Pinta la mona o… ¡a quién tú quieras!