Las cartas de aviso a los infractores de Madrid Central llegarán a finales de mes | Somos Malasaña

Las cartas de aviso a los infractores de Madrid Central llegarán a finales de mes

Las cámaras de control instaladas están ya operativas, pero aún no han empezado a recopilar datos de los vehículos no autorizados con intención de remitirles vía postal su infracción

Cámara de Madrid Central en la salida de Ruiz | SOMOS MALASAÑA

El Gran Hermano de Madrid Central está en marcha desde principios de diciembre. Las 115 cámaras instaladas en el perímetro de esta zona de bajas emisiones ya se encuentran en funcionamiento, pero no será hasta finales de enero -no hay día exacto- cuando alcancen plena operatividad y empiecen a identificar con nombre y apellidos a los conductores de los vehículos que accedan al área restringida sin permiso.

La intención del Ayuntamiento es empezar a enviar cartas de aviso a todos estos infractores a partir de ese momento, informan fuentes del área de Medio Ambiente y Movilidad a Somos Malasaña. A los conductores que hayan entrado a Madrid Central sin estar habilitados para ello les llegará una notificación municipal advirtiéndole de que, en el futuro, será multado si persiste en su infracción. El coste de cada sanción será de 90 euros, pero no se impondrá ninguna al menos hasta el mes de marzo, ya que el Ayuntamiento concederá dos meses de plazo para adaptarse a la norma, que está implantando de forma gradual desde la fecha de su puesta en marcha, el pasado 30 de noviembre.

Las de finales de mes no serán las primeras cartas de aviso que reciban los conductores. El Ayuntamiento ya ha remitido 21 notificaciones a conductores que se saltaron las restricciones y que fueron controlados por los agentes municipales, que durante el mes de diciembre y enero ejercen labores informativas en los accesos a Madrid Central. Se trata de avisos manuales y muy contados. Los que se emitirán desde finales de enero serán mucho más abundantes y formarán parte de la campaña para dar a conocer la nueva área por la que solo pueden circular vehículos autorizados y aquellos que no generan emisiones contaminantes.

Pese a la ausencia de sanciones, los primeros datos de circulación en Madrid muestran que la mayoría de conductores respeta la normativa. Durante las dos primeras semanas se constató un descenso del 30,48% del tráfico en la Gran Vía, el eje principal de la zona de circulación restringida. Las otras dos calles analizadas, Toledo y San Bernardo, también experimentaron descensos del 10% y del 8% respectivamente. Y no se produjo un efecto frontera en los barrios aledaños al área restringida, que registraron menos circulación y también menos coches aparcados en zona azul.

Con la puesta en marcha del sistema de avisos por vía postal también estará disponible el sistema telemático por el que vecinos y asociaciones de comerciantes podrán solicitar permisos puntuales para vehículos de no empadronados. Consulta las guías útiles enlazadas a continuación para ampliar la información sobre este y otros aspectos de la zona de bajas emisiones de Madrid.

Más información:

2 Comentarios

  1. Terence Prieto

    A los primeros que les van a llegar las multas (e importa un pepino si es o no de aviso o de las buenas) es a todas las personas que hacen uso de plaza de parking en la zona, pero no son residentes ya que gracias a la estupenda manera de hacer las cosas, desde el 28 de noviembre y hasta el lunes que viene (si no lo retrasan): no dan posibilidad de poder gestionar las matriculas de los vehículos que gestionan en la app de Madrid Central.

    BRAVO.

    Responder
  2. J

    Lo que falta es poner cámaras en la Plaza Dos de Mayo, en Velarde, Palma, San Vicente y Corredera. Identificar a los grafiteros, a los vende drogas, a los lateros y a los que hacen botellón. Y en dos días se acabaron las tonterías de barrio. En Lavapiés había calles que era imposible transitar sin que te robaran, pusieron camaras y justo en esas calles volvió la paz. Deberían poner cámaras en Malasaña contra los delincuentes

    Responder

Deja un comentario