La paseante se convierte en ‘mujer anuncio’