Arreglo de calles, peatonalizar Fuencarral y un plan para rehabilitar Malasaña, entre los presupuestos ciudadanos más apoyados

La petición de contenedores soterrados encabeza con diferencia la lista de proyectos de gasto más votados en Centro

Contenedor en la calle Norte y vista aérea de la Plaza Luna, imágenes de algunas de las propuestas más votadas

El catálogo de necesidades planteado al Ayuntamiento por los ciudadanos de Centro en los Presupuestos Participativos está ya cerrado: la primera fase de votación ha dejado una lista de proyectos de gasto que podrán o no pasar a la votación final -muchos son descartados por inviables, otros por exceder el presupuesto- pero que dan muchas pistas sobre las quejas y las necesidades de los habitantes del corazón de Madrid.

A juzgar por el número de votos, parece que los vecinos están hartos de esquivar contenedores por las calles, porque el proyecto más votado ha sido uno que reclama la instalación de cubos de basura soterrados (921 apoyos), que se complementa con otra que reclama más puntos de reciclaje y contenedores subterráneos (631 apoyos) como cuarta opción con más respaldo ciudadano. La construcción de más piscinas públicas cubierta (826 apoyos) también es una constante cada año, al igual que los carriles bici, esta vez se reclaman alrededor de Madrid Central (560 apoyos) y en la Gran Vía (447 apoyos).

En cuanto al barrio de Malasaña, varias ideas de gasto específicas para el barrio se han colado en la lista de más apoyadas. La que más votos concita es la de recuperar Los Bulevares (566 apoyos) en las zonas de Alberto Aguilera y Carranza, creando paseos peatonales arbolados en el centro de la calzada, recuperando su aspecto pasado. También han recibido muchos apoyos la reforma de la Plaza Luna) (440 apoyos), pese a que el Ayuntamiento acaba de instalar allí un parque infantil y otro de gimnasia.

Además, se ha notado la influencia de la plataforma SOS Malasaña en los apoyos cosechados por el plan para rehabilitar el barrio (440 apoyos) y en la petición de arreglo de las calles de Malasaña (387 apoyos). Además, se reclama específicamente continuar la peatonalización de la calle Fuencarral hasta la calle Beneficencia (375 apoyos), una idea que el Ayuntamiento de Madrid ejecutará si Carmena repite como alcaldesa.

Los Presupuestos Participativos 2019 han multiplicado la cantidad de vecinos que participan en las propuestas y apoyos para el distrito Centro. Este año el número de votos necesarios para superar la primera fase -la de apoyos- es notablemente superior a los de 2018. Todos los proyectos situados entre los 20 primeros cuentan con más de 375 votos, mientras que la pasada edición bastaban poco más de 200. Ahora se quedan parados hasta que, después de las elecciones, afronten la votación final que decida el destino de más de dos millones de euros para el distrito.

Esta es la lista completa de los 20 proyectos más apoyados (en negrita, los que se ejecutarían totalmente o en parte en Malasaña):

4 Comentarios

  1. ojiplatico

    inutiles
    fuera ya del ayuntamiento.
    la mierda de parterres que ni cuidais en LA GRANVIA DE LA ABUELA.
    y todo el barrio de malasaña destrozado ni una calle se salva ni arregla.

    Responder
  2. De centro-izquierda

    Es para echarse a llorar la falta de liderazgo del ayuntamiento, que necesita las propuestas de los vecinos para realizar reformas. Y estas propuestas reciben, con suerte, trescientos o cuatrocientos votos… Sería más serio un equipo de profesionales con un criterio claro que analicen cómo avanzar teniendo en cuenta a todos los colectivos ciudadanos, no sólo a estos votantes.

    Responder
  3. Pepín

    El pastiche de la Plaza de la Luna es de escándalo.

    Ya que no se hace nada, ya que el bar sigue ahí, que la «fuente» también, que los coches de Policía siguen, que los accesos al garage son horribles (y peligrosos para los niños que se suben, porque son niño, juegan y no tienen culpa), que el jardín vertical sigue abandonado, que de cuando en cuando nos colocan un mega-cartel publicitario, que no hay (casi) ni una sombra ni un árbol, que los escalones para subir y bajar son escasos (nunca entenderé el porqué de no poner escalones en todo el largo necesario)… Ya lo único que se ha hecho es poner un parque infantil y otro de «street workout» (palabro para definir unas estructuras que usarán sólo los chavales de la plaza)… ¿POR QUÉ NO LO ABREN?? Es que alucino, de verdad. Una plaza es imprescindible, joder. No tenemos ni una sola en el barrio. Todas tomadas por terrazas o mercadillos… Indignante. Asco de gestores.

    Por cierto, todas las motos que aparcan al otro lado de la acera en la Plaza de la Luna están infringiendo la normativa del Ayuntamiento. ¡Se aparca en paralelo al bordillo! La Policía, que está enfrente, está avisada por mí mismo y me han explicado en persona que tienen que ser permisivos, que lo comprenda. ¿Por qué crear una normativa que no recoge excepciones? ¿Tiene la Policía poder para aplicar esas normas dependiendo de su criterio? ¿Por qué todo espacio relativamente ancho y de «relajamiento» visual y espacial tiene que tomarse siempre por algo? Si hay tres o cuatro aceras anchas en todo el barrio metemos decenas de motos, si hay plazas metemos terrazas a punta pala… ¿Dónde nos metemos los vecinos? ¿No puede uno bajar a la calle a tomar el aire sin tener que consumir o sufrir por la falta de espacio?

    ¡Necesitamos espacios sin NADA (¡N-A-D-A!) más que unos árboles, unos bancos y mantenerlos limpios! ¿Es tan difícil?

    ¡Coño ya! Luego que si vaya pena que abandonamos el barrio… Disculpen el vocabulario pero es justo lo que hay en mi cabeza.

    Responder

Deja un comentario