Almeida incentivará en su nuevo plan que vehículos contaminantes accedan a Madrid Central y aparquen más barato

Los coches con etiqueta C, grandes beneficiados con el nuevo plan, deberán tener dos o más ocupantes para poder acceder, pero no se ha especificado ningún método de control telemático para controlarlos. También habrá ayudas para la adquisición de vehículos nuevos a diésel o gasolina

Cartel de Madrid Central, en una de las salidas a Alberto Aguilera | SOMOS MALASAÑA

El nuevo Ayuntamiento acaba de presentar su plan para reducir la contaminación y evitar la multa con la que Bruselas ya ha amenazado a España por mantener altos niveles de polución. Pero lo hará con una batería de medidas que, apodado bajo el nombre de Madrid 360, mantendrá algunas prohibiciones de Madrid Central, relajará otras y recoge subvenciones para electrificar el parque automovilístico y acabar con las calderas de combustión más contaminante.

Los más beneficiados con este nuevo plan son los vehículos con etiqueta C, que funcionan con motores de combustión a gasolina o diésel y que incluye a coches matriculados desde el año 2006. A ellos se les permitirá circular por el área de Madrid Central de forma libre si llevan dos o más personas en su interior. El alcalde, Martínez Almeida, no especificó cómo se efectuarán los controles para controlar que no acceden conductores en solitario y expertos consultados por este periódico indican que podría ser necesarias nuevas instalaciones de software e incluso de cámaras para poder hacerlo de modo telemático con seguridad.

Además, los vehículos con etiqueta C tendrán descuentos del 10% a la hora de estacionar en aparcamientos públicos del distrito Centro y también se reducirá un 20% su cuota al estacionar en zona del Servicio del Estacionamiento Regulado (SER). El plan presentado también habla de dedicar 25 millones de euros de dinero público para sustituir vehículos privados por otros de etiqueta C, además de las ya anunciadas con etiquetas 0 y ECO.

Los 9.000 comercios presentes en Madrid Central tendrán acceso libre con sus vehículos, ya que serán considerados como vecinos, y podrán emitir 20 invitaciones mensuales para sus clientes. También los motoristas tendrán acceso libre más allá de las 22.00 horas, aunque todavía no se ha detallado hasta qué hora podrán permanecer en el área restringida.

Almeida, durante la presentación de Madrid 360, con la boina de contaminación al fondo | AYUNTAMIENTO DE MADRID

El plan presentado por Martínez Almeida y Begoña Villacís incluye algunas medidas para fomentar el uso del transporte público, como el establecimiento de dos líneas de autobuses gratuitas para circular por el distrito Centro, operadas por la EMT. La primera, la línea Cero 1, unirá San Bernardo con la Puerta de Toledo, mientras que la Cero 2 transitará por la Gran Vía, conectando Moncloa y Felipe II.

También se crearán nuevas plazas de aparcamientos: hasta 10.000 destinadas a párkings disuasorios, 5.000 nuevas plazas para residentes o visitantes e implantar un SER en la zona Centro «de alta rotación» donde «las condiciones lo permitan». También se prevé duplicar las plazas de estacionamiento de motocicletas en la ciudad.

El plan detalla más medidas concretas como soterrar la A-5 para facilitar la entrada de vehículos en el centro de Madrid pero no dedica ninguna de ellas a proponer actuaciones para favorecer modos de transporte privados sostenibles como las bicicletas o los patinetes. El plan recoge un genérico «ampliar la red de itinerarios ciclistas», sin aclarar si será con carriles bici segregados o ciclocarriles, y también «aumentar zonas de aparcamiento para bicicletas».

Sí que se recoge que se extenderá Bicimad «más allá de la M-30» aunque no existe un plan de expansión ni un número de estaciones previstas. También se avisa de que se ordenará «el estacionamiento de bicicletas y otros modos personales (patinetes, etc) para evitar
conflictos con los peatones».

«Almeida fulmina Madrid Central»

La Plataforma para la Defensa de Madrid Central se ha apresurado en calificar como «una regresión en la lucha por un aire limpio» las medidas anunciadas por el Ayuntamiento, con las que creen que Almeida «fulmina» Madrid Central. La Plataforma emitirá este martes una valoración técnica de estas medidas, «ante la falta de informes oficiales que justifiquen la propuesta presentada hoy» .

La Plataforma también critica la «improvisación» en la redacción del nuevo plan, «redactado en solo dos meses y sin contar con los organismos técnicos municipales y de participación ciudadana. Una gestión opaca que contrasta con el vigente Plan A, para cuya elaboración se emplearon dos años y contó con el respaldo de informes y modelos predictivos de tráfico y emisiones».

1 Comentario

  1. Almeida cabezón

    No tengo palabras. Menudo hatajo de impresentables
    Cargarse meses de estudio con un estudio de 18000€ y una carretilla de prejuicios… es demencial lo de esta gente.
    Antes esperaba evitar la multa de la UE, ahora la deseo

    Responder

Responder a Almeida cabezón Cancelar respuesta