Cientos de pisos turísticos se pasan al alquiler tradicional en Madrid por el estado de alarma

"Los propietarios de alquiler turístico están que se tiran por el balcón", reconocen desde las inmobiliarias, que ven cómo está creciendo la oferta de alquiler a largo plazo en un mercado detenido por el coronavirus

Alquileres disponibles en Idealista en la zona de Malasaña - Chueca a finales de marzo de 2020

En las últimas dos semanas, las que llevamos en Madrid con el estado de alarma vigente, cientos de nuevos anuncios han aterrizado en los portales inmobiliarios de alquiler a largo plazo. En Idealista, por ejemplo, su número aumenta cada día, especialmente en el distrito Centro, donde este lunes ofrecían 200 pisos más en alquiler que al principio del confinamiento, un aumento de casi el 10% sobre la normalmente escasa oferta disponible en esta zona en solo quince días (había 2.401) según datos recopilados por Somos Malasaña.

Aunque la tipología de estos nuevos anuncios es variada, la mayoría de los consultados por este periódico responden a un perfil claro: pisos pequeños, amueblados, con ropas de cama y toallas, preparados para estancias muy cortas. Todas las características de una Vivienda de Uso Turístico (VUT), que se han quedado vacías debido a la huida de visitantes por la epidemia de coronavirus y el cierre de fronteras, con una caída brutal del negocio de estos apartamentos.

Anuncios de alquiler de un piso de Jardines 11, en alquiler a largo plazo (izda) y para turistas (dcha) | IDEALISTA / BOOKING

Además, desde el pasado jueves los propietarios de pisos turísticos solo pueden usarlos para alojar a personal indispensable desplazado, lo que está haciendo que muchos prefieran pasarse al alquiler tradicional. Una búsqueda en los portales inmobiliarios lo confirma con casos muy claros: como el de este estudio en la calle Leganitos 29, que se ofrece a 850 euros al mes y, a la vez, en Airbnb se alquila por 39 euros la noche; o el de este piso en la calle Jardines 11, a disponible por 800 euros y que hasta hace poco se podía rentar por días en Booking.

«Se observa cómo la caída del turismo está generando pérdidas para las personas que se dedican de manera profesional al alquiler de viviendas como pisos para turistas», explicaba hace unos días el sociólogo Javier Gil, quien había localizado más anuncios como los que se citan. Su percepción la confirman también desde Apimonteleón, inmobiliaria con más de 30 años de experiencia en Malasaña: «Nos están llamando muchos propietarios de alquiler vacacional», explica María Matas, una de sus socias. Lo hacen para que les comercialicen sus pisos en el mercado a largo plazo, algo que a día de hoy tienen realmente difícil.

Anuncios de alquiler de un piso de Leganitos 29, en alquiler a largo plazo (izda) y para turistas (dcha)

Las inmobiliarias tienen prohibido a día de hoy hacer visitas con los clientes a los inmuebles en alquiler. Y también abrir la oficina para firmar contratos. No se permiten las mudanzas y los notarios solo atienden urgencias. «Los propietarios de alquiler turístico están que se tiran por el balcón, pero no se puede hacer nada, estamos atadas de pies y manos», reconocen. La actividad se reduce a atender consultas por teléfono y publicar anuncios en internet para publicitar las viviendas cuando el mercado vuelva a abrirse. «Firmar un alquiler sobre plano y solo fijándose en las fotos del piso es muy arriesgado, no creemos que haya mucha gente que lo esté haciendo, aunque siempe hay intrépidos», asegura Matas.

La parálisis es total y el mercado ya trabaja con dos escenarios: uno en el que se vuelve a recuperar la normalidad en mayo y otro en el que todo estará parado hasta septiembre. En el primer caso, las pérdidas pueden ser menores tanto para el sector inmobiliario como para el turístico. En el segundo, el desastre puede ser mayúsculo, especialmente en el caso de los propietarios de pisos vacacionales. «La crisis del 2008 fue un paseo en barco al lado de lo que está siendo esto», lamentan desde Apimonteleón. «Todo está parado, no se puede ni hacer una tasación», añaden antes de señalar que si el estado actual provocado por el coronavirus se extiende «seguramente saldrán más pisos de alquiler, lo que es algo bueno porque había escasez».

De piso turístico a renta a largo plazo en la calle Pez

La mayoría de los pisos turísticos abiertos en Madrid operan en la ilegalidad desde que el equipo de Manuela Carmena aprobara una legislación que les obligaba a contar con licencia municipal para llevar a cabo su actividad económica. El 95% de ellos no puede obtenerla porque comparten accesos con el resto de vecinos de los inmuebles que ocupan. Sin embargo, la falta de controles y de una legislación más severa por parte de la Comunidad de Madrid hace que sigan operando sin apenas sanciones y provocando molestias a los residentes habituales.

Pero el estado de alarma por el coronavirus ha cambiado totalmente el día a día de muchos de los vecinos que los padecen. «Estos días son la gloria para estar en casa», explica a este periódico Arantzazu, una vecina de la calle Pez que sufría el trasiego de turistas en cuatro pisos de su bloque y que desde hace dos semanas no ve pasar a ningún turista, algo que no ocurría desde hacía años. Los buzones y las cerraduras ya no aparecen forzadas, no hay jaleo de madrugada y tampoco dejan bolsas de basura tiradas en el portal.

En su caso, los cuatro pisos responden al perfil de los nuevos anuncios que están llegando a los portales inmobiliarios a largo plazo: «Son apartamentos que el más grande no llega a los 50 metros, para vivir una o dos personas, pero metían a seis turistas o más», se queja. Uno de ellos ya se alquila a largo plazo: la primera semana de confinamiento escuchó ruido de maletas y llamó a la policía para denunciar el uso fraudulento del inmueble. Pero a su llegada, los agentes comprobaron que se trataba de una mudanza. Otros tres pisos están el alquiler a día de hoy en su bloque.

¿Tendrá efectos este trasvase y la epidemia del coronavirus sobre los precios de la vivienda? Ningún experto se atreve ni siquiera a esbozar una tendencia ante unas perspectivas sanitarias inciertas. Javier Gil sí que tiene claro qué ha pasado antes: «Este proceso de airbnbización del mercado residencial es una de las causas (pero no la única) de la subida de los precios de los alquileres. Muchísimas familias han sido expulsadas de sus viviendas porque los propietarios las han convertido en pisos para turistas».

A finales de febrero se alquilaban en todo el distrito Centro un total de 7.412 viviendas completas a través de Airbnb, según datos recopilados por Locus, equipo de investigación en la Universidad Politécnica de Madrid. Parte de este mercado se está trasladando, a veces con anuncios un tanto burdos y en la mayoría de ocasiones con frases como «alquiler por semanas o meses», «disponible hasta mayo» o  «solo alquiler de temporada».

A juicio de Gil, los últimos movimientos inmobiliarios solo dejan una cosa clara: «Los especuladores y los multipropietarios tienen dos mercados sobre los que operar:  el del alquiler y el de pisos turísticos. En cada momento y contexto, podrán elegir el que más dinero genere», advierte.

Más información:

Recibe las noticias de Somos Malasaña

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña


Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

16 Comentarios

  1. Vecino

    Mamma mía, como estoy disfrutando leyendo esta noticia. Moríos de asco, sinvergüenzas. Espero que nadie os alquile nada y os lo comáis con patatas, por carroñeros y especuladores 🙂

    Responder
  2. Leo

    En mi edificio siguen los dos apartamentos que hay recibiendo a gente como si nada. Llevo días llamando a la policía y solo dicen que se pasarán, pero nunca lo hacen.

