Más Madrid y PSOE critican la decisión de Almeida de desahuciar a las asociaciones vecinales de Malasaña de la Casa de Cura

Desde Más Madrid hablan de "vergüenza" la revocación de la cesión de la Casa del Cura a colectivos de Malasaña y en el PSOE indican que “el alcalde mantiene una guerra abierta con las entidades vecinales”

Edificio del número 1 de la plaza del Dos de Mayo, conocido como la Casa del Cura | SOMOS MALASAÑA

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido revocar la cesión de la Casa del Cura a los vecinos de Malasaña. El edificio municipal, que fue reformado para compensar la enorme falta de espacios dotacionales y de uso público en el barrio, no podrá ser utilizado por ninguno de los 38 colectivos del barrio que ganaron el concurso público hace un año para su cesión. La noticia la adelantaba a la prensa el consistorio justo horas antes de la reunión fijada entre el concejal de distrito, José Fernández, y la junta representante de los citados colectivos en la que estos últimos creían que Fernández les iba a comunicar cuándo podrían volver a utilizar este espacio, una vez finalizadas en él las obras de accesibilidad y de instalación de contadores de la luz que estaban pendientes.

Tras la reunión, Pilar Cirugeda, representate de los colectivos cesionarios, declaraba contundente: «Nos desahucian», una sentencia que viene a resumir la reunión mantenida con Fernández, según ella, al tiempo que otro de representante que también participó en la reunión de esta mañana afirma: «Dice que han ganado las elecciones y que pueden hacer lo que quieran».

Tanto Almeida como Fernández han declarado que el edificio cuya cesión legal está vigente y que fue concedido mediante concurso público al proyecto presentado por 38 colectivos vecinales y sociales, entre los que se encuentran las ampas de los colegios públicos de la zona y del intituto Lope de Vega y el grupo juvenil local de los scout, será destinado a albergar en él a los siete nuevos trabajadores de los servicios sociales del distrito que ayer anunció el ayuntamiento que iba a contratar.

Ante la noticia de la revocación de esta cesión por parte del Ayuntamiento, los grupos políticos de Más Madrid y PSOE han mostrado su total desacuerdo. La reacción de muchos de sus miembros no se ha hecho esperar en redes sociales como twitter.

García Castaño: «Es parte de la estrategia política del PP en todo Madrid»

De este modo, Jorge García Castaño (Más Madrid), anterior concejal presidente de Centro y bajo cuyo mandato se firmó la cesión de la Casa del Cura, escribía: «Ni centro cultural ni espacio vecinal en Malasaña. Siguen con la labor de demolición», haciendo referencia también a la decisión de Almeida de hace un año de que en las plantas superiores del edificio de San Bernardo 68, en las que se estaba construyendo un centro cultural para el barrio de Universidad se instalaran finalmente funcionarios del área de Deportes.

En posterior conversación telefónica con este periódico, García Castaño ha querido dejar claro que esta revocación es «parte de una estrategia política del PP en todo Madrid» en contra del asociacionismo vecinal y que «no se puede atribuir a un concejal que vaya por libre». Denuncia que el consistorio quiere aprovechar el contexto del coronavirus para hacerse con la gestión de este espacio y que en los servicios sociales de Centro lo que había era una necesidad de aumentar la plantilla, pero no del espacio con el que cuentan. «No había una demanda de un nuevo centro de servicios sociales por parte de los trabajadores, sí de mejorar los edificios existentes como el de San Joaquín 10. En Más Madrid vamos a estudiar la legalidad de esta decisión del gobierno municipal para ver si realmente es factible».

El ex concejal de Centro por Ahora Madrid recuerda también que fue el anterior gobierno el que rescató este edificio de la Casa del Cura para la ciudad. «Ellos no sabían ni que existía y hubo que negociar mucho con el arzobispado para recuperarlo y luego crear un procedimiento de cesión garantista y transparente para su adjudicación», declara antes de lamentar que no vaya a tener el uso para el que se reformó bajo su mandato. «En un barrio en el que el PP había vendido todo el patrimonio municipal que había, tuvimos que fabricar nuevos espacios dotacionales que ahora se están encargando de desmontar».

Para el también concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento, Nacho Murgui: «De este modo responde Almeida al movimiento vecinal por los servicios prestados a los madrileños. Mientras los colectivos vecinales hacen el trabajo que él no hace atendíendo a los más vulnerables, el Ayuntamiento les despoja de los recursos que merecen».

Por su parte, la concejal Mar Barberán, quien con Carmena fuera nombrada Comisariada de Malasaña, ha escrito: «Es una vergüenza que Madrid le quite a las asociaciones de vecinos de Malasaña la cesión de espacio que ganaron por concurso. Los mismos vecinos que durante el COVID19 han dado asistencia a cientos de familias. ¿Es este el peaje que tienen que pagar?»

PSOE: «Un acoso continuo al movimiento asociativo»

De igual modo, las reacciones de condena a la decisión de Almeida en el PSOE han sido muy claras. Así, para el concejal Chema Dávila: «Es un incumplimiento flagrante y un ataque al movimiento asociativo. Albergar Servicios Sociales es una excusa, hay espacios, como San Bernardo 68 que lo destináis a oficinas o Paseo del Prado 30 que lo dais a un privado. Ahí cabe también un nuevo Centro de Salud, que votasteis en contra… Esta es la verdadera cara de Almeida y Villacis en Madrid, un acoso continuo al movimiento asociativo de la ciudad desde que entraron en el gobierno. Quieren destruir toda forma de participación social que no tengan controlada. Nos tendrán enfrente»

En la misma línea, la portavoz del grupo municipal socialista en Centro, Mónica Fuente, ha calificado la decisión de Almeida como un «nuevo atropello al movimiento vecinal del distrito». Además, Fuente afirma que se trata de un inclumplimiento flagrante por parte de la administración con una cesión legal efectuada mediante concurso público al proyecto presentado por unos colectivos sociales y vecinales. 

Pedro Barrero, concejal socialista también en el Ayuntamiento de Madrid, ha dicho que “el alcalde mantiene una guerra abierta con las entidades vecinales”.

Somos Malasaña ha intentado también conocer la opinión del grupo municipal de Ciudadanos sobre la decisión tomada por Almeida, como socios de gobierno que son, sin que por el momento hayamos recibido respuesta.

Recibe las noticias de Somos Malasaña

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña


Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

Deja un comentario