Terrazas en los aparcamientos: así podrán pedirlas los bares y restaurantes de distrito Centro

El Ayuntamiento agilizará las tramitaciones con autorizaciones genéricas, aunque otras fuentes apuntan que puede producirse un colapso administrativo ante el aluvión de nuevas licencias que se espera

Mesas y sillas de terraza, apiladas junto a la calzada en Madrid | SOMOS MALASAÑA

Cambio en la normativa de terrazas en Madrid. El Ayuntamiento ha relajado la interpretación de la actual ordenanza para dar una alternativa de negocio a los más de 3.000 bares y restaurantes con licencia que operan actualmente en el distrito Centro. Su idea es que los locales con terraza puedan desplegar más del 50% que figuran en su licencia, a lo que les obliga el estado de alarma, y que los que no la tienen puedan solicitarla para -al menos- todo lo que queda de año.

Según la información publicada por la Junta de Centro en un decreto (aquí, en la página del Ayuntamiento), los locales tendrán varias vías para poder operar en las terrazas cuando Madrid entre en la Fase 1 de la desescalada, algo que podría suceder el lunes 25 de mayo. Podrán acogerse a ellas todos los locales con licencia firme de hostelería y restauración (no los que funcionen con una declaración responsable ni tampoco las barras de degustación) y se dividen en tres grupos:

  • Locales con licencia de terraza antes de la pandemia: podrán desplegar el 50% de mesas y sillas autorizadas previamente. En el caso de que no quieran aumentar este aforo sobre plazas de aparcamiento o similares, recibirán una autorización automática y podrán operar desde el primer día.
  • Locales con terraza que quieran aumentar aforo: según la legislación vigente, pueden recuperar hasta el 100% del aforo si el Ayuntamiento lo autoriza, pero para ello han de ocupar más espacio físico (hasta el doble, si quieren mantener su número actual de mesas) y el Consistorio tiene que incrementar en paralelo la superficie peatonal disponible en la zona. La ampliación se podrá hacer sobre bandas de aparcamiento, zonas no asfaltadas (terrizas), espacios interbloques o sobre la acera, en las circunstancias antes indicadas. La autorización precisará de un informe del área de Medio Ambiente y Movilidad.
  • Locales sin licencia de terraza: cualquier bar o restaurante sin terraza puede solicitarla en los espacios que se han habilitado para ello de forma excepcional (principalmente zonas de aparcamiento o terrizas, aunque también calles peatonales de menos de 5 metros de anchura). De los tres, es el trámite más largo porque exige autorización individual, después de un informe de Medio Ambiente y Movilidad. Además, requiere cierta infraestructura: para la instalación en aparcamientos será necesario colocar una tarima a nivel de acera y cerrar la parte que da a la calzada.

De estas normas están excluidos los negocios que operan en plazas del distrito Centro que han llegado al máximo de saturación de terrazas. En ellas será el concejal José Fernández el que decida el reparto. Las plazas afectadas son las siguientes: Dos de Mayo, San Ildefonso, Rastrillo (antigua Juan Pujol), Mayor, Santa Ana, Ángel, Matute, Príncipe, Chueca, Carlos V, Paja, Isabel II, Santa Bárbara, Ramales y Cascorro.

Autorizaciones genéricas para agilizar

El Ayuntamiento está intentando agilizar al máximo la concesión de las licencias y prevé otorgar informes de Movilidad «con carácter genérico» y también «autorizaciones genéricas» firmadas por los concejales de distrito para evitar «obstáculos del trámite administrativo», indica la concejala Silvia Saavedra, que impulsó la Mesa de terrazas responsable de emitir una resolución para reinterpretar la normativa de terrazas. Los detalles de esta fueron adelantados el domingo por Somos Chamberí y comunicados a los locales este martes. Las medidas excepcionales estarán en vigor hasta el 31 de diciembre de 2020, aunque se abre la puerta a extender este periodo más allá de esta fecha.

