Sant’Egidio: «Queremos convertir la Iglesia de las Maravillas en un lugar amigo»

Una comunidad de laicos gestiona por primera vez la iglesia de Malasaña: llegan con aires renovados y prestan especial atención a los pobres, los sinhogar y los refugiados

María Tíscar, en la entrada a la Iglesia de las Maravillas | SOMOS MALASAÑA