Los (humanos) que orinan todos los días en la puerta de mi casa

"Enseñemos a todos que tener un barrio cool, joven y a la moda no es sinónimo de suciedad, dejadez y falta de respeto a los vecinos", propone Diana, que sufre los excesos de los que vienen a la zona de San Ildefonso

Orín en una calle de Malasaña | SOMOS MALASAÑA