El PP pacta con Vox un estudio para soterrar la Gran Vía | Somos Malasaña

El PP pacta con Vox un estudio para soterrar la Gran Vía

Ciudadanos afirma que su aprobación "no está en el futuro más inmediato" y admite que es necesario estudiar "las complejidades técnicas"

Posible trazado del túnel propuesto en 2017 por Esperanza Aguirre para Gran Vía | SOMOS MALASAÑA

El nuevo equipo de gobierno municipal quiere estudiar si es posible agujerear el distrito Centro de un lado a otro para desviar el tráfico en superficie en Gran Vía. Así consta en el acuerdo entre el Partido Popular y Vox, por el que el partido de ultraderecha aprobó la investidura de Martínez-Almeida como alcalde de Madrid.

«Se estudiará la viabilidad técnica y económica del soterramiento de la Gran Vía, como vía de circulación alternativa y aparcamiento subterráneo», reza la medida número 44 firmada por ambas formaciones políticas, que el nuevo alcalde comentó en una reciente entrevista en El Mundo: «Somos conscientes de que hay dificultades de carácter técnico importantes para poder acometer ese túnel. Pero Vox nos ha solicitado que, por lo menos, se pudieran hacer los estudios correspondientes y no tenemos ningún problema». Su vicealcaldesa, Begoña Villacís, también ponía en duda la viabilidad en este mismo medio: «Es un proyecto que siempre ha estado ahí y que se ha debatido. Yo misma lo he visto pero habría que ver las complejidades técnicas que entraña y sobre todo el presupuesto. De momento no está en el futuro más inmediato».

La idea de que un túnel atravesara Gran Vía data de hace más de dos años, cuando el PP, entonces liderado por Esperanza Aguirre, llevó a un pleno de la Junta de Centro un proyecto para crear un túnel bajo esta avenida «de Cibeles a Plaza de España, con salida en Bailén, Princesa y Cuesta de San Vicente». La propuesta la formuló el entonces edil popular Íñigo Henríquez de Luna, ahora diputado electo por Vox en la Asamblea de Madrid.

Henríquez de Luna matizaba entonces que su grupo buscaba salvaguardar «el derecho a utilizar su vehículo privado» que tiene «mucha gente», indicó. La iniciativa fue apoyada por Ciudadanos y rechazada gracias a los votos de Ahora Madrid y PSOE, que detentaban la mayoría. No era la primera vez que se ideaba excavar la tierra bajo la Gran Vía: el ingeniero Juan de Arespacochaga ya propuso en los años 40 crear allí una especie de ciudad subterránea.

Ahora y con el nuevo consistorio, el área de Movilidad prepara el terreno para dejar en suspenso Madrid Central a partir del 1 de julio e idear un nuevo sistema que, en principio y según lo anunciado por Martínez-Almeida, dejará circular libremente por la Gran Vía, una avenida que pese a las restricciones ambientales sigue registrando atascos diariamente, debido al gran volumen de taxis y VTC que la pueblan cada semana.

Más información:

 

1 Comentario

  1. Mari

    Estas obras no perjudican a los comerciantes. Madrid Central es muy, pero que muy perjudicial.
    Te digo….

    Responder

Deja un comentario