Susto en Espíritu Santo al desprenderse una cornisa a media tarde

Aunque en ese momento transitaban varias personas por el tramo accidentado de esta céntrica calle, el incidente no causó ningún herido

Viandantes observan la fachada de la que cayó parte de la cornisa | SOMOS MALASAÑA

De poco menos que milagroso se puede calificar el suceso vivido en la tarde de este martes en la calle Espíritu Santo, donde el desprendimiento parcial de una cornisa estuvo a punto de causar algo más de un susto a los viandantes que en ese momento pasaban por el cruce de esta calle con Marqués de Santa Ana.

Poco antes de las siete de la tarde, un metro de cornisa se desplomó sobre la acera y cayó junto a dos jóvenes que pasaban por allí en ese momento, junto al bar El Rincón. No les golpeó en la cabeza por escasos centímetros, según pudo comprobar in situ Somos Malasaña. Este vídeo fue grabado segundos después del incidente:

Agentes de la Policía Municipal acordonaron la zona poco después del suceso y cortaron la calle ante la llegada de los bomberos, que procedieron a la inspección de la zona y a su posterior saneamiento.

Lugar en el que se ha desprendido parcialmente la cornisa | SOMOS MALASAÑA

De momento se desconocen las causas de la caída parcial de la cornisa. En el momento de su derrumbe no había rachas de viento reseñables y la fachada del edificio aparentaba buen estado.

Recibe las noticias de Somos Malasaña

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña


Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

Deja un comentario