Los destinos del Mediterráneo abren sus puertas a cruceristas tras la Covid-19

Tras la desescalada hemos llegado a la fase de volver poco a poco a la normalidad. Pero hay que tener claro que el coronavirus sigue presente entre nosotros, de ahí que se haya que seguir tomando medidas para poder disfrutar de los cruceros a través del Mediterráneo para evitar que los mismos se puedan volver un foco de contagio de la Covid-19

Imagen: Pixabay

Poco a poco las compañías comienzan a ofrecer sus servicios y los clientes comienzan a reservar para disfrutar de un buen crucero. Pero lo que está claro es que, de momento, los cruceros no serán igual a antes de la pandemia. Las compañías de cruceros siguen tomando medidas para que los clientes puedan disfrutar con seguridad.

Bajada de precio

En primer lugar, los cruceros están bajando de precio para atraer la atención de los clientes y así conseguir llevar a más personas en su interior. Eso sí, las compañías han reducido la capacidad máxima para evitar las masificaciones y que el virus se pueda expandir con facilidad.

El objetivo de la bajada de precios es atraer la atención de las personas que buscan un destino de vacaciones y así volver poco a poco a la normalidad. Es verdad que han reducido el aforo, pero también es importante completar el aforo que han destinado para que los viajes salgan rentables a la compañía de cruceros. Para comprobar esa bajada de precios, solo tenemos que visitar Cruceros-Mediterraneo para darnos cuenta de que los mejores por el Mediterráneo han bajado mucho de precio. Muchas personas que el pasado año no podían disfrutar de un crucero, este año se lo pueden permitir. Eso demuestra la bajada importante de los precios.

Reducción de aforo

Otra de las medidas que han tomado las principales compañías de cruceros por el Mediterráneo es la reducción del aforo. No solo se ocupan menos plazas, sino que también se ha reducido el aforo de los principales acontecimientos y de los restaurantes. El objetivo es que no haya tanta gente en contacto y, en caso de haber un infectado, el virus no se distribuya con facilidad. Además, a la hora de entrar a un acontecimiento, restaurante… todos los clientes tienen que hacer cola respetando las distancias de seguridad.

Medidas de seguridad en el acceso

Es verdad que es imposible evitar que el virus pueda entrar en el barco al 100%, pero gracias a las medidas de seguridad es muy complicado que pueda acceder.

Por ejemplo, todas las personas que van a acceder al crucero en primer lugar tienen que pasar un control de temperatura. Si tienen síntomas de tener el virus o tienen fiebre, entonces no se les permitirá el acceso al crucero. Es verdad que la fiebre puede venir dada por muchos motivos, pero si hay fiebre el acceso no está permitido por motivos de seguridad. Incluso la temperatura también se tomará a los pasajeros de manera ocasional para tener todo controlado.

Además, algunas compañías hacen test PCR para tener una mayor seguridad de que los tripulantes como los pasajeros están sanos.

Zona de aislamiento

Todos los cruceros vienen acompañados de una zona de aislamiento que está vacía y solo se usará en caso de que uno o varios pasajeros se vieran afectados por el virus. El objetivo es aislarlos cuanto antes para evitar que puedan seguir contagiando a otros pasajeros.

Por supuesto, el barco va tripulado por médicos especialistas en el virus que se encargarán de dar el mejor tratamiento a los pacientes que puedan tener coronavirus. A esto hay que añadir medidas de seguridad como gafas, mascarillas, trajes de protección para que los profesionales no se vean afectados por el virus y puedan tratar a los pacientes con más seguridad. Todo eso hace que viajar en un crucero sea mucho más seguro que hace unos meses.

Medidas de higiene

Las medidas de higiene están más presentes que nunca. Para conseguirlo, se han contratado a más profesionales para que la higiene esté presente en todos los apartados. Muchos estudios han demostrado que las medidas higiénicas hacen que el virus tenga mucho más complicado expandirse, de ahí que los cruceros apuesten por tomar muchas medidas de higiene.

Esas medidas de higiene no solo se darán en las zonas comunes, sino también se pedirá a los pasajeros que tomen medidas higiénicas como desinfección de las manos. Por regla general, cada pasajero recibe un documento en el cual se le informa de las medidas higiénicas que tendrá que tomar para que todo funcione bien. Y es que hay que recordar que la tripulación no tiene que ser la única responsable de la seguridad, sino que cada pasajero también tendrá que ser responsable. Entre todos se debe conseguir que el virus no se expanda con gran rapidez.

Mascarillas y gel hidroalcohólico

Es verdad que no tenemos que usar mascarilla en todas las zonas, pero sí que es recomendable u obligatorio en las zonas comunes. El objetivo siempre es el de reducir al máximo la propagación del virus en caso de que exista a bordo del crucero. Además, a la hora de acceder a determinadas zonas hay gel hidroalcohólico para la desinfección de las manos.

Otro punto positivo es que el barco no volverá a zarpar hasta que haya sido desinfectado en su totalidad. El objetivo es que si un pasajero tenía el virus no se lo contagie a otros pasajeros que no han viajado con él. Es decir, se desinfecta el crucero cada vez que se usa.

Restaurantes con cambios

Se pensaron diferentes medidas como eliminar el buffet a favor de una carta. Pero al final se ha decidido mantener el buffet, aunque en este caso el pasajero no es el que se sirve, sino que será un profesional el que sirva para evitar que el buffet pueda ser una fuente de contagios. También se apuesta por el buffet con servicio a la mesa y por el servicio de carta, sobre todo para la cena. Siempre se busca que el contacto entre pasajeros sea el justo para reducir el número de personas contagiadas en caso de que haya algún caso.

Pero a pesar de todas esas medidas, o quizá gracias a ellas, nos aseguran que se puede seguir disfrutando al máximo del crucero.

Recibe las noticias de Somos Malasaña

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña


Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

Deja un comentario