«Los tesoros del barrio están cerrados a los vecinos»

Iglesias barrocas, tallas del siglo XVII, la colección de pintura del Palacio de Liria o el paraninfo de la Universidad de San Bernardo están vetados al público. Carlos Osorio encabeza una propuesta vecinal que pretende que la Administración garantice el acceso a ese gran patrimonio cultural