CoctelSaña: por qué vender 40 cócteles de autor a 5 euros

El mundo de la coctelería en Madrid se halla en plena efervescencia. En este renacer ha tenido mucho que ver un evento como CoctelSaña, que cumple cinco ediciones como divulgador de la cultura del cóctel, aunando calidad y precios populares para acercar al gran público un placentero arte que llevaba demasiado tiempo en un incomprensible y elitista semiolvido

Uno de los 40 cócteles de autor que participan en CoctelSaña 2018. Concretamente, el de un clásico de Malasaña como la Vía Láctea | RAQUEL ANGULO

Hoy en día el mundo de la coctelería está en plena efervescencia pero en un pasado no tan lejano como el del año 2014, en Madrid y para el gran público, apenas existía. Gintonics, caipirinhas, mojitos y para de contar. Los cócteles clásicos y los de autor llevaban muchos años reservados al disfrute de un consumidor minotirario en cafés elegantes y establecimientos especializados y exclusivos. Así pues, estábamos aún en la larga era del cubata y de los combinados de primero de barman -hielo, un refresco y un alcohol de alta graduación- cuando nació CoctelSaña, una ruta que acaba de llegar a su V edición y que puede presumir de haber sido la primera de la capital en apostar fuerte por la recuperación popular de la cultura del cóctel.

CóctelSaña 2018: consulta aquí toda la información práctica sobre la V edición de esta fiesta

Durante 11 días, hasta el próximo 4 de noviembre, CoctelSaña 2018 presenta 40 cócteles de autor en otros tantos locales del área de Malasaña y Conde Duque, a un precio único de 5 euros. Desde la organización señalan que si para la primera edición de este evento les fue difícil reunir a los 25 establecimientos a los que dieron cabida, por el hecho de que muy pocos bares ofrecían cócteles por aquel entondes, en esta edición, siendo 15 más los participantes, varios aspirantes se han tenido que quedar fuera por falta de plazas.

Uno de los cócteles participantes en esta edición de 2018 | RAQUEL ANGULO

«Para las ediciones de 2014 y de 2015 dimos hasta formación gratuita a los barman de los establecimientos participantes porque sus conocimientos de coctelería eran nulos o muy básicos y apenas había cocteleros trabajando en los locales de la zona. Con suerte se contrataba a alguno a tiempo parcial, tan sólo para los fines de semana. Hoy, sin embargo, no hay local de copas que se precie que no incluya cócteles en su oferta», aseguran desde Marie Brizard Wine & Spirits, patrocinador del evento y empresa que desde hace dos años ofrece los mejores cursos de coctelería y destilados a través de la Cámara de Comercio de Madrid, además de colaborar con otras escuelas como The Cocktail Room y las de hostelería superior de Lago y Toledo.

Un ejemplo de lo que decimos lo encontramos en Strawberry Fields, un restaurante de hamburguesas, ensaladas y tapas que ha participado en todas las ediciones de CoctelSaña. Cuenta su dueño, Nacho Lejarcegui, que se apuntó a la primera edición sin estar convencido, sólo porque era miembro de la incipiente asociación de comerciantes de Malasaña, uno de los organizadores del evento. En su local no servían por aquel entonces cócteles y acudió al curso gratuito de formación que ofrecía CoctelSaña. Hoy en día ha incorporado a su carta algunos combinados. La coctelería marida bien con la comida y no son pocos los restaurantes que como Strawberry Fields la han incorporado a su oferta.

Echando la vista atrás, Dani Burgos, maestro coctelero y actual embajador de marca de Marie Brizard, destaca que desde que arrancó CoctelSaña hasta la actualidad se ha producido un salto abismal tanto en la mejor preparación y servicio de los barman, lo cual se traduce en mejores propuestas y en una experiencia más completa, como en la cantidad y la exigencia del público que se acerca a disfrutar del evento. Afirma que la coctelería está viviendo en España un gran momento y más que una moda o un boom augura la consolidación de un sector que goza cada vez de mayor reconocimiento.

Fotografías de los ganadores del concurso fotográfico en instagram de la pasada edición de CoctelSaña

Cinco euros: objetivo, «democratizar» los cócteles

Una de las grandes señas de indentidad y de los atractivos de CoctelSaña durante todos sus años de andadura ha sido el precio único y bajo de los cócteles de la ruta, entre un 30% y un 50% más baratos que los precios que esos mismos establecimientos presentan fuera de estas fechas especiales. «Si queríamos acercar al gran público al mundo del cóctel debíamos lograr que se animaran a probar la variada oferta que cada año les presentábamos», cuentan desde la organización.

