El lujo se fija en Malasaña al calor de la previsión del alza de precios del residencial en Madrid

El capital extranjero está apostando por invertir en Madrid, promoviendo y adquiriendo vivienda de lujo también en barrios como Malasaña, donde hasta el momento no había este tipo de oferta. Los edificios de Carranza 15 y de Barceló 5 son unos ejemplo más de esta tendencia

Recreación de la zona de áticos de Carranza 15 | KNIGHT FRANK

“Madrid lidera las previsiones de crecimiento de precios del mercado residencial para 2019, junto con Berlín, París y Ciudad del Cabo», declaraba Carlos Zamora, director de Residencial de Knight Frank a El Confidencial en un artículo en el que también se señalaba que, según el índice del mercado residencial de lujo internacional (PIRI), «entre las diez ciudades con una mayor variación de precios en 2018, se encuentra -como ya ocurrió el año anterior- Madrid con un aumento de los precios del 8,1%, y con un precio por metro cuadrado en 8.000 euros». Son cifras más que interesantes para un mercado en el que inversores internacionales buscan beneficios.

Lujo y vivienda son dos términos que hasta hace poco no habrían sido aplicables a una zona de Madrid como la del barrio de Universidad-Malasaña. Al menos al referirnos al lujo que puede entenderse como menos metafórico y más palpable. Sin embargo, esto ha cambiado y un puñado de promociones de vivienda nueva están en marcha en la zona anunciándose abiertamente como «de lujo».

Recreación de la fachada del edificio de Carranza 15 | KNIGHT FRANK

La misma inmobiliaria británica a la que hemos hecho referencia, Knight Frank, comercializa una de ellas en el número 15 de la calle Carranza: 11 viviendas de dos dormitorios y altas calidades en un edificio original de 1900 del que sólo se ha respetado la fachada exterior y su escalera protegida de madera. Ya son sólo tres los pisos que quedan por venderse, con precios entre 867.600 euros y 1.324.500 euros.

Se trata de viviendas amplias, con el precio del metro cuadrado entre los 6.900 y los 8.200 euros, lo cual deja la media del mismo en niveles muy semejantes a los de otras promociones de lujo en la zona, como las de Noviciado 14, Divino Pastor 5 y Fuencarral 77.

Patios luminosos, terrazas en los áticos, cocinas equipadas con electrodomésticos de alta gama, domótica, calefacción por suelo radiante, energía solar colectiva en la cubierta del edificio, climatización, garajes, piscina en algún caso… Así son los complementos que suelen ofrecer estas nuevas promociones de vivienda que se están ultimando en Malasaña y a los que hay que añadir, sin duda, el atractivo de la magnífica ubicación y comunicación de la que goza la zona.

Barceló 5, edificio que está siendo transformado en viviendas de lujo

Barceló 5: 14 viviendas de lujo en un edificio de 1888

En el número 5 de la calle de Barceló encontramos otro ejemplo de estas promociones de viviendas de lujo de nueva construcción que están proliferando en la zona y que es, a su vez, muestra de ese interés que tiene el capital extranjero por invertir en el ladrillo residencial, al alcance de muy pocos bolsillos, en la capital.

Desde febrero de 2018 la constructora Moguerza está procediendo a demoler y redistribuir el interior de este edificio residencial de 1888, siguiendo el proyecto de Touza Arquitectos para la sociedad 1810 Capital Investments, S.L, fondo de inversión dedicado al sector inmobiliario «basándose en ubicaciones privilegiadas», según indican ellos mismos, que compró el edificio en 2015 y planea habilitar 14 viviendas en el mismo. La obra marcha con retraso con respecto a las previsiones que tenían los promotores y aún no se han podido ver ni recreaciones sobre los acabados finales ni precios, si bien es de esperar que no difieran mucho de otras promociones que tiene el fondo entre manos, siempre encargadas a los mismos arquitectos e interiorista.

1810 Capital Investments es propiedad de los inversores argentino-israelíes Zev y Sergio Gustavo Marynberg, siendo este último quien figura como presidente y consejero delegado de la empresa, gestionada en España por los también argentinos Jorge Pepa y Francis Btesh. Según El Confidencial, los Marynberg apostaron por invertir en España, y en Madrid en particular, a finales de 2014. No lo hicieron, sin embargo, en barrios donde la vivienda de lujo es más habitual, como podría ser Salamanca. Por el contrario, han optado por edificios singulares situados en Centro, como un antiguo palacete en la calle Santa Isabel, un edificio en plena plaza de Tirso de Molina o la propiedad referida en Barceló 5, entre otros. Su comercialización siempre la han confiado a la inmobiliaria Knight Frank, que sólo trabaja con propiedades de alto nivel.

El cliente final es aquel que busca exclusividad y altas calidades en el centro de la ciudad. En el edificio de la calle Barceló estuvo colgado durante bastante tiempo un cartel en el que se leía «El lujo de vivir en Malasaña».

Más Información: 

1 Comentario

  1. @capitan_malasana

    ¿Son estos nuevos vecinos a los que vamos a agradecer que desaparezca la degradación del centro de Madrid? ¿Van a tener mas fuerza y presión que los humildes vecinos tradicionales? ¿Van terminar arrinconando a los antiguos vecinos? ¿Van a ser ellos los responsables reales de la extinción (SOS MALASAÑA, VECINOS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN)?

    Responder

Responder a @capitan_malasana Cancelar respuesta