El Ayuntamiento aprueba rebajar más bordillos de la zona de Conde Duque: Acuerdo, Noviciado, San Dimas… | Somos Malasaña

El Ayuntamiento aprueba rebajar más bordillos de la zona de Conde Duque: Acuerdo, Noviciado, San Dimas…

La reforma será similar a la ejecutada en Chueca afectará al menos a todas las calles situadas entre Amaniel y San Bernardo

Bordillos en la calle San Dimas | SOMOS MALASAÑA

Los problemas de accesibilidad que sufren los vecinos de la zona de Conde Duque están cerca de solucionarse. El Ayuntamiento acaba de aprobar un gasto de 3 millones de euros para rebajar sus bordillos e implantar la plataforma única en la mayoría de sus calles, en una actuación similar a la ejecutada en Chueca y que complementará las obras que se ejecutan en Amaniel y las ya aprobadas para las calles Palma y San Vicente Ferrer.

El consistorio ha aprobado en Junta de Gobierno sendas Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) que afectarán al «entorno de la calle Noviciado» (1.525.000 euros) y «entorno de la calle Acuerdo» (1.475.000 euros). La intención del equipo de gobierno es utilizar el presupuesto para rebajar aceras al menos en todo el entorno situado entre las calles Amaniel y San Bernardo, además de estudiar si pueden extender las actuaciones más allá, informan a Somos Malasaña fuentes de la Junta de Centro.

El Ayuntamiento quiere ejecutar con esta actuación una de las reclamaciones más solicitadas por los vecinos del entorno de Conde Duque: el de facilitar la movilidad por sus calles y la accesibilidad de sus aceras, con anchuras de solo 60 centímetros en algunos puntos y escaso tráfico, especialmente desde la puesta en marcha de Madrid Central.

Pese a que la aprobación de la financiación ha tenido lugar este jueves, la reforma aún no cuenta con proyecto y no tiene fecha fija. No obstante y a la vista de otros proyectos similares, se podría ejecutar, previsiblemente, a lo largo de 2020. Esto se debe a que se tramita como una IFS, una figura legal que permite al Ayuntamiento aumentar su gasto en infraestructuras, pero usando una vía que comporta mayor burocracia que los presupuestos ordinarios. De esta forma también se tramitó la reforma de Amaniel, ahora en marcha, y también el rebaje de bordillos en Palma y San Vicente Ferrer, cuya obra está en periodo de adjudicación y arrancará en los próximos meses.