«Tuvimos muy claro desde siempre que una política de precios bajos era esencial para lograr nuestro objetivo de democratizar los cócteles, cuya cultura estaba arrinconada y asociada en el subconsciente popular a algo elitista. Y así ha sido, porque una vez que alguien descubre los placeres que le proporciona el mundo coctelero quiere volver una y mil veces a disfrutar de ellos. Más que enfocado a obtener un rendimiento económico inmediato, CoctelSaña es un evento divulgador, un evento de siembra. Aún así, el pasado año los locales participantes facturaron más de 30.000 euros, con más de 6.000 cócteles vendidos, durante su duración. Cuánto público regresó a esos mismos lugares despúes es algo que desconocemos, pero a tenor por la cada vez mayor importancia que todos y cada uno de ellos dedican a su carta de combinados intuimos que el suficiente. Además, se ha convertido en una fecha que tanto clientes como profesionales de la hostelería esperan con expectación».

Joaquín Manrique, creador de la receta que en 2017 se alzó con el premio al Mejor Cóctel de Malasaña

CoctelSaña contempla también cada año un concurso en el que se busca el mejor cóctel de cada edición. La elección queda en manos tanto del público como de un jurado de expertos. Pero, ¿cómo saber si un cóctel es bueno? Lucía V. Menéndez, autora del blog Malasaña a Mordiscos, máster en periodismo gastronómico, gran entendida en el mundo del vino y aficionada a la coctelería, nos da las claves: «Un buen cóctel debe resultar un todo armonioso. No debe prevalecer el sabor de ningún ingrediente sobre los demás, esa es la norma básica. Luego, por supuesto, la estética debe ser cuidada. Para que todo esto sea posible, los ingredientes deben ser de calidad y el coctelero, experimentado».

El próximo viernes, justo antes del último fin de semana de la ruta, se hará público el ganador de este año, que tomará el testigo de ‘La Yiyi’, una creación «dulce y ácida a la vez» de Joaquín Manrique que se alzó con el título de mejor cóctel de Malasaña en 2017. Manrique nos explicaba hace un año, en una entrevista, su visión desde dentro de la evolución del mundo coctelero en Malasaña. Este año vuelve a participar en CoctelSaña -aunque desde detrás de la barra de otro local, Surya- con una receta en la que combina licor de pera, esencia de jengibre, whisky infusionado con especias, zumo de lima, angostura y top de soda.

Teniendo en cuenta la fotogenia de los cócteles y el carácter social de su consumo, el evento es carne de redes sociales. La organización vuelve a montar este año un concurso en instagram que premiará con regalos las instantáneas de los clientes de la ruta que reciban más votos.

Las asociaciones de comerciantes y de hosteleros de Malasaña, Vive Malasaña y AHM, colaboran con la organización de CoctelSaña, que cuenta con la producción de la división de eventos de Somos Malasaña y el apoyo de las siguientes marcas: Marie Brizard, Gin Mr Stacher’s y Tequila San José, Cognac Gautier, Cachaça 51, Vermouth Punt e Mes y Antica Formula,
Fernet-Branca y Brancamenta, Whisky William Peel y Paddy Irish Whiskey y Vodka Sobieski.

Cócteles y gastronomía

Lucía V. Menéndez, autora del blog Malasaña a Mordiscos, es una firme defensora desde hace años de lo bien que combinan determinados cócteles con ciertos platos de comida y, en este sentido, cree que el boom que está experimentando la coctelería está en sintonía con el boom que ya ha vivido la gastronomía. «Los maestros cocteleros serán, si no lo son ya, los nuevos supermegachefs«, asegura y señala a Diego Cabrera, de Salmon Gurú, como uno de los cracks del momento. «Habrá muchos más. Hay coctelería para rato», afirma rotunda y feliz por «la vuelta al cóctel hecho y derecho», que en España tuvo su momento de esplendor en los años 70 del pasado siglo impulsado por establecimientos como Chicote y Del Diego.

La experta en gastronomía apunta, además, un dato muy a tener en cuenta: «Aunque la gente cree que los cócteles son para tomarlos solos, hay determinados tipos de cocinas, como la thai o la india o, incluso, algunas recetas de la japonesa o de la chifa a las que ciertos tipos de combinados les van de perlas. Las cocinas frescas, aromáticas, no pesadas, van, en general, muy bien con muchos tipos de cócteles. Evidentemente, una fabada o un cocido no son fáciles de armonizar con un cóctel. Pero sí que te puedes tomar una tarta Sacher con un Old Fashioned y disfrutar a tutiplén. Así que los cócteles son buenas opciones para tomarlos tanto solos como armonizados».

Más información:

Deja un comentario