El sereno que guardaba tu calle y te vigilaba a ti

  Rosa Chacel recordaba en su Barrio de Maravillas (1976) un Madrid que iba desapareciendo, donde aún tenían cabida los serenos. Su figura es un destello recurrente en la nostalgia y su recuperación, como los tranvías, una demanda perpetua en las conversaciones de sobremesa. Cumplieron también, como vamos a ver, funciones menos amables, de control […]