Teatro: De acólitos y cobardes