Asociaciones de vecinos y plataformas turísticas, en contra del plan para frenar los Airbnb | Somos Malasaña

Asociaciones de vecinos y plataformas turísticas, en contra del plan para frenar los Airbnb

Los vecinos piden proteger aún más el centro mientras que los empresarios de vivienda turística inician una campaña para intentar frenar la normativa del Ayuntamiento

Campaña de Madrid Aloja contra el plan especial aprobado por el Ayuntamiento de Madrid

El plan especial de Ahora Madrid para intentar eliminar «el 95% de los pisos turísticos» ha sido recibido con diferentes reacciones por parte de los actores implicados. Por un lado, las asociaciones de vecinos se mueven entre la «sensación agridulce» de la FRAMV y el «intento de legalización masiva» que critican desde las AAVV del distrito Centro. Las plataformas turísticas todavía guardan silencio. Todas menos una, que ya ha puesto en marcha una campaña para intentar frenar el plan aprobado este jueves.

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) hace una «valoración agridulce». Aunque saluda «que el Ayuntamiento tome cartas en el asunto y se proponga poner coto», por otro lado considera que llega tarde y que es «manifiestamente insuficiente», indica en un comunicado. En el texto reclama que el distrito Centro sea declarado “zona saturada” y se prohíba la apertura de nuevas plazas turísticas de todo tipo.

La FRAMV considera que la proliferación de viviendas turísticas -actualmente hay más de 21.500 anuncios en Madrid-  revela «un clamoroso fallo de los mecanismos de inspección y sanción por parte no solo del Ayuntamiento sino también de la Comunidad de Madrid». Por ello también reclaman «que los servicios de inspección y disciplina urbanística se doten de más recursos humanos, materiales y legales. De otra manera, las normas, sean cuales sean, están abocadas al fracaso», indican. Y, aunque valoran el fichaje de 22 personas para estas labores de inspección por parte del Ayuntamiento, lo consideran escaso.

Tanto la FRAMV como la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos del Distrito Centro de Madrid (que agrupa a los vecinos de barrios como Malasaña, Letras o Lavapiés) critica el «proceso participativo» del que hizo gala el jueves el Ayuntamiento, que consistió en dos mesas redondas a las que se convocó desde Desarrollo Urbano Sostenible a todos los sectores afectados. Además, la coordinadora carga duramente contra el plan especial por considerar que supone «un intento de legalización masiva de una actividad que a todos los efectos no es legal», indica en un comunicado.

Los vecinos de Centro critican que la norma del acceso independiente ya estaba en el actual PGOU de Madrid y recuerdan que, legalmente, cualquier actividad hostelera necesita licencia previa para operar. También echan en cara a Carmena que no haya hecho «absolutamente nada para parar este fenómeno tan agresivo con los residentes». Además creen que «será imposible controlar administrativamente» el límite de 90 días que se establece para los alquileres situados dentro de la economía colaborativa y que no necesitarán licencia. El comunicado llega a pedir en su parte final «la inmediata dimisión del concejal Calvo como responsable del urbanismo de la ciudad de Madrid».

Campaña de los anfitriones contra el plan

En el otro lado, las plataformas y asociaciones de alquiler turístico guardan silencio. Todas menos una, que se ha lanzado a criticar el plan especial de forma abierta. Se trata de Madrid Aloja, una asociación que agrupa a los pequeños y grandes empresarios del negocio de la vivienda turística en la capital.

Aunque no han distribuido un comunicado como tal, en su canal de Twitter han explicado que, en su opinión, si el plan se aprueba definitivamente «se  limitará el turismo y se privará a muchas familias de una fuente de ingresos legítima». Para ello han decidido iniciar una «movilización ciudadana para frenar esta injusticia» a través de una campaña que se agrupa bajo el hastag #Paremoselplan y que cuenta con tuits propagandísticos como este:

Madrid Aloja es, lógicamente, parte interesada, aúna a muchos propietarios que durante el tiempo en el que la falta de legislación al respecto ha estado abonando el campo decidieron que el alquiler turístico podría ser el negocio al que dedicarse profesionalmente e invirtieron en la compra de uno o dos pisos para gestionarlos de esta manera. Sin embargo, la asociación también reúne a quienes se ganan el sueldo gestionando varias viviendas de otros particulares y la cartera de alguno de ellos cuenta con hasta 100 inmuebles. Está claro que la lentitud de las autoridades a la hora de legislar el sector ha animado a que muchos de los hoy miembros de Madrid Aloja se iniciaran en el negocio, pero también es manifiesto que lo hicieron por su cuenta y riesgo, siendo conscientes de que antes o después las autoridades lo regularían.

El Plan Especial de Usos del Hospedaje aprobado el jueves por el Ayuntamiento está ahora en periodo de información pública. El consistorio recogerá alegaciones durante un mes y seguirá el proceso hasta aprobarlo definitivamente en pleno. Su intención es hacerlo antes de que acabe el año y empezar a aplicarlo de forma inmediata.

Más información: