El incendio de un contenedor de obras asustó a los vecinos de la calle Noviciado

En la madrugada del sábado al domingo, un incendio, al parecer provocado, hizo arder lo que había en un contenedor de obras a la altura del número 16 de la calle Noviciado. La altura de las llamas puso en riesgo edificios cercanos

Estado en el que quedó el contenedor de obra incendiado | SOMOS MALASAÑA

Un contenedor de obra, situado a la altura del número 16 de la calle Noviciado, salió ardiendo la madrugada del pasado domingo en torno a las 4:30. El fuego, al parecer intencionado, fue sofocado por los bomberos sin que hubiera que lamentar algún tipo de daño personal ni material en los edificios cercanos.

La gran altura que alcanzaron las llamas sí que inquietó a algunos vecinos, pero estas pudieron ser sofocadas sin demasiados problemas.

Más de 12 horas después de apagado el fuego, el contenedor metálico seguía desprendiendo un fuerte calor, señal inequívoca de las altas temperaturas que alcanzó en su interior la noche anterior, y el olor a quemado persistía en la zona.

Los incendios intencionados en contenedores, principalmente de basura, no son algo infrecuente en las noches de Malasaña. La destrucción por fuego de aquellos situados en islas de reciclaje es lo más habitual, pero cualquier acumulación de residuos u objetos en la vía pública constituye de por sí un foco de riesgo.

Interior del contenedor de obra incendiado | SOMOS MALASAÑA

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña

Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

1 Comentario

  1. Perico

    Vale que si hay intención toda precaución es poca y que en este barrio se manifiestan las peores conductas del ciudadano tras la ingesta de alcohol en grupo. Pero esos contenedores (y los sacos, totalmente fuera de la regulación) permanecen demasiado tiempo llenos en las calzadas. Además, nunca se evalúa que, al retirarlos, la zona quede como estaba. Por lo general queda una buena cantidad de objetos y mierda en los alrededores.
    Pero vamos, que están llenos durante días y días y que con la calidad humana de nuestros visitantes bajo los efectos del alcohol, pocas veces pasa.

    Responder

Deja un comentario