La Junta de Centro deja fuera del pleno a decenas de vecinos al imponer un aforo de 25 personas

Entre los que ocupaban las plazas se encontraban trabajadores y afines al equipo de gobierno, que incluso aplaudieron las intervenciones del concejal presidente. José Fernández anunció su intención de ampliar el aforo

Vecinos en el acceso a la Junta de Centro, intentando acceder | SOMOS MALASAÑA

Decenas de madrileños que querían acudir al pleno de la Junta de Centro de enero se quedaron este miércoles a las puertas, en la calle Mayor, al impedirles el paso una docena de agentes de Policía Municipal al considerar que el aforo estaba completo. Dentro, los 25 asientos para el público estaban ocupados, como también los de los 30 de vocales representantes de los partidos políticos, que superaban en número a los vecinos que habían podido entrar.

Entre los que se quedaron fuera -aproximadamente unas 50 personas- se encontraban muchos de los vendedores de flores de Tirso de Molina, cuya situación legal se discutía en la sesión, así como bastantes músicos callejeros, a los que el Ayuntamiento ha paralizado la concesión de licencias hasta que se redacte una nueva instrucción, cosa de la que también se habló en el pleno. Además había representantes de asociaciones vecinales a los que se les impidió también el acceso.

La prohibición de paso afectó inicialmente al redactor de Somos Malasaña que escribe estas líneas, cuyo acceso fue vetado por personal municipal al aducir que estaban completas las «plazas para prensa» (no se identificaron más medios en el pleno) y por «no ser un medio habilitado por el Ayuntamiento» (este periódico está dado de alta en el servicio de prensa municipal y ha entrevistado en varias ocasiones al propio concejal presidente). No obstante, pasados cinco minutos del veto inicial los responsables cambiaron de opinión y se permitió el acceso de este periodista para poder ejercer su trabajo.

Dentro, la mayoría de asientos estaban ocupados por miembros del equipo municipal y ciudadanos favorables al concejal José Fernández, alguna de cuyas intervenciones fue saludada con sonoros aplausos. Sin embargo, este mismo criticó al público por expresarse así y les invitó a que dejaran de hacerlo de forma tajante.

Más Madrid criticó que se hubiera impedido el paso a los vecinos que se quedaron fuera durante el debate en el pleno. El anterior concejal de Centro, Jorge García Castaño, indicó a Somos Malasaña en un receso que en la legislatura anterior Ahora Madrid nunca se impidió el acceso de ningún vecino a los plenos de distrito Centro, fueran de la ideología que fueran.

Una vez avanzado el debate y durante una propuesta sobre la regulación de los propios plenos, el propio Fernández admitió que le gustaría que al pleno acudieran más vecinos «a expresar sus problemas» y anunció su intención de «si es posible, ampliar el salón para que venga más público. Yo encantado», afirmó.

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña

Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

1 Comentario

  1. Sílver

    ¡Leo que se está redactando una nueva instrucción sobre música en la calle! La ordenanza en vigor sólo tiene una carencia, absolutamente necesaria para resolver el problema: que no contempla la posibilidad de requisar los equipos de amplificación (ya saben, esos carritos de ruedas con reproductor de música de acompañamiento, amplificador y altavoz).
    Introduciendo este detalle, los agentes de la Policía Municipal resolverían el problema en un plisplás.

    Responder

Deja un comentario