Molino de Viento y Escorial ensancharán sus microaceras eliminando las plazas de aparcamiento | Somos Malasaña

Molino de Viento y Escorial ensancharán sus microaceras eliminando las plazas de aparcamiento

Cambios inmediatos para dotar a este entorno de accesibilidad suficiente, ensanchando aceras que en algunos tramos sólo medían 50 centímetros

En algunas calles del barrio las aceras son tan estrechas que no merecen ni ese nombre. En la imagen, calle Molino de Viento | SOMOS MALASAÑA

El Ayuntamiento de Madrid suprimirá las plazas de aparcamiento en superficie de las calles Molino de Viento y Escorial y ensanchará sus aceras, tras ser analizada una denuncia presentada por el Gabinete de Accesibilidad Universal y Diseño para Todos en la que se expone «la falta de condiciones de accesibilidad de los itinerarios peatonales» en Molino del Viento, así como la propuesta enviada por el Departamento de Vigilancia de la Circulación por la que se propone «la eliminación de la reserva de estacionamiento de motos situada en Escorial número 12» por invadir el escaso espacio peatonal y dificultar el acceso de los vecinos al portal del citado número.

En la calle Molino del Viento, entre los números 1 y 21, el espacio reservado para aparcar vehículos en la zona de los impares deja un ancho insuficiente de acera, que obliga a los usuarios de sillas de rueda a circular por la calzada. El paso de usuarios sin problemas de movilidad es también complicado, dado que en algunas secciones no hay más de 50 centímetros entre la pared y los estacionamientos. Los anchos en la acera de los pares son también insuficientes.

En rojo, las calles que perderán sus aparcamientos | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Un problema similar se vive en la calle Escorial donde, además, una reserva de estacionamiento para motos invade actualmente la práctica totalidad de la acera y dificulta el acceso de los vecinos del portal número 12 a sus viviendas. Por estos motivos se ha dado el visto bueno a la eliminación del estacionamiento de ambas calles «con el objeto de poder dotar a este entorno de accesibilidad suficiente». Mientras la Subdirección General de Implantación de Movilidad y Transportes suprimirá las plazas de estacionamiento regulado y reservas existentes, la de Limpieza y Equipamientos se hará cargo de sustituir los 68 bolardos que actualmente acotan el ancho libre de aceras por 25 bolardos nuevos que delimitarán el nuevo ancho.

Los cambios están previsto que se realicen de forma inmediata, comenzando los trabajos de adecuación de la nueva situación el próximo martes 21 de mayo. La plataforma vecinal SOS Malasaña denunció hace unos días las dificultades en accesibilidad del barrio, que esta medida pretende paliar, con una actuación similar a la que ya se ejecutó en San Vicente Ferrer y Palma, donde se retiraron los aparcamientos hace más de dos años y se relimitaron con bolardos.

Bolardos que serán retirados en Molino de Viento y Escorial (en rojo)

Además de una mejora en la accesibilidad, la supresión de la zona de estacionamiento permitirá ganar en seguridad y limpieza en estas vías, sobre todo en el caso de Molino de Viento. La minúscula franja de acera en el lado de los impares es aprovechada por toxicómanos para preparar y consumir droga, parapetados entre los coches y la pared. A su vez, numerosos visitantes incívicos realizan en ella tanto aguas menores como mayores a salvo de miradas indiscretas.