El Ayuntamiento quiere limitar las barras de degustación: «Pueden generar problemas de convivencia vecinal»

El delegado de Urbanismo anuncia una ordenanza para regularlas y que no existan vías paralelas a la legalización de bares y restaurantes por la puerta de atrás

Establecimiento con licencia de barra de degustación que ejerce en realidad como cafetería

«Tenemos un problema en la ciudad de Madrid». Así de tajante se ha mostrado el delegado de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento, Mariano Fuentes, al admitir en rueda de prensa que el consistorio lleva otorgando durante mucho tiempo licencias de barras de degustación mediante una declaración responsable a comercios que en realidad funcionan como bares o restaurantes encubiertos.

«Se están otorgando licencias mediante declaración responsable en zonas de especial protección acústica», ha explicado como ejemplo sobre las prácticas que se quieren limitar. Fuentes ha aclarado que su área entiende que este tipo de negocios «pueden generar un problema desde el punto de vista de convivencia vecinal».

«Se trata de regularlo y que no existan vías paralelas para legalizar algo que a día de hoy la normativa urbanística no lo permite», ha indicado para luego explicar que el Ayuntamiento creará un «marco jurídico amplio y claro» para que «todos juguemos con las mismas reglas». Algo que ya empezó a hacer el anterior equipo de gobierno con la actual legislación, con decenas de multas en Malasaña.

La abundancia de barras de degustación en barrios como Malasaña, donde existe una Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) que limita la apertura de bares y restaurantes, está facilitando que muchos locales se hostelericen por la puerta de atrás y de forma «encubierta», denuncian desde hace años las asociaciones vecinales y hosteleros de organizaciones como La Viña, que se quejan de la «competencia desleal» que suponen este tipo de negocios.

El Ayuntamiento abre ahora el proceso para modificar la ordenanza de permisos municipales y su intención es que los negocios solo tengan que pedir dos tipos de legalizaciones: la licencia o la declaración responsable, eliminándose la comunicación previa. Es probable que, por las palabras de Fuentes las barras de degustación pasen a necesitar una licencia de funcionamiento y no puedan empezar a ejercer con una declaración responsable, como ocurre ahora.

Los plazos para modificar la ordenanza serán largos y el proceso puede durar unos nueve meses, calculan desde Desarrollo Urbano que trabajan con la fecha de octubre de 2020 para aprobar definitivamente los cambios, de los que todavía se conocen pocos detalles.

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña

Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

1 Comentario

  1. Carlos

    Llevamos oyendo esa canción años, así que no me creo nada. No tienen arrestos para hacerlo.

    Responder

Deja un comentario