Pese a las intenciones municipales, otras fuentes consultadas por Somos Malasaña indican que el aluvión de solicitudes de licencias de terrazas que pueden llegar a la Junta de Centro será tal que el sistema de concesión puede colapsar e impedir tramitarlas de modo sencillo. Actualmente disponen de terraza el 21,4% de los más de 3.000 locales de hostelería de Centro, según datos de marzo del Ayuntamiento, por lo que cientos de locales podrían -en teoría- acogerse a las nuevas licencias.

Cartel informativo facilitado por la Junta de Centro que resume los casos para la petición de nuevas terrazas

También hay que tener en cuenta la presumible litigiosidad que generará esta interpretación de la norma, a la que se oponen las asociaciones de vecinos del distrito, que consideran que la aparición de más terrazas en las calles llevará a un aumento de los niveles de ruido en un área sobre la que rige una Zona de Protección Especial Acústica (ZPAE), que incluye abundantes limitaciones que no están vigentes en otras partes de Madrid, como la imposibilidad de obtener nuevas licencias y ampliaciones de locales de restauración, o limitaciones horarias para favorecer el descanso de sus habitantes.

En este sentido y con intención de conciliar el descanso vecinal con la pervivencia de sus negocios, amenazados por la crisis económica incipiente, la asociación de comerciantes Vive Malasaña ha propuesto adelantar a la medianoche la hora de cierre de estas terrazas sobre aparcamientos en sus locales.

Terrazas en calles petonales y peatonalizadas

Las nuevas directrices para la instalación de terrazas en Madrid también incluye que se puedaninstalar terrazas en calles cortadas al tráfico temporalmente, como sucede en otras capitales europeas. La Comisión de terrazas incluye esta posibilidad en su resolución: «Podría valorarse su instalación con carácter temporal (los sábados, los fines semana, etc.) y condicionada siempre a la peatonalización de la calle o zona, o a la celebración de algún acontecimiento especial compatible con este tipo de instalaciones». Esta medida no se aplicará -aclaran- sobre las calles cortadas al tráfico en Madrid para los paseos del fin de semana.

La resolución aprobada interpreta el actual articulado de la normativa de terrazas vigente y considera que las calles peatonales con aceras inferiores a 5 metros también son ahora hábiles para instalar terrazas «siempre que permitan el paso de los vehículos autorizados por una banda de anchura mínima de 3,50 metros y siempre que cuenten con elementos protectores», reza el texto. En general, los criterios para conceder nuevas licencias se relajan y el criterio que se va a tener en cuenta es que siempre exista «una zona libre de paso de 2,50 m, sin quiebros ni obstáculos». Pero para calcular el tamaño de una terraza, que actualmente no puede ocupar más del 50% de ancho disponible, «se considerará que la anchura de la acera se cuenta desde la línea de bordillo hasta la fachada de la edificación, incluyendo posibles zonas ajardinadas, parterres, zonas terrizas o similares, o cualquier obstáculo, mobiliario urbano y arbolado», reza la resolución.

Lo que no será posible es que se coloquen altavoces en los veladores, algo que avanzó la vicealcaldesa Begoña Villacís pero que días después fue matizado por la concejala Silvia Saavedra, quien indicó que solo se podría colocar música en el interior de los locales y con las medidas de insonorización correspondientes.

Más información:

Recibe las noticias de Somos Malasaña

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña


Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

2 Comentarios

  1. Votala.drones

    A seguir con el modelo de sol, pandereta y caña. Que es el que tanto gusta a la Pp y, ahora con beneplácito del ay.untamiento. Somos presos del gremio de Hostelería. Lo que quieran como quieran y cuando quieran .

    Responder
  2. Francisco Javier Navarro Lucas

    Me parece vergonzoso que conviertan el barrio en mas gueto todavía con estas nuevas ordenanzas de que puedan solicitar terrazas en las plazas de los coches y me gustaría preguntar a las amistraciones que deciden por los vecinos del barrio nos darán tantas facilidades para conseguir una plaza de aparcamiento ,como hacen con la hostelería para darles todo tipo de facilidades para molestar a todos los vecinos de malasaña . Porque luego no cumplen con ninguna de las normativas lo que hacen es enriquecerse y no dejar descansar a los vecinos .

    Responder

Deja un comentario