‘Pocimeras’ y camas balinesas

Te presentamos dos singulares sitios en el barrio por donde los amantes del té deberían dejarse caer