¿Quieres abrir un comercio en Malasaña? Conoce todo acerca de los créditos 'online' | Somos Malasaña

¿Quieres abrir un comercio en Malasaña? Conoce todo acerca de los créditos ‘online’

Imagen: Pixabay.com

Vivimos en una sociedad en la que prima la rapidez, la inmediatez y las ansias de conseguir cualquier cosa de forma rápida. Todo ello ha sido causado, en parte, por una revolución digital que ha transformado absolutamente todas nuestras pautas de comportamiento y cualquier forma de relacionarnos con el mundo que nos rodea. Estos cambios de paradigma propios de la llegada de la tecnología también han tenido un impacto no solo en la manera que tenemos de consumir servicios, sino también en las formas de inversión de las que nos nutrimos para sacar adelante un proyecto. Paralelamente, esto también se ha traducido en una adaptación de estos a la nueva esfera.

Si antes pedir un crédito era complicado y era un proceso repleto de baches burocráticos, ahora gracias a Internet es más fácil que nunca. La red ha democratizado la posibilidad de conseguir rápidamente un dinero extra que necesitamos para cubrir algún gasto inesperado y que antes la banca tradicional nos rechazaba una y otra vez. Acercar la posibilidad de pedir un préstamo a la sociedad es hacerle un favor a la misma, en tanto que contribuye activamente a solucionar pequeños problemas domésticos o de ámbito familiar gracias a prestar cantidades no muy elevadas de dinero de manera fácil, sencilla y sin necesidad de reunir innumerables condiciones.

Esta posibilidad puede ser una gran alternativa si estás pensando, por ejemplo, en abrir un pequeño comercio en Malasaña, barrio tradicional madrileño que presume de ser el más alternativo de la ciudad y uno de los que más locales tiene en sus calles. Pero abrir un negocio en una popular zona como ésta requiere de una primera inversión elevada, que hoy en día es fácil de conseguir gracias a los créditos online. 

Pero la gran oferta de estos créditos que existe en la actualidad ha hecho surgir la necesidad de saber qué opciones son las mejores a la hora de solicitar un préstamo online. Son muchas las plataformas que han surgido como alternativa a la banca tradicional para facilitar esta posibilidad al público, pero ¿qué opción es la mejor? Encontrar lo que más se adapte a ti es la razón de ser de Finbino, un comparador de créditos que va a permitir que encuentres hasta la posibilidad de solicitar un primer crédito gratis

¿Qué significa conseguir un crédito gratis?

Todos los préstamos son un arma de doble filo: una entidad te presta un dinero que tú debes devolver, aunque la otra cara es que debes tener en cuenta los intereses, o lo que es lo mismo, lo que pagas de más por el servicio. Los créditos gratis son micro préstamos que conceden las organizaciones crediticias y que no incluyen el pago de intereses ni costes por comisiones en la solicitud de financiación. Esto ha contribuido a que sean muchos los usuarios de esta alternativa, que además de ser posible de forma rápida y sin burocracia de por medio permite no gastar más dinero del que se solicita desde un principio. Por lo tanto, beneficia al ahorro de las personas.

La masificación de este servicio financiero en toda España ha permitido el establecimiento de muchas entidades crediticias, por lo que muchas han optado por diferenciarse de su competencia ofreciendo algunos productos de forma gratuita. Con esta estrategia, la captación de nuevos clientes está asegurada, por lo que ambas partes salen ganando. Esta opción se ha popularizado sobre todo entre la gente joven por ser la máxima usuaria de la red digital, dominar sus claves y por permitir la financiación tanto de aquellos gastos que no prevén como de algunas inversiones que quieren hacer para comprarse algún capricho o hacer algún viaje. De hecho, este público es claramente potencial, porque son clientes que probablemente pidan más de un crédito a la misma entidad si se gana su confianza.

Créditos inmediatos para que resuelvas tu situación económica

Lo cierto es que los créditos urgentes se han establecido como una opción muy óptima para un gran número de clientes, porque se caracterizan por un otorgamiento inmediato de dinero que a menudo puede condicionar sobremanera la vida o la situación de una persona o familia en concreto. Todo esto es posible gracias a la evolución tecnológica, que ha permitido la consolidación de plataformas que se han adaptado totalmente a las necesidades de los usuarios. 

Esto dista totalmente de cómo se ha entendido la lógica crediticia durante décadas. Años atrás era el usuario el que mediante un montón de trámites burocráticos y la gestión de un sin fin de documentos administrativos presentaba una solicitud para conseguir un crédito de una cantidad determinada, a lo que la entidad en cuestión podía negarse – y de hecho, se negaba en multitud de casos alegando falta de condiciones. Ahora, este paradigma se ha reconvertido gracias a estas nuevas entidades de crédito, que directamente salen en búsqueda de clientes que requieran de un crédito rápido.

Este elemento es lo que precisamente hace que esta alternativa se esté solidificando en el mercado y que se su actividad se esté popularizando entre todo tipo de público. Estas plataformas funcionan a cualquier hora, las 24 horas y los 365 días del año, por lo que su gran capacidad de accesibilidad las hace muy próximas a las necesidades de cada persona, la cual puede tener una urgencia económica en cualquier momento y sin avisar.

Deja un comentario