Los Cortina Koplowitz resucitarán el histórico edificio de Pez 3

Los empresarios, que siguen apostando por Malasaña para sus inversiones inmobiliarias, son los propietarios del edificio en el que estuvo El Bocho y donde vivieron Los Modlin. Se encuentran a la espera de la licencia que les permita rehabilitar por completo el inmueble

Vista del edificio situado en Pez 3 | SOMOS MALASAÑA

De los tres edificios ‘fantasma’ que llevan años infrautilizados en la calle del Pez, el situado en el número 3 es el que más historias memorables acumula por ser, entre otras cosas, donde vivieron los peculiares Modlin y donde estuvo situada la taberna-restaurante El Bocho. Los otros dos, en los números 1 y 21 de la citada vía, tienen también su enjundia, si bien hoy toca hablar del que puede que pronto sea el nuevo gran negocio en la zona de dos de los hermanos Cortina Koplowitz, Alberto y Pedro, quienes lo adquirieron en propiedad a través de la sociedad Cardiff Dreams SL a finales de 2017 y que estarían a la espera de que se les conceda la correspondiente licencia de obras para acometer una reforma integral que permita transformar los pisos de este inmueble en viviendas de lujo.

En el ínterin, Pez 3 continúa con su fachada cubierta por la típica malla verde que la adorna desde hace años y que evita que posibles desprendimientos de elementos de su fachada, como algunos que ya ha tenido, puedan causar daños a quienes pasen cerca de él, o al mismo Juan Pérez, el conocido jardinero de Malasaña, que ha convertido en reclamo turístico algunos de los antiguos espacios comerciales del edificio colocando en ellos unos peculiares jardines verticales llenos de plantas que mantiene a diario.

Bajos del edificio situado en Pez 3, uno de los lugares más fotografiados de Malasaña | SOMOS MALASAÑA

También en este entretanto en el que se encuentra, recientemente Pez 3 ha sido denunciado en Urbanismo por unos vecinos del edificio del número 16 de la calle San Roque, que reclaman que las demoliciones interiores de medianeras que se habrían practicado en el inmueble les han causado humedades en su vivienda por una incorrecta impermeabilización de paredes.

Un edificio histórico en busca de una nueva vida

Hasta hace poco más de un año, cualquiera que pasara por Pez 3 por la noche sólo podía ver luz en uno de sus segundos pisos. Allí vivían unas hermanas mayores que fueron las últimas inquilinas de este edificio construido antes de 1900 y con elementos protegidos por Patrimonio. Desde entonces permanece totalmente vacío, a la espera de los permisos que lo conduzcan hacia una nueva vida.

Fue el 16 de octubre de 2017 cuando se produjo la subasta judicial voluntaria del inmueble y éste quedó en manos de Cardiff Dreams SL. Se pedían poco más de seis millones por esta parcela de 414,45 metros y una superficie construida de 2375 metros cuadrados, distribuida en tres establecimientos comerciales, un local de hostelería, dos almacenes y 13 viviendas.

Durante años, la Fundación Doctor Moraza, que poseía el 91,5% del edificio, había tratado que fuera declarada oficialmente su ruina económica, lo cual dio pie a un largo litigio con los propietarios de El Bocho, mientras que avanzaba el deterioro del inmueble: vaciado progresivo de inquilinos, cierre de los comercios que había en los bajos, el adiós de El Bocho

Cortina Koplowitz, al rescate

Cardiff Dreams SL, el nuevo dueño de Pez 3, tiene como administrador único, desde el 27 de noviembre de 2017, a la sociedad Palcok 2002 SL, una firma de intermediación financiera cuya administración mancomunada la ejercen los hermanos Alberto Cortina Koplowitz y Pedro Cortina Koplowitz, hijos de los empresarios Alicia Koplowitz y Alberto Cortina.

Palcok 2002 es también el vehículo a través del cual ambos hermanos Cortina Koplowitz tienen otras inversiones inmobiliarias en la zona, como sucede con el edificio del número 18 de la calle Manuela Malasaña, adquirido por Decor II Proyectos Inmobiliarios SL, sociedad de la que Palcok 2002 SL es también administrador mancomunado.

La apuesta de Cortina Koplowitz por proyectos relacionados con el ladrillo en el distrito Centro de Madrid es clara: recientemente habrían adquirido el edificio de Orellana 1, en la cercana plaza de Santa Bárbara, mientras que, según el Confidencial, también poseerían, al menos, otro edificio más en Chueca (calle Prim), varios edificios en San Bernardo, otro en Miguel Servet (Lavapiés), otros dos en las calles San Pedro (Antón Martín) y León (Huertas) y uno más en la plaza de Santa Ana.

Rehabilitaciones de lujo

La rehabilitación integral de edificios en Malasaña para venta o alquiler es una actividad económica al alza. En la práctica podríamos decir que se trata de promociones de nueva construcción que únicamente deben conservar los elementos protegidos por Patrimonio: fachada y escalera, por lo general. Una vez reformadas, el precio por metro cuadrado de las viviendas ronda los 8.000 euros, según las últimas ofertas que han ido saliendo al mercado.

Se trata de vivir en una zona céntrica, bien comunicada y en unos edificios con aspecto antiguo pero que pueden contar con todas las comodidades de la nueva construcción.

Los edificios de Universidad tienen sus años, siendo éste un barrio consolidado urbanísticamente antes del inicio del siglo XX, en su mayoría, Precisamente por ese motivo nuevos y solventes inversores pueden encontrar interesantes oportunidades de negocio en un parque de edificios envejecido donde a muchos de los propietarios actuales les resulta difícil mantener sus inmuebles, con numerosas reformas pendientes.

Inevitablemente, todas estas rehabilitaciones de edificios, por parte de nuevos compradores, traen aparejados cambios en el tipo de vecinos y así los habitantes tradicionales de la zona se están viendo sustituidos por recién llegados con un mayor nivel económico.

 

Recibe las noticias de Somos Malasaña

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña


Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

3 Comentarios

  1. Almeida

    Equiparar el problema de los manteros y del botellón , a que halla alquileres asequibles es muy simple. Habria que mirar las causas sociales y los remedios que tendría que implementar el caotico desgobierno de Madrid.

    Responder
  2. Ricardo

    Que pena que vengan vecinos con más poder económico. Con lo bueno que sería que vinieran mejor manteros de lavapies o más estudiantes que hagan botellón. Claro que sí

    Responder
    • Carlos

      ¡Claro que sí guapi ! lo que van a venir son más turistas, ¿pero usted vive en el barrio? o solo dice tonterías. De los 3 últimos edificios rehabilitados en malasaña, todos han sido para alquiler turístico, y esos si que hacen botellón y fiestas en sus casas, mean en la calle etc….
      Cuando le cobren 5 euros por una caña y una barra de pan sean de 2 euros me lo cuenta.

      Responder

Responder a Almeida Cancelar respuesta