    Responder
    • Oscar

      Los bares también gentrifican, y bien que los usan los antigentrificadores de provincias que vienen a Madrid a «prosperar». Son ellos l, y ese aumento de demanda, los que hacen subir también los precios de alquiler
      Pero en este país los culpables son siempre los otros , naturalmente

      Responder
  3. Gerardo

    Lo que quieren los vagos es que los pisos sean gratis y no se tenga que pagar ni hipotecas ni alquileres, que no exista la propiedad privada como en la URSS, eso si luego todos estos pijos-progres cuandop les digas que tienen que compartir una casa de 50 metros entre 3 familias no querrán y se irán a los chalets de sus papis en Majadahonda y Pozuelo,

    Responder
  4. Pedro

    Ójala cierre este diario que desinforma más que otra cosa. Manuela Carmena puede decir misa si quiere, los pisos turísticos no son de su competencia.

    Responder
    • María

      Vuteros que desean cierres de medios de comunicación. Ese es vuestro nivel. Se ve que anheláis tiempos de dictadura. Sois de la peor calaña y tu comentario lo demuestra.

      Responder
  5. Fernando

    Pues muchos de los propietarios que alquilan las viviendas de uso turístico son particulares que muchos de ellos no han vivido en esa vivienda en su vida. Les importa mucho más el lucro propio que el bienestar de los vecinos
    Cuando ambos pueden ser compatibles gracias al alquiler tradicional.

    Sinceramente por el daño que hacen y el trabajo que lleva a los vecinos y la administración acabar con la actividad.

    Que se jo…

    Responder
  6. Carolina

    Bueno, pues ahora que han puesto muchos pisos en alquiler de larga temporalidad y después que lleváis años con el mismo tema, a ver si muchos de vosotros alquila los pisos, me dá a mí que NO, lo que ahora querreis es que el precio de los alquileres de larga estancia se reduzca un 50% por ley y cuando tampoco los queráis alquilar por 400€ mes querréis que se expropien los pisos a los dueños porque veis a los dueños como unos «perros capitalistas», a ver si os ponéis a trabajar ya de una vez y dejáis de vivir de las subvenciones.

    Responder
    • Mao tenía razón

      Y tú de que vives? De qué trabajas? Ah no, que tú no trabajas, claro, vives de las rentas ajenas: de explotar el trabajo de los demás acaparando necesidades básicas, como la vivienda, y alquilándola a precio de oro a gente que no tiene otra opción. Parasitando la vida de los demás. Y encima tienes los mismísimos de decirnos que no vivamos de subvenciones. Si nuestras subvenciones pagan tus alquileres de explotadora, entonces eres tú la que vives de subvenciones, carroñera.

      La vivienda debería ser un bien común para todos, no para que unos pocos especulen con la vida de los demás. Y lo será cuando tú y todos tus amiguitos explotadores paséis por la guillotina. Al tiempo. Ni olvidamos ni perdonamos.

      Responder
      • victor

        Increíble que tal amenaza de muerte se permita en un foro público, yo soy Carolina y denuncio por amenazas de muerte al usuario «Mao tenia razón».

        En este tipo de comentarios se vé los tipos de personas que defienden ciertas ideologías

        Responder
      • Oscar

        Muy bien «Mao tenía razón». Con gente como tú VOX tiene un gran futuro. Hay otras formas de arguentar y explicar las cosas

        Responder
  7. Juan Blas

    Que se jodan, especuladores que han hecho encarecer brutalmente los alquileres, sin que ningún gobierno pusiera freno a esta especulación. Ahora pobrecitos irán a pedir ayudas a la administración

    Responder
  8. Marta Aguirre

    Por fin algo positivo del coronavirus!!
    Cuanto me alegra!!

    Responder
  9. Votala.drones

    Ayuso ya esta trabajando en ello , dice que se pone» manos a la obra», despúes de escribir el block de Pekas..

    Responder
  10. anton marrutias piragüista

    Ahora «Ajo y agua» especuladores de mierda iros a robar de donde vinisteis. Fondos buitre Alemanes, holandeses y britanicos..que os den y de paso os llevais a la bottella.

    Responder
  11. Toni Lopez

    Pobres especuladores y a los jóvenes que tenemos que invertir más del 70% del sueldo no se nos menciona. Donde está la noticia? Aquí se ve la importancia que se nos da. Cuántas crisis hacen falta para entender que no se debe especular con los bienes de primera necesidad?

    Responder

Deja un comentario