Las cámaras multan 42 veces a un residente y abonado del SER en Madrid Central

El afectado, vecino y comerciante de Malasaña, recibió las primeras notificaciones hace un mes. El Ayuntamiento explica que numerosos residentes con permiso del SER no renovado están recibiendo legalmente estas multas

Multas erróneas recibidas por Ignacio L. | SOMOS MALASAÑA

Cuando los funcionarios de la calle Bustamante le dijeron a Ignacio L. que debía al Ayuntamiento 4.000 € en multas, el rostro de este residente y comerciante de Malasaña se quedó blanco. Había acudido a solucionar lo que él creía un error a las oficinas de atención de Madrid Central y casi le da un infarto al comprobar la deuda que había contraído con la administración.

«Me debieron de ver muy mala cara, porque me pidieron que estuviera tranquilo y que me sentara», relata este hostelero cuando recuerda el mal trago que le hizo pasar el sistema de control al área de bajas emisiones. El calvario había comenzado días antes del blancón durante su visita a Bustamante (la oficina municipal de trámites relacionados con Madrid Central), con una simple notificación de Correos que recibió en su restaurante, avisándole de que tenía correo del Ayuntamiento de Madrid pendiente de recoger.

Ignacio cogió el papel y se lo llevó hasta la oficina de la calle Montalbán, para ver lo que le había llegado. Allí comprobaron su nombre y después le dieron un taco con un montón de notificaciones que no había recogido «y nunca me habían llegado», dice. Mientras lo hacía, a otra trabajadora de la oficina le sonó el nombre y llegó con otro taco similar de notificaciones. «En ese momento me miraron como si fuera un conductor kamikaze», explica Ignacio en conversación con Somos Malasaña.

El susto se pasó pronto, porque los funcionarios revisaron su caso en profundidad y le indicaron que no tenía por qué pagar las multas al tener toda su documentación en regla, por lo que serían anuladas. Pero su caso no es el único. Y la mayoría no han tenido una solución tan sencilla.

Multas legales a residentes por no actualizar el SER

«Si le han quitado las multas, ha tenido mucha suerte», explican fuentes del área de Movilidad a Somos Malasaña, además de añadir que numerosos abonados al SER se encuentran en un caso similar: su permiso caducó el pasado 30 de junio y, si no lo han actualizado como exigía la normativa, pueden recibir multas legalmente cada vez que accedan con su coche a Madrid Central. Y legalmente están obligados a pagarlas.

El origen de esta confusión está en la diferencia que estableció el Ayuntamiento entre residentes y abonados del SER. La administración dio de alta automáticamente a todos los residentes que tuvieran un coche a su nombre. Pero no hizo lo mismo con los que tuvieran un vehículo registrado a nombre -por ejemplo- de una empresa, aunque tuvieran en vigor una tarjeta del SER. Para estos últimos el permiso tenía que haber sido renovado antes del 30 de junio según la normativa y, si no lo han hecho aún, pueden haber sido multados en cada uno de los accesos al área restringida.

El Ayuntamiento no comunicó por carta ni otro envío personalizado la obligatoriedad de renovar el SER a todos los conductores afectados, por lo que los afectados por este tipo de infracciones pueden llegar a ser miles. Las sanciones comenzaron a llegar el 8 de julio, ya que la primera semana de julio estuvo en vigor la moratoria de multas que intentó imponer el Ayuntamiento y que acabaron tumbando los tribunales.

Fuentes del consistorio recomiendan a los abonados del SER que aún no hayan renovado su permiso que lo hagan cuanto antes a través de los múltiples canales disponibles (es posible pedir la renovación por internet) y así evitar la imposición de unas multas que, en principio, no tienen intención de retirar. El PSOE ha pedido que se retiren estas multas de forma retroactiva al entender que no hubo comunicación individualizada por escrito y que la información de la web era confusa, aunque el PP no contempla, de momento, esta posibilidad.

Deja un comentario