuntando con sus móviles al código QR que les facilitamos. Además, una vez hecha esa carta se puede actualizar fácilmente cuando y cuanto quieran los propios establecimientos, incluso a diario», advierte Villadóniga sobre esta solución que se presenta, además, como muy económica.

«Emenuk es la solución más económica del mercado de cartas digitales para restaurantes porque fuimos los primeros en crearlas en España y sabemos cómo optimizar el proceso. Con una tarifa anual de 50 euros, más una pequeña cantidad inicial, que depende de algunos servicios extras por los que se puede o no optar, cualquier establecimiento puede disfrutar de este servicio», advierte Jesús, quien aclara, además, que, con el objetivo de estar al lado de los bares y restaurantes en estos tiempos difíciles no cobrarán esa tarifa anual hasta el próximo mes de septiembre y «sólo si entonces deciden continuar con nosotros después de habernos probado».

Cabe también destacar que las cartas digitales se pueden presentar en varios idiomas, cargándose automáticamente la del idioma que coincida con el del móvil que lee el código.

Hostelería en fase 1 y en fase 2

El pase de la Comunidad de Madrid a fase 1 permite ya que los establecimientos hosteleros que dispusieran de terraza antes de la crisis sanitaria puedan reabrirla, aunque con restricciones de aforo y una separación de dos metros entre mesas. Al mismo tiempo, el Ayuntamiento ha modificado la ordenanza de terrazas para, entre otras cosas, permitir que los locales que no tuvieran una puedan solicitarla, si bien de manera temporal y, en principio, hasta final de año.

Para los que no tengan veladores -un 80% de los que hay en el distrito Centro- ni la posibilidad de obtener un permiso especial para colocar estos días uno, en esta fase sólo pueden ofrecer sus productos para llevar, mientras que en la 2, cuando sí se permitirá el consumo en el interior de los locales, deberán asumir que sólo podrán servir en mesa y que su aforo se reducirá a la mitad.

Recibe las noticias de Somos Malasaña

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña


Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

Deja un